China

China solicita suministros de emergencia para contribuir a la recuperación después del terremoto

Imagen del UNICEF
© Reuters
Rescate de un niño entre los escombros de un edificio derrumbado después del terremoto en Dujiangyan, en la provincia de Sichuan.

SICHUAN, China, 15 de mayo de 2008 – Dos días después del mayor terremoto que ha sacudido China en una generación, el Gobierno de este país ayer solicitó oficialmente el apoyo de la comunidad internacional para responder a las necesidades de las familias afectadas.

La lista oficial de muertos se acerca a las 15.000 personas, con 25.000 todavía enterrados y unos 14.000 desaparecidos. La gencia de noticias Xinhua informó que aproximadamente 65.000 personas están heridas en la provincia de Sichuan.

Entre las víctimas del terremoto hay miles de escolares, ya que el seísmo se produjo en pleno día lectivo.

En Sichuan hay alrededor de 12 millones de niños y niñas en edad escolar. Más de 2 millones viven en las gobernaciones más dañadas, según el Oficial de Comunicación de UNICEF Dale Rutstein, que asegura que “ya no es posible mantener la cuenta del número de escuelas y edificios públicos que se han derrumbado, enterrando a muchos niños y adultos bajo los escombros”.

En la ciudad de Juyuan se cree que por lo menos 900 niños y niñas están enterrados entre los escombros de una escuela de enseñanza media.

“La miseria y el trauma de las familias afectadas… crea una situación muy difícil”, dijo Rutstein. “Hay numerosas familias angustiadas. Muchas han perdido a su único hijo. Así que creemos que va a haber que trabajar mucho por algún tiempo”.

Imagen del UNICEF
© Reuters
Unos estudiantes heridos reciben tratamiento médico cerca de las ruinas de un edificio derruido en una escuela primaria del condado de Liangping, después del terremoto que sacudió la municipalidad de Chongqing.

Actividades de rescate a gran escala

Según los servicios de noticias, aviones militares arrojaron hoy por paracaídas suministros de socorro y personal. Varios poblados y pequeñas ciudades estaban completamente destruidos. Informes de la ciudad de Yingxiu indicaban que solamente 2.300 de sus 10.000 residentes están vivos.

El Gobierno ha movilizado más de 100.000 personas para que contribuyan en las tareas de rescate. A fin de llegar a las zonas más afectadas, estos equipos han tenido que andar los últimos kilómetros a pie y en un terreno muy dificultoso.

 En respuesta a la petición de asistencia realizada hoy, la oficina de UNICEF en China está preparando suministros de socorro con un hincapié inicial en los conjuntos de salud, las tiendas de campaña y los materiales para construir refugios, así como en suministros de agua y saneamiento. Se calcula que durante las próximas semanas se necesitarán aproximadamente 5 millones de dólares para responder a las necesidades inmediatas.

Una importante labor interrumpida
“Vamos a tratar de asistir inmediatamente a las personas que están heridas”, dijo Rutstein. “Pero la mayor preocupación que tenemos es que desconocemos la magnitud de la situación. Sichuan es una de las provincias más pobladas de China. También es una de las más pobres. Por eso, nos tememos que la situación sea muy grave”.

Antes del terremoto, la oficina de UNICEF en China había puesto en práctica ampliamente sus programas para la provincia de Sichuan. En los condados más afectados, UNICEF lleva a cabo proyectos de desarrollo de la primera infancia, VIH/SIDA, protección de la infancia y planificación local.

Los fondos generados para la respuesta a este desastre se emplearán sobre todo en la fase temprana de socorro, así como en la recuperación y el desarrollo a largo plazo de las comunidades afectadas por el terremoto.


 

 

Vídeo (en inglés)

13 de mayo de 2008: La corresponsal de UNICEF Elizabeth Kiem informa sobre el dolor de miles de personas después de que el terremoto de China matara a numerosos jóvenes.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda