Panorama: Estados Unidos

La innovación y la tecnología como herramientas para eliminar los obstáculos en la educación de las niñas

“Los actos pequeños pueden convertirse en actos importantes, una sola voz puede convertirse en millones de voces, e innovaciones simples pueden ayudar a recorrer un largo camino para eliminar las barreras a la educación de las niñas”. (Video en inglés)  Descarga este vídeo

 

NUEVA YORK, Estados Unidos, 18 de octubre de 2013 – Una radio portátil, que funciona manualmente, recibe textos y trasmite conferencias o exámenes de los maestros a los estudiantes en Sudán del Sur, donde el acceso a Internet es raro y las escuelas se encuentran lejos y es difícil llegar a ellas. En Rwanda, las toallas sanitarias de fibra de plátano, producidas localmente por mujeres para mujeres, son una alternativa a la falta de productos menstruales asequibles y ecológicos, y favorecen que las niñas vayan a la escuela. Y en Uganda, un sistema que utiliza mensajes de texto para conectar a los estudiantes y las escuelas con UNICEF les permite informar sobre la calidad de la educación, la asistencia de los maestros y la violencia en sus escuelas.

Estas son algunas de las novedades que se exhibieron y examinaron en la Sede de UNICEF de Nueva York en el Día Internacional de la Niña. La gran idea es analizar cómo las innovaciones están preparando nuevos caminos en el ámbito educativo, y cómo una serie de perspectivas nuevas y creativas pueden impulsar la educación de las niñas.

“La innovación no es simplemente el uso de nuevas tecnologías. También es encontrar nuevas formas de hacer las cosas”, dijo el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, en el acto para conmemorar el Día. “Creo que la máxima innovación es entrar en la mente de las personas para que piensen de manera diferente. La innovación es la clave para lograr llegar a las niñas que viven en las zonas más desfavorecidos y donde resulta más difícil llegar”.

Ha llegado el momento

Hoy en día, hay más niñas que asisten a la escuela que nunca antes en la historia, pero también hay muchas que todavía no reciben una educación. En 2011, casi 31 millones de niñas en edad de primaria y 34 millones de niñas en edad de secundaria no estaban matriculadas en la escuela.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2013-0861/Antonelli
Freida Pinto, actriz y Embajadora Mundial de Plan International, dice que ha llegado la hora de que quienes han tenido el privilegio de recibir una educación luchen en favor de los millones de niñas que no asisten a la escuela.

Freida Pinto, actriz y embajadora mundial de Plan International, fue la oradora invitada en el acto. “Yo lucho por la educación porque yo lo tuve todo. Recibí una gran educación; recibí un gran apoyo de mi familia”, dice. “Todos tenemos derecho a la educación, y todos lo hemos disfrutado, así que ahora es el momento de luchar en favor de las niñas que no asisten a la escuela”.

Se ha demostrado incluso que un solo año de escuela secundaria para las niñas se corresponde con un aumento considerable de sus ingresos futuros. En general, las niñas que reciben una educación corren un menor riesgo de sufrir casos de violencia sexual, tienen una mayor confianza en sí mismas, se casan más tarde y tienen menos hijos.

“Las niñas ya no pueden esperar; ha llegado su momento, y nuestra obligación es garantizar que tengan una oportunidad y una participación justas para exigir una educación que les resulte valiosa”, dijo Nicholas K. Alipui, Director de Programas de UNICEF.

Hora de asumir el control

En el siglo XXI, cuando el conocimiento y el aprendizaje son claves para el éxito, las niñas que no cuenten con las habilidades necesarias van a perder muchas oportunidades.

Reshma Soujani, fundadora de Girls Who Code, habló sobre la importancia de reducir las lagunas entre los géneros que persisten en el sector de la tecnología. “En los Estados Unidos tenemos 1,4 millones de puestos de trabajo abiertos en el sector relacionado con la informática, pero menos de una tercera parte de nuestra fuerza laboral, y menos del 20% de las mujeres de nuestra plantilla, están preparadas para estos trabajos”, dijo. “Cuando empecé Girls Who Code, la gente me decía que no se puede enseñar a las niñas a codificar: no son lo suficientemente inteligentes, no tiene la capacidad, no tiene la pasión. Nosotros hemos demostrado que estaban equivocados”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2013-0867/Antonelli
Una chica borra una imagen en la cartelera interactiva durante el evento realizado en UNICEF.

UNICEF e Intel también se han asociado en una serie de programas con un objetivo relacionado: utilizar la tecnología para conectar las niñas a nivel mundial y ayudarles a desarrollar ideas e invenciones para construir el mundo tal y como las niñas y las mujeres lo ven.

“Esto es algo muy nuevo, y es una verdadera innovación”, dijo Wendy Hawkins, Directora Ejecutiva de la fundación Intel. “Durante muchas décadas, la innovación ha estado basada en el mundo tal como los hombres lo ven. Ha llegado la hora de que las niñas se hagan cargo”.

Eliminar las barreras

Como gesto simbólico, Plan Internacional confeccionó un mural que mostraba una imagen de unas niñas trabajando en una fábrica. Cuando se borra, la imagen se convierte en una imagen de unas niñas que estudian en un salón de clases. El mural representa las esperanzas y los deseos de millones de niñas que quieren eliminar los obstáculos que les impiden ir a la escuela, que les llevan a casarse demasiado jóvenes, que tienen que aceptar que les digan que no pueden hacer lo mismo que hacen los varones.

“Todos tenemos que trabajar unidos para acabar con los obstáculos, para facilitar que las niñas tengan la educación que merecen”, dijo Nigel Chapman, Director de Plan International. “Los actos pequeños pueden convertirse en actos importantes, una sola voz puede convertirse en millones de voces. Borren un poco de ese mural y todos comenzaremos una jornada simbólica para transformar su futuro, el futuro de esas niñas, y hacer que sus sueños se conviertan en realidad”.


 

 

Fotografía de UNICEF: Cuestiones de género

Búsqueda