Panorama: Níger

La Oficina de UNICEF en el Níger colabora con los jefes tradicionales en pro de la supervivencia de los niños y la educación de las niñas

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
El Gran Jefe Abdou Bala Marafa, uno de los líderes tradicionales más influyentes del Níger, preside la ceremonia de coronación de un nuevo jefe local.

Por Sabine Dolan

MARADI, Níger, 10 de agosto de 2007 – En la región de Tibiri, en la parte meridional del Níger, se lleva cabo la ceremonia de coronación de un jefe local. Preside el solemne evento el Gran Jefe Abdou Bala Marafa, uno de los líderes tradicionales más influyentes del país.

En esta tierra de extrema pobreza, donde las tradiciones están profundamente enraizadas, UNICEF colabora con más de 200 jefes locales en diversas actividades relacionadas con la protección, la supervivencia y el desarrollo de los niños y niñas.

Se trata de una región donde los dirigentes religiosos islámicos y los jefes tradicionales ejercen una profunda influencia en las vidas diarias de los pobladores. Debido a las bajas tasas de alfabetización de la población, esos dirigentes cumplen una función fundamental con respecto a la difusión de los mensajes de contenido social que de otra manera deberían ser transmitidos por métodos más convencionales.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Mariama Mourima, Oficial de Proyectos de la Oficina de UNICEF en el Níger, participa en una campaña de concienciación en una aldea.
La condición de las mujeres y los niños

El día de la coronación, el Gran Jefe realiza una visita a la cercana aldea de Fagagaou, donde participa en las actividades de concienciación acerca de diversos temas importantes, como la inmunización, la higiene y el VIH/SIDA, además del matrimonio adolescente y la educación de las niñas.

“Las actividades de hoy de la campaña de concienciación estuvieron dirigidas a mejorar las condiciones de vida de las mujeres y los niños y niñas”, explica al finalizar la sesión Mariama Mourima, Oficial de Proyectos de la Oficina de UNICEF del Níger. La funcionaria señala también que la situación de las mujeres y los niños y niñas se ve afectada por diversos factores, como:

  • Una de las tasas de fecundidad más altas del mundo, de 7,7 hijos por mujer como promedio.
  • Una elevada tasa de mortalidad materna, del orden de una muerte por cada siete alumbramientos.
  • Profundas disparidades entre los hombres y las mujeres en materia de salud, educación y alfabetización.
Imagen del UNICEF
© UNICEF video
En el Níger, solamente cuatro de cada 10 niñas reciben educación primaria, dos de cada 10 cursan estudios intermedios y apenas tres de cada 100 asisten a establecimientos de educación superior.
El matrimonio adolescente interfiere con la educación

Uno de los aspectos básicos de la estrategia de UNICEF de lucha contra la extrema pobreza en el Níger ha sido la educación de los niños, y especialmente de las niñas en situación de desventaja. Se trata de un país donde las mujeres tienen derechos limitados, lo que se refleja en su escaso nivel de acceso a la educación.

Según la oficna de UNICEF en Níger, en el año escolar 2005 - 06 apenas cuatro de cada 10 niñas asistieron a la escuela primaria, sólo dos de cada 10 cursaron estudios intermedios y apenas tres de cada 100 asistieron a establecimientos de educación superior.

Además en algunos casos, las niñas deben contraer matrimonio a los nueve años de edad, lo que demora o pone fin abruptamente a su educación escolar. Una de las maneras más directas de fomentar la educación de las niñas es mediante la prohibición del matrimonio adolescente. (Aunque la media total de inscripciónes es baja, los niños puntúan un poco mejor en Níger, con aproximadamente el 15 por ciento más de niños que de niñas matriculadas en la escuela primaria y un vacío más amplio en los grados más altos.)

A fin de difundir esos y otros mensajes de importancia en las comunidades más apartadas, del Jefe Marafa organizó las Brigadas de Buena Conducta, constituidas por hombres y mujeres que reciben capacitación especial y que viajan de aldea en aldea brindando información a los pobladores. UNICEF ha suministrado motocicletas para que esos equipos puedan desplazarse con más facilidad por ese territorio desértico y accidentado.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Al fin de una jornada de la campaña de concienciación, los pobladores de la aldea se enfrascan en animadas discusiones y las niñas comienzan a bailar.
La potenciación de las mujeres jóvenes

Al finalizar la jornada de concienciación, los pobladores de la aldea de Fagagaou forman pequeños grupos en los que debaten los temas de la campaña tratados durante el día.

“Hoy se habló del VIH/SIDA, la inscripción de los nacimientos y la educación, tanto de los niños como de las niñas”, explica Sahamatou, una madre que encabeza la asociación de mujeres de la aldea.

Cuando comienza a anochecer, los aldeanos se reúnen alrededor de un grupo musical que animará la velada. Varias niñas sonrientes comienzan a bailar cerca de los músicos. La campaña de concienciación en la que participaron hoy ayudará a potenciar a esas jóvenes, porque ya ha comenzado a cambiar sus vidas.


 

 

Vídeo (en inglés)

Sabine Dolan, corresponsal de UNICEF, informa sobre una campaña de concienciación sobre las cuestiones relacionadas con la supervivencia y el desarrollo de los niños y niñas que se lleva cabo en aldeas de la región meridional del Níger.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda