La catástrofe del tsunami: Países en crisis

La niñez de las más remotas aldeas pesqueras reciben ayuda

Imagen del UNICEF
© UNICEF Somalia/2005
Una mujer y su hijo sobrevivientes del tsunami

HAFUN, Somalia, 11 de enero de 2005 – Los niños y las niñas de las aldeas pesqueras de Hafun, Gara’g, Bender Beyla y Eyl, en el litoral nordeste de Somalia, están sufriendo las secuelas del tsunami del mes pasado.

La población de las zonas mencionadas incluye aproximadamente 12.000 mujeres y niños de ambos sexos, que, sin excepción, resultaron gravemente afectados. La región más golpeada del África Oriental fue Somalia Oriental, cerca del extremo del “Cuerno”. El tsunami produjo olas gigantescas a lo largo de más de 650 kilómetros de costa, cobrando la vida de, por lo menos, 100 personas.

En Hafun, el maremoto destruyó la mitad de las viviendas y los pobladores quedaron sin agua salubre, alimentos ni servicios de saneamiento. Pero no se han perdido vidas por enfermedades transmitidas por el agua, desnutrición, sarampión o epidemias potencialmente fatales originadas en la crisis. Las personas que perdieron su hogar y que buscaron refugio en la escuela ya fueron reubicadas. La escuela está funcionando nuevamente y están asistiendo cerca de 100 estudiantes.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Somalia/2005
Un niño sostiene suministros entregados por el UNICEF. Su casa en Harfun fue destruida por el tsunami.

“El UNICEF ha suministrado materiales para la construcción de refugios y agua salubre y, en colaboración con la OMS [Organización Mundial de la Salud], ha facilitado equipo médico de emergencia”, dijo Bob McCarthy, Oficial del UNICEF para Emergencias, que visitó Hafun.

Para el UNICEF es prioritario que la niñez tenga acceso al agua salubre. Debido a que las fuentes locales de agua se contaminaron, camiones cisterna transportan agua potable desde un lugar ubicado a 92 kilómetros. “Estamos tomando medidas para garantizar que las aldeas costeras reciban agua apta para el consumo. Cuando las olas arremetieron, los depósitos de agua [para beber, cocinar y bañarse] se contaminaron”, dijo McCarthy. “El objetivo a corto plazo es llevar a Hafun agua salubre en camiones cisterna”.

El UNICEF también está proporcionando asistencia a una población estimada de 4.200 personas en Gara’g y 600 personas en Bandar Beyla. Hasta ahora, el UNICEF ha distribuido mantas, bidones, cubiertas de plástico, equipos de cocina, mosquiteros y jabón, y ha ayudado a depurar con cloro y a cavar letrinas domésticas para evitar brotes de enfermedades transmitidas por el agua, como el cólera.

Esta semana comenzará una campaña contra el sarampión que incluye suministro de vitamina A, para evitar brotes de la enfermedad y fortalecer el sistema inmunológico de los niños.


 

 

Audio (en inglés)

10 de enero de 2005: Bob McCarthy, Oficial del UNICEF para Emergencias, en Hafun, Somalia. McCarthy habla sobre la situación que afronta la niñez de esta devastada aldea pesquera.

Enlaces sobre el tsunami

Búsqueda