RD Congo - País en crisis

Ex niños soldados reclaman su infancia perdida

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ05-0431/LeMoyne
Un niño de 8 años y un ex niño soldado en el dormitorio del centro de desmovilización y reintegración comunitaria del UNICEF en la ciudad de Goma, provincia de Kivi Norte, República Democrática del Congo.

Por Kun Li

KPANDROMA, Distrito de Ituri, RD del Congo, 30 de marzo de 2005 – En un Centro de desmovilización y reintegración comunitaria en Kpandroma que recibe apoyo del UNICEF, niños congoleses, algunos hasta de 8 años de edad, montan una obra para representar la dura prueba por la que pasaron como instrumentos de los grupos armados.

“Tenía que seguir al comandante hasta la línea de combate para llevar balas. Cuando llegamos allí, vi como el comandante disparaba contra la gente”, dijo un ex soldado de 14 años llamado Etienne (que no es su verdadero nombre).

Los 11 niños que participan en la obra llegaron recientemente al centro. Desde septiembre de 2004, más de 2.300 menores de edad –entre ellos 454 niñas–  han sido recibidas en los centros de reintegración apoyados por el UNICEF. Los centros ofrecen atención médica y psicológica a niños y niñas que fueron simplemente secuestrados de sus hogares por milicias armadas. A muchos los obligaron a combatir, mientras otros fueron víctimas de violencia sexual durante su cautiverio.

Particularmente difícil para las niñas secuestradas

Sólo en el distrito de Ituri se cree que 4.000 menores de edad están aún en manos de la milicia. A las niñas secuestradas las obligan a servir de mujeres de los comandantes del ejército. Muchas llegan a quedar embarazadas de sus secuestradores. Para ellas resulta particularmente difícil regresar a sus vidas normales.

“La vida del militar no es buena”, dice Marie (éste no es su verdadero nombre), que ahora vive en el centro de reintegración de Kpandroma.

“Las niñas están realmente traumatizadas”, dijo Sylvain Nzaba, del UNICEF. “Uno puede ver que tienen una mala disposición hacia los muchachos y los hombres”.

Una de las peores crisis humanitarias del mundo es la guerra civil que ya dura siete años en la República Democrática del Congo (RD del Congo) y en la que han muerto más de tres millones de personas desde 1998 y tres millones de niños están sin escolarizar. Se calcula que unos 30.000 niños están asociados con los grupos armados.

En los últimos meses, 800 niños han sido desmovilizados en este centro, en el cual han recibido el cuidado y el apoyo que tanto necesitan para ayudarles a recuperar su infancia perdida.


 

 

Vídeo (en inglés)

30 de marzo de 2005:
Sarah Crowe del UNICEF informa desde un centro de desmovilización y reintegración comunitaria en Kpandroma, RD del Congo, donde ex niños soldados reciben atención médica y psicológica.

Anchura de banda:
baja | alta
(Real player)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda