Las estrategias del UNICEF para la educación de las niñas

Imagen del UNICEF
© UNICEF/ HQ99-0495/ Horner
Un grupo participa en una clase de sensibilización sobre las minas terrestres patrocinada por el UNICEF. Ex República Yugoslava de Macedonia
El enfoque basado en los derechos. Este enfoque, que está basado en la Convención sobre los Derechos del Niño y en la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, se centra en 125 millones de niños –66 millones de ellos niñas– a los que se les niega el derecho a una enseñanza básica de calidad.

El enfoque multisectorial. Ampliamente probado en décadas de trabajo, este enfoque confirma que las acciones integradas en ámbitos relacionados entre sí dan los mejores resultados educativos en los niños. Por ejemplo, las intervenciones en materia de salud y nutrición mejoran las posibilidades de supervivencia y de pleno desarrollo de los niños, a la vez que contribuyen a unos mejores resultados escolares. Del mismo modo, cuando la escuela proporciona comidas la nutrición mejora, y proporciona un incentivo para que el niño siga asistiendo a la escuela. Asimismo, un suministro adecuado de agua y un saneamiento correcto aumentan la posibilidad de que las niñas y los niños asistan a la escuela y sigan en ella.

“Acompañar” a los países. Esta estrategia se basa en la noción de que algunos países necesitan con frecuenta ayuda adicional a la simple provisión de fondos. A partir de la invitación de un gobierno, el UNICEF participa en el proceso diario de toma de decisiones a fin de garantizar que todos los niños reciben educación, siempre en el respeto de las opciones tomadas por ese país para su propio desarrollo. El UNICEF goza de una posición privilegiada para realizar esta función gracias a su experiencia, su estructura descentralizada y su experiencia en más de 150 países.

Aceleración. Para el año 2005, el UNICEF, en colaboración con decenas de aliados, se ha comprometido a hacer todo lo que esté en su mano para maximizar la matrícula escolar de las niñas en 25 países que se hallan en una situación extremadamente crítica En estos países, el UNICEF está concentrando recursos, intensificando sus intervenciones y colaborando estrechamente con los gobiernos nacionales y con una amplia gama de asociados, con el fin de ayudar a las niñas que no asisten a la escuela.

A la vez, el UNICEF realiza acciones en pro de la infancia a escala mundial y nacional, y campañas de comunicación con el fin de movilizar las expectativas de la población y las medidas políticas, e incrementar el apoyo financiero.

La experiencia adquirida en los próximos tres años se aplicará a la aceleración de la educación de las niñas en otros países, hasta que todos los niños y las niñas del mundo puedan hacer efectivo su derecho a una educación de calidad.

En colaboración con el sector privado, el UNICEF proporciona un impulso adicional a la matriculación escolar de las niñas. A largo plazo, se espera que sus esfuerzos proporcionen avances importantes en la realización plena de las mujeres, la reducción de la pobreza y la obtención de un crecimiento económico equilibrado.

Los actuales programas, entre otros los que lleva a cabo la UNESCO, la Agencia estadounidense para el desarrollo internacional (USAID) y el Banco Mundial, se completarán y potenciarán. Y también se potenciarán las actuales colaboraciones, en la perspectiva de acelerar el progreso de las niñas.


 

 

Español Français

Ensayo fotográfico