RD Congo - País en crisis

Millones de personas han tenido que huir de sus hogares debido al conflicto al este de la RD del Congo

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2004/Wedenig
Una madre lava a sus hijos en Bunia, Congo oriental

NUEVA YORK, 16 de diciembre de 2004 – Según varios informes han estallado violentos combates en Kanyabayonga, en la zona oriental de la República Democrática del Congo, una región sacudida por un conflicto que ya dura cinco años. A pesar de la presencia de una misión para el mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, se teme que la violencia pueda empeorar. Alrededor de 2,3 millones de personas en la región han huido de sus casas.

“El conflicto en la RD del Congo lleva ya bastante tiempo, por lo que hay un desplazamiento a gran escala de mujeres, niños y niñas, y de familias enteras”, dijo el jefe de la oficina del UNICEF en Congo oriental, Johannes Wedenik. “Hay gente que ha sido desplazada varias veces, por lo que hay diversas oleadas de desplazamientos. Muchos niños y niñas, y muchas familias, se encuentran en una situación muy difícil desde hace muchos años”.

Durante los últimos seis años, cerca de 4 millones de personas, la mitad de ellos niños y niñas en la primera infancia, han muerto en la RD del Congo como resultado de la violencia, o a causa del hambre y la enfermedad.

La mayoría de los 2,5 millones de personas desplazadas viven con familias de la región, lo que provoca grandes dificultades en materia de recursos. Muchos otros se han reunido en campamentos o se ven obligados a vivir en el bosque. Los alimentos, el agua potable y la vivienda escasean.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2004/Wedenig
Una madre sentada junto a su hijo en Congo oriental

Los niños y las niñas corren peligro de contraer paludismo, enfermedades diarreicas o infecciones respiratorias, aunque una campaña de inmunización a gran escala organizada por el UNICEF ha reducido las consecuencias potencialmente mortales del sarampión.

Y lo que es peor, los niños y los niños se encuentran directamente involucrados en la batalla, ya que componen alrededor de un 30% a un 50% de las fuerzas combatientes en Congo oriental. A los niños se les utiliza como soldados y porteadores, y a las niñas se les obliga a convertirse en sirvientas sexuales de los combatientes. El UNICEF presta apoyo a programas para rehabilitar a los antiguos niños y niñas soldados y reintegrarlos a sus comunidades, y trabaja con todos los bandos para impulsar la desmovilización de los niños y las niñas, pero el proceso es difícil y lleva tiempo.

Solamente un 40% de todos los niños y las niñas de la región están matriculados en la escuela. En algunas zonas, como Kivu Norte, solamente una tercera parte de las niñas van a la escuela. A pesar de estas cifras, se han producido algunos progresos durante el último año, después del que el UNICEF proporcionara materiales escolares e impulsara el pleno acceso de las niñas a la educación. En algunas escuelas se ha producido un aumento de un 40% en la asistencia de las niñas al primer grado, en comparación con el año pasado. 

Los niños y niñas de Congo oriental necesitan seguridad, libertad contra el miedo y asistencia humanitaria sostenida. “Tenemos que exigir a los gobiernos y a la comunidad internacional, a todos aquellos que participan en el conflicto, que cumplan sus promesas para poner fin a este conflicto que está destrozando un país”, dijo Gianfranco Rotigliano, Representante del UNICEF en la RD del Congo.


 

 

Vídeo (en inglés)

16 de diciembre de 2004: La violencia étnica en Congo oriental ha obligado a 2 millones de personas a huir de sus casas

Anchura de banda
baja l alta (Real Player)

Búsqueda