Educación básica e igualdad entre los géneros

El programa Techno Girl enseña conocimientos esenciales a las mujeres jóvenes de Sudáfrica

Imagen del UNICEF
© UNICEF South Africa/2011/Marinovich
Khanyisile ha tenido la suerte de crecer en una familia que considera que la educación es la receta para el éxito.

Por Greg Marinovich y Marisol Gutiérrez

GAUTENG, Sudáfrica, 15 de noviembre de 2011. Sudáfrica tiene una escasez de capacidad en ciencia, tecnología e ingeniería, pero, sorprendentemente, no se ha animado a las niñas del país a abordar estos temas tradicionalmente dominados por los hombres y su desempeño es muchas veces peor en estas esferas en comparación con los varones. Esto contribuye a reducir las oportunidades profesionales –y el potencial de ingresos– que las niñas podrían disfrutar de otra manera. Sin embargo, un dinámico programa llamado Techno Girl está tratando de cambiar la situación.

Por medio del programa Techno Girl, se identifican a mujeres jóvenes en las escuelas de bajos recursos y se les inscribe en una tutoría empresarial e iniciativas de desarrollo de competencias. Esta tutoría profesional les ayuda a ganar confianza y vincula sus clases en la escuela con las destrezas que necesitan para triunfar en el mundo “real” del trabajo.

Cubrir las deficiencias

Cuando era pequeña, Khanyisile Mokele (18 años) escuchaba las historias de su tío, que diseñaba y construía puentes; esto sentó las bases de su ambición de convertirse en el futuro en ingeniera civil. “¡Quiero diseñar mi propio puente!” afirmó enfáticamente. “Los puentes acercan a la gente”.

Hija única, Khanyisile ha tenido la suerte de crecer en una familia que considera que la educación es la receta para el éxito. Con el apoyo y el aliento de sus progenitores siempre se ha sentido motivada para lograr buenos resultados. Las matemáticas y la física no son un problema para Khanyisile.

Imagen del UNICEF
© UNICEF South Africa/2011/Marinovich

Khanyisile ha solicitado su ingreso en la Universidad de Tecnología de Tshwane para estudiar ingeniería civil y ha sido aceptada en espera de sus resultados finales de este año. Lo que tal vez haya sido el último paso en su preparación para el éxito fue su selección y participación entusiasta en el programa Techno Girl. En esta actividad ha practicado las actividades que se realizan en un puesto de trabajo, además de asistir a seminarios conducidos por mujeres de negocios exitosas sobre aspectos importantes aunque olvidados del éxito en el trabajo.

¡Prepararse para el éxito!

El maestro de la escuela M.H Joosub de Lenasia, Burhaan Parbhoo, ha enseñado matemáticas a Khanyisile durante tres años. Es una de sus jóvenes estrellas ya que cinco niñas de la escuela fueron seleccionadas para el programa Techno Girls. El hecho de que dos ya hayan ido a la universidad y otra, Lulama Jajola, sacara las notas máximas en la escuela MH Joosub el año pasado es una prueba tanto del éxito del programa como de la dedicación de maestros como Parbhoo.

“Los factores comunes del éxito en el aprendizaje son el esfuerzo, la dedicación y el trabajo de forma inteligente, así como el interés de la familia en la educación del niño”, dijo.

Resultados positivos

Parbhoo hace hincapié en el papel de los padres y madres para ayudar a los niños a alcanzar su potencial, pero en muchos hogares los padres y madres trabajan y tienen poco tiempo para ayudar con la tarea, y luego están los niños sin padres, que tienen que valerse por sí mismos.

“Una escuela necesita profesores y alumnos dedicados”, explicó. “A pesar de que esta es una de las escuelas más pobres en Lenasia, aquí hemos tenido la tasa más alta de aprobados de 2010, un 93%”.

Aunque ninguna iniciativa aislada puede responsabilizarse de estos excelentes resultados, el programa de Techno Girl sin duda puede presumir de algunos de los éxitos de la escuela. Después de todo, no sólo son las niñas participantes quienes se benefician de las oportunidades. “Cuando estas niñas se exponen a una experiencia de simulación laboral y trabajan durante los días festivos, comparten sus experiencias con los demás niños en la escuela”, dijo un sonriente Parbhoo. “Esto motiva a todo el mundo, lo cual es muy positivo”.

El programa Techno Girl es una es una colaboración entre el Departamento de la Mujer, la niñez y las personas con discapacidad, los sectores público y privado y UNICEF.


 

 

Búsqueda