Somalia

En Hafun, el sueño de una niña se hace realidad

Imagen del UNICEF
© UNICEF Somalia
Después del tsunami en el Océano Índico, Faduma Farah Aden, de 9 años, vio cómo su sueño de asistir a la escuela se hacía realidad. Su escuela temporal está siendo ahora sustituida por un edificio permanente.

El último informe del UNICEF “Progreso para la Infancia”, dedicado a la paridad entre los géneros y la educación primaria, forma parte de las numerosas actividades que realizan los aliados en la comunidad internacional para garantizar que los niños y las niñas tengan las mismas oportunidades de ir a la escuela. El informe complementa el trabajo de la Iniciativa de las Naciones Unidas para la educación de las niñas y del proyecto Gender Achievement and Prospects in Education (GAP), ambos apoyados por organismos de las Naciones Unidas, gobiernos, países donantes, organizaciones no gubernamentales, la sociedad civil, el sector privado y comunidades y familias. “Progreso para la Infancia” se hará público el 18 de abril de 2005.

Por Alhaji Bah

HAFUN, Somalia, 7 de abril de 2005 – Faduma Farah Aden, de 9 años, siempre quiso ir a la escuela, pero nunca pensó que tendría la oportunidad de hacerlo. Como la mayoría de las niñas de Hafun, una aldea de pescadores del noroeste de Somalia, se había resignado a pasar sus días cuidando las ovejas y yendo a por leña. Esto, sin embargo, cambió el día en que el tsunami del Océano Índico golpeó el litoral de Somalia.

Después del desastre del 26 de diciembre de 2004, el UNICEF apoyó el establecimiento de aulas temporales en Hafun, y la distribución de materiales didácticos, pedagógicos y recreativos, entre ellos los conjuntos “escuela en una  caja” del UNICEF. Después de que sus vidas se vieran perturbadas por el tsunami, se animó a las niñas para que fueran a la escuela. Faduma no dejó pasar la oportunidad.

“Estamos muy agradecidos al UNICEF porque sin ellos yo hubiera estado todos los días cuidando cabras”, dijo Faduma. En Hafun, el número de alumnos matriculados pasó de 50 a 340.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Somalia/2005
Faduma Farah Aden procede de una familia nómada que se estableció en Hafun poco antes del tsunami.

Ahora, gracias al apoyo del UNICEF, un edificio permanente no tardará en reemplazar la escuela temporal. El 6 de abril, Mohamud Muse Hirsi “Adde”, Presidente de la región de Puntland, en el noreste de Somalia, puso en Hafun la simbólica primera piedra en el futuro emplazamiento de una nueva estructura de cuatro aulas. La escuela será lo bastante grande como para albergar a los alumnos de las instalaciones temporales, así como a nuevos alumnos de las aldeas cercanas. Incluirá un patio de recreo, una oficina, un almacén y una sala comunitaria.

Durante la ceremonia, el Presidente prometió que su administración contratará al menos seis maestros para la escuela, y pidió al UNICEF que apoyara la construcción en un futuro próximo de dos aulas adicionales.

Faduma señaló el nuevo emplazamiento y dijo: “Ahí es donde yo solía sacar a pastar a las cabras con mis otras amigas. Cuando nos sentábamos a la sombra de los arbustos, no perdíamos la esperanza de ir a la escuela, y rezábamos para ello. Hoy vamos a la escuela en nuestra propia aldea”.

Hecho realidad un sueño, Faduma tiene otro. Además de una escuela, espera que la aldea tenga pronto un hospital. Quiere ser enfermera, pero sus padres no la dejarán ejercer fuera de la población. Faduma no se arredra. Sabe que los sueños se hacen realidad.


 

 

Búsqueda