Mozambique

La iniciativa de las escuelas acogedoras para la infancia hace progresos en Mozambique

DISTRITO DE CHIBUTO, Mozambique, 22 de octubre de 2010 - Phumzile Nkavele tiene 11 años y le gusta ir a la escuela y aprender. Adora también jugar pero sobre todo le encantan sus compañeros de clase y ya ha decidido que irán juntos a la universidad.

VÍDEO (en inglés): El corresponsal de UNICEF, Guy Hubbard, informa sobre una iniciativa de escuelas acogedoras para la infancia en numerosos distritos de Mozambique.  Véalo en RealPlayer

“Pienso que la escuela es importante”, explica “porque a muchas personas les gusta aprender y a mí me gusta aprender y podemos aprender en la escuela y podemos ir a la universidad juntos”.

Sin embargo, para la mayor parte de los niños que viven en el Mozambique rural, la idea de ir a la universidad es un sueño muy lejano. La mayoría de los niños en el Mozambique rural van a escuelas atestadas con profesores inexpertos y a menudo sin aulas. Pese a las tasas de matriculación en la escuela primaria está casi generalizada en el país, la mayoría de los niños abandonan la escuela antes de graduarse. Para Anjana Mangalagiri, Jefa de Educación de UNICEF en Mozambique, la falta de retención escolar es el mayor desafío que afronta la educación del país.

“Si bien podríamos haber alcanzado el 99,2% de la matriculación en la educación primaria, los niños que completan la escuela primaria constituyen todavía menos del 50%, menos del 15% acaba la educación secundaria inferior y menos del 4% completó la educación secundaria superior”.

Mejorar la calidad de la educación

En respuesta a los desafíos de la retención escolar, UNICEF en alianza con el Ministerio de Educación de Mozambique presentó la campaña de las escuelas acogedoras para la infancia en 2006. Con el objetivo de 750 escuelas en 7 distritos del país, la inciativa apunta a mejorar la infraestructura escolar y las instalaciones, las intervenciones de salud y la participación de la comunidad para realzar la calidad de educación, mediante la capacitación del profesorado. El objetivo es conservar en el aula a más de 300.000 niños y niñas en edad de asistir a la escuela primaria hasta que se gradúen.

Phumzile y sus amigos asisten a la escuela EPC 25 de Junho, en el distrito de Chibuto, una de las escuelas objetivo de la iniciativa. Aprenden en aulas, sentados frente a pupitres de madera y tienen libros y bolígrafos. La clase de hoy es de matemáticas y cuando su maestro recita la tabla de multiplicar del siete, la clase repite al unísono. Los maestros aquí han han recibido capacitación en enseñanza y tienen ahora las habilidades y los instrumentos para impartir el conocimiento a sus alumnos.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Un niños escribe en el encerado de una escuela primaria situada en el distrito de Chibuto, Mozambique.

Junto a los materiales y habilidades para la enseñanza, la salud y la higiene son componentes claves del enfoque en este tipo de escuelas. Se han construido letrinas separadas para niños y niñas; sólo esto ya ha tenido repercusión en el número de niñas que abandonan la escuela cuando alcanzan la pubertad. Los maestros han recibido capacitación para reconocer problemas de salud y los paquetes de salud escolares suministran vacunas a los estudiantes, atención dental, oftalmológica y educación sobre salud.

La educación física es también parte del plan de estudios para que los alumnos se mantengan sanos y ganen confianza. Las niñas se imponen en balonvolea y actualmente hasta rompen barreras para ganar a los niños en el fútbol. Los niños también aprenden nuevos juegos y se convierten en los indiscutibles campeones del juego del hula hoop.

La creación de un entorno seguro

A los niños más mayores y con edades comprendidas entre los 10 y los 14 años se los anima a unirse a clubes escolares donde pueden resolver problemas y estar mejor equipados para abordar cuestiones como la violencia, el abuso sexual y el VIH.

Para los niños que han perdido a sus progenitores se brinda apoyo para garantizar que cuentan con uniformes y libros para quedarse en la escuela.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Los niños y niñas del distrito mozambiqueño de Chibuto hacen fila para recibir una vacuna para prevenir enfermedades.

Después de cuatro años, la iniciativa de las escuelas acogedoras para la infancia cosecha ya los resultados deseados, las tasas de abandono escolar han disminuido y las de retención escolar se han elevado. Pedro Elias Macamo, director de la escuela primaria Canhavano, ha visto una marcada diferencia desde la introducción de la iniciativa. Con la mejora de calidad de la educación y las instalaciones, cada vez menos niños abandonan anualmente, lo que significa que la escuela ha tenido que cubrir las necesidades de más niños que quieren más educación.

“Hay definitivamente una mejora en términos de calidad de la educación que se ofrece aquí, incluida la capacidad que la escuela ahora tiene para aceptar a más niños, por ejemplo este año fuimos capaces de introducir el sexto grado, que no teníamos antes y ahora pensamos que estamos listos para introducir el séptimo grado el próximo año, de modo que la toda escuela primaria quedará completa”.

Las tasas de aprobados también se han elevado en los distritos seleccionados, alrededor de 3 veces el promedio nacional. Los niños y niñas como Phumzile y sus amigos consiguen una educación de calidad y son capaces de mirar al futuro.


 

 

Escuelas acogedoras para la infancia

Aprenda más sobre las escuelas acogedoras para la infancia y la educación de calidad

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda