Bangladesh

Después de la tormenta, los supervivientes del ciclón de Bangladesh atraviesan tiempos difíciles

Imagen del UNICEF: Bangladesh, cyclone
© UNICEF/HQ07-1907/Noorani
Una niña de Bangladesh con cajas de galletas de alto contenido energético que recibió de la ONG Prodipan, que recibe apoyo de UNICEF, en el poblado South Khali del distrito de Bagarhat, una de las zonas más afectadas por el ciclón Sidr.

Por Arifa S. Sharmin

BAGERHAT, Bangladesh, 6 de diciembre de 2007 – Eran cerca de las 12 en el bazar Khuriakhali, un mercado en el subdistrito Sharankhola, de Bagerhat, cuando el equipo de UNICEF llegó después de una larga caminata.

El poblado de Southkhali, arrasado el mes pasado por el Ciclón Sidr, tiene un aspecto fantasmagórico. En medio de la destrucción, sólo una o dos casas de chapa metálica se mantienen todavía en pie. Los pobladores tratan de atravesar las carreteras embarradas y las tierras llenas de grandes huecos donde antes estaban los árboles arrancados a cuajo.

El ciclón Sidr, que golpeó los distritos costeros de Bangladesh el 15 de noviembre, ha sido una de las peores tormentas que se recuerdan. Por lo menos ha causado 3.000 muertes; varios centenares de personas han desaparecido y miles más se han quedado sin hogar.

Nacido durante el ciclón

Alrededor de 100 mujeres con velo han estado esperando en fila con sus hijos toda la mañana para recibir socorro. Hanufa, de 25 años, dice que su hijo nació la noche del 15 de noviembre mientras el ciclón arrasaba el poblado.

Para Hanufa resulta extremadamente difícil poder incluso alimentar a su hija, y a ella misma, una vez al día. “Estoy tratando de amamantar, pero he dejado de lactar y estoy débil y mal alimentada”, dice.

Hanufa perdió su casa y todas sus pertenencias. Está viviendo en un refugio con sus dos hijos. Los voluntarios la ayudaron a recibir su parte de galletas de alto contenido energético BP-5 y un empleado de UNICEF le informa sobre el valor nutritivo de las galletas.

Imagen del UNICEF: Bangladesh, cyclone
© UNICEF/HQ07-1913/Noorani
Parul transporta a su hija, Riya Moni, y un kit de UNICEF para familias en el poblado de Gorjun Bunia, del distrito de Borguna, mientras otra hija, Jasmine, le sigue con una caja de suministros de socorro.

Las familias dependen del socorro
UNICEF está distribuyendo también 10.000 kits para familias entre todos aquellos que han perdido sus posesiones debido al ciclón. Los kits contienen productos básicos del hogar como utensilios para cocina y toallas.

Son muy útiles para mujeres como Parul, otra superviviente del ciclón, cuya familia depende del socorro porque su marido murió cuando la tormenta golpeó el poblado.

“Son productos muy útiles”, dice esta madre de dos niños cuando abre el conjunto. “Tengo un sari y una toalla, y una colcha que los niños pueden utilizar”.

Lugares seguros para los niños

UNICEF está prestando ayuda también para resolver las necesidades psicológicas de los niños y niñas proporcionando más de 40 albergues para aquellos que han sufrido las consecuencias del desastre, y que en algunos casos han quedado huérfanos.

Rumana, de 10 años, perdió a su madre y a tres de sus hermanos durante el ciclón. Sobrevivió refugiándose en una vivienda.

“La noche es muy diferente aquí”, dice su abuela, Rokeya Begum. “Se escucha el sonido de la gente que llora. Rumana olvida a su madre mientras se encuentra en el lugar seguro, pero todas las noches lloraba cuando regresa a casa”.


 

 

Vídeo (en inglés)

6 de diciembre de 2007: El corresponsal de UNICEF Chris Niles informa sobre las actividades de socorro de UNICEF en Bangladesh después de los efectos del ciclón Sidr.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda