Timor-Leste

El canto y los deportes ayudan a los niños y niñas a sobrellevar su situación

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Aniseto (izq.), coordinador de las labores de protección de la niñez, alienta a cantar a los niños y niñas en el campamento de Becora de las Hermanas Canosianas, en Timor-Leste.

Por Tani Ruiz

DILI, Timor-Leste, 27 de junio de 2006 - Los recientes episodios de violencia ocurridos en Timor-Leste han vuelto a abrir las heridas de muchos pobladores. Decenas de miles de habitantes de Timor se vieron obligados a abandonar sus hogares y viven hacinados en campamentos. Dadas esas difíciles condiciones de vida, agravadas por el temor generalizado, los niños, niñas y adolescentes no sólo corren peligro de sufrir traumas psicológicos sino también daños físicos.

En Dili, la capital de Timor, ya funcionan más de 50 campamentos en los que se han refugiado casi 70.000 personas. Prácticamente la mitad de las personas desplazadas está compuesta por niños y niñas.

"Los niños tienen muchos problemas en este campamento", explica Filomena Babo, que forma parte de un equipo de protección de la infancia en uno de los campamentos. "Hay casos de abuso físico, y sospecho que también suceden muchos casos de abuso sexual".

Imagen del UNICEF
© UNICEF Timor-Leste/2006/Ruiz
Los trabajadores de UNICEF transportan a su campamento equipos de recreación suministrados por esa organización.

Voluntarios para la protección de los niños y niñas

Debido a que muchas escuelas aún permanecen cerradas y a que las actividades habituales han sido suspendidas, los niños y jóvenes tienen mucho tiempo libre. Muchos se dedican a distracciones insalubres, como beber y fumar. "Algunos juegan por dinero y hacen apuestas hasta la medianoche. Como hacen mucho ruido, sus padres se enojan y les pegan", comenta la Sra. Babo.

Una parte fundamental de las labores humanitarias que dirige el gobierno y que reciben apoyo de UNICEF, otros organismos de las Naciones Unidas y diversas ONG y organizaciones aliadas consiste en proveer ámbitos que brinden protección a los niños, niñas y jóvenes en los campamentos.

"Una de las primeras medidas que tomamos en forma conjunta consistió en individualizar voluntarios entre los pobladores del campamento para que ayudaran a poner en marcha una serie de actividades para los niños y niñas", explica Johanna Eriksson-Takyo, Oficial de Proyectos de Protección de la Infancia de UNICEF. "Las actividades estructuradas ayudan a reducir las tensiones emocionales de los niños, y les brindan la posibilidad de reír, y también de llorar".

En 22 campamentos se han escogido y capacitado a decenas de coordinadores de las labores de protección de la niñez. Ellos se encargan de reunir a los niños y niñas y de organizarlos, con los medios que tengan a su alcance, para que jueguen, canten, bailen y dibujen.

"Todos los días ayudamos a que los niños y niñas se congreguen, y luego cantamos todos juntos", explica un voluntario en el campamento de Becora, que administran las Hermanas Canosianas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Un niño que resultó herido en la pierna durante los recientes episodios de violencia en Timor-Leste juega con una pelota que recibió con un equipo de recreación de UNICEF.

Distracción de los problemas

Los deportes suelen ser la mejor protección contra los comportamientos destructivos de los adolescentes, y es normal que el deporte favorito sea el fútbol, teniendo en cuenta que se está disputando la Copa Mundial. UNICEF ha distribuido 50 equipos de recreación en 20 de los campamentos localizados en Dili. Cada equipo viene en una caja de metal plateada que contiene pelotas de fútbol, básquetbol y voleibol, además de una pizarra, tizas y una soga de saltar.

"Mi deporte favorito es el fútbol", dice Pedro Pinto, de 10 años de edad, mientras juega con una pelota de un equipo de recreación. "Estoy muy triste por haber tenido que alejarme de mi hogar y mis amigos. Los extraño mucho. Pero aquí me siento seguro".

Resulta muy importante que en las condiciones de hacinamiento en que viven en los campamentos, los niños y niñas se concentren en los juegos y deportes y se distraigan de sus problemas. Para los que sufrieron lesiones y heridas como consecuencia de la violencia, la práctica de los deportes sirve de inspiración para una recuperación física, según el Dr. Glenn Guest, un cirujano australiano que visita los campamentos.

"Una de las cosas que ayuda a esos niños y niñas a recuperarse", afirma el Dr. Guest, "es la motivación a levantarse y empezar a moverse".


 

 

Vídeo (en inglés)

27 de junio de 2006:
Kun Li, corresponsal de UNICEF, informa sobre la manera en que la práctica de deportes ayuda a los niños y niñas de Timor a sobrellevar la vida en los abarrotados campamentos de desplazados.

 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda