Educación básica e igualdad entre los géneros

Una alianza ayuda a restaurar los servicios públicos en las zonas rurales de Sri Lanka

Por Mervyn Fletcher

TRINCOMALEE, Sri Lanka, 15 de mayo de 2012. El grupo de apoyo a las madres de la aldea realiza su ronda de visitas matutinas. En esta ocasión, el grupo se encuentra con una de las familias más pobres de esta apartada aldea de la región oriental de Sri Lanka.

UNICEF informa sobre una alianza con la Unión Europea en Sri Lanka que mejoran el acceso a servicios públicos vitales, incluidos la atención de la salud, agua y saneamiento; así como educación en las comunidades afectadas por el conflicto.  Véalo en RealPlayer

La familia y las integrantes del grupo comparten su preocupación por la salud de Sujalan, el más pequeño de los tres hijos de Packiyaluxmi. El niño, de dos años de edad, se recupera de la desnutrición grave aguda. Las mujeres del grupo vigilan esa recuperación, verifican su ficha médica y brindan apoyo al niño y la familia. En este caso, las noticias son buenas, ya que Sujalan está mejorando.

El grupo de apoyo a las madres es una de las muchas iniciativas importantes que se pusieron en marcha como resultado de una alianza que establecieron hace tres años la Unión Europea y UNICEF. La alianza cuenta también con el respaldo del Gobierno de Sri Lanka.

Niños y niñas más saludables

El proyecto de la Unión Europea se llama “Ayuda para la población afectada por el conflicto” y está dirigido a aumentar el acceso a los servicios públicos básicos, como los de educación, atención de la salud, suministro de agua potable y saneamiento, por parte de las comunidades que han sufrido desplazamiento debido a los conflictos armados.

La alianza ha hecho posible la organización de más de un centenar de grupos de apoyo a las madres constituidos por voluntarias que conciencian a la población de las aldeas cercanas a Trincomalee sobre la importancia de la nutrición y la salud. La alianza también ha posibilitado que esas voluntarias reciban capacitación en materia de orientación y alimentación.

Imagen del UNICEF
© UNICEF VIDEO
Sujalan (2 años) se recupera de la desnutrición aguda grave al este de Sri Lanka.

“Integrar un grupo de apoyo a las madres me ha resultado muy útil", explica Chandrakumar Kavitha, una de las voluntarias. "En el grupo he aprendido muchas cosas prácticas sobre cómo proteger mi salud. Ésta es una región pobre y muchos de los niños y niñas de esta aldea sufrían enfermedades. Muchas familias no acudían al centro de salud ni alimentaban a los niños de manera saludable. Todo eso ha cambiado y yo siento que he ayudado a que los niños de esta localidad sean más saludables”.

Mejorar la salud y la calidad del agua

En el otro extremo de la aldea, varias parteras tradicionales inician su día de trabajo en el nuevo centro de salud que construyó la alianza de la Unión Europea y UNICEF y que posteriormente fue entregado al gobierno para que se hiciera cargo de su gestión. El centro fue inaugurado en diciembre de 2011 y en el mismo se presta apoyo vital a muchas mujeres embarazadas, como Darshini.

Durante un examen médico prenatal, el personal del centro controla el crecimiento y las pulsaciones del hijo de Darshini. Los trabajadores sanitarios también verifican la presión sanguínea de la embarazada y establecen que tanto ella como la criatura gozan de buena salud.

El nuevo centro también ha beneficiado a los niños y niñas de la región. Las parteras del centro indican que en los últimos 18 meses se ha producido un notable descenso de la incidencia de desnutrición en menores de cinco años.

Imagen del UNICEF
© UNICEF VIDEO
La escuela de Paddilapuram fue reconstruida por "Ayuda para la población afectada por el conflicto", una alianza entre la Unión Europea y UNICEF, el colaboración con el Gobierno de Sri Lanka.

A poca distancia del centro, Komathi, madre de siete hijos, disfruta de otro beneficio, un nuevo pozo de agua potable cerca de su hogar. Hasta hace dos semanas, Komathi debía caminar un kilómetro cada vez que necesitaba agua. El nuevo pozo abastece a su familia y a otras siete familias vecinas, y garantiza que los niños dispongan de agua potable y segura.

La alianza también ha suministrado a la familia de Komathi un nuevo retrete y ha iniciado la construcción de instalaciones que abastecerán de agua corriente a las viviendas de la zona.

Educación para todos

La escuela Paddilapuram se eleva por encima de las demás edificaciones de la aldea. El centro de enseñanza también fue reconstruido gracias a la ayuda de la alianza de UNICEF y la Unión Europea, en colaboración con el gobierno. Las nuevas aulas han hecho posible que la escuela acogiera más estudiantes. Hace un año, el centro tenía 400 alumnos y hoy estudian en él casi 600, un número que probablemente continuará en aumento.

“Ésta es una aldea que ha sufrido los efectos del conflicto y el tsunami”, afirmó Kirupairajah Gowriswaran, oficial de Salud y nutrición de la oficina de UNICEF en Sri Lanka. “Gracias a la alianza de UNICEF y la Unión Europea pudimos invertir en educación, salud pública, alimentación y agua y saneamiento. Todo esto ha traído aparejado el mejoramiento de las vidas de las madres y sus hijos".

La alianza ha aportado más de 9 millones de euros, de los cuales un 15% provino de UNICEF. Los fondos se invirtieron en la construcción de 18 escuelas, 10 centros de salud, el mejoramiento del suministro de agua a miles de familias y la movilización comunitaria en pro de la salud maternoinfantil.


 

 

Alianza de UNICEF y la Unión Europea

Búsqueda