Educación básica e igualdad entre los géneros

Un nuevo programa gubernamental tiene por objetivo ofrecer enseñanza gratuita para toda la infancia de Haití

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2011/Dormino
Naika Civil (11 años) y Lucien Schnaider están contentos de tener la oportunidad de estudiar en la escuela nacional de Tabarre (Puerto Príncipe). A diferencia de cursos anteriores, ningún estudiante tiene que pagar tasas escolares.

La Alianza mundial para la educación ha brindado apoyo para que más de 19 millones de niños asistan a la escuela por primera vez. Una campaña para renovar el apoyo para estas iniciativas culminará con un acto de compromiso en Copenhague los días 7 y 8 de noviembre. Esta serie de artículos trata de poner de relieve la labor de la Alianza en los preparativos para este acto.

Por Benjamin Steinlechner

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 21 de octubre de 2011. Lucien (11 años) es el único niño de su clase que no luce uniforme. Con su camiseta y sus pantalones tejanos parece fuera de lugar entre la muchedumbre infantil que viste uniformes idénticos de color azul y blanco impecablemente planchados.

"La educación es crucial"

La escuela nacional de Tabarre, un vecindario de Puerto Príncipe próximo al aeropuerto capitalino fue el escenario que escuchó recientemente el anuncio del Presidente de Haití, Michel Martelly, de que 772.000 niños recibirán enseñanza gratuita este curso.

“No he ido a clase durante dos años", afirmó Lucien con una sonrisa. "Hice mi primer curso cuando tenía nueve años en otra escuela pero luego mis padres no pudieron pagar la matrícula escolar y tuve que quedarme en casa".

Muchos progenitores emplean a menudo casi todo su dinero en las tasas escolares de sus hijos, que en el caso de la escuela de Lucien ascienden a un promedio de 450 gourdes: unos 11 dólares estadounidenses. Otros, al igual que los padres de Lucien, simplemente no pueden permitirse enviar a sus hijos a la escuela.

“La educación en crucial para el desarrollo de niños, familias, comunidades y para el futuro de la reconstrucción de Haití", puntualizó Françoise Gruloos-Ackermans, Representante de UNICEF en Haití. "Esta iniciativa del Gobierno haitiano ayudará a miles de niños que nunca antes tuvieron la oportunidad de ir a clase para recibir formación".

Escolarización gratuita

Gracias al nuevo programa gubernamental, muchos estudiantes como Lucien van ahora a la escuela sin coste alguno. El hecho de que sus progenitores todavía no pudieran permitirse comprar un uniforme a él no importa en realidad.

“Estoy simplemente feliz de estar aquí en la escuela y aprender un montón de cosas útiles", afirmó. "Quiero aprender francés porque eso me ayudará a encontrar un buen empleo".

El nuevo programa gubernamental se centra en hacer económicamente viable que todos los niños vayan a la escuela e introducirá la escolarización gratuita en todo el país de manera gradual.

La pobreza es particularmente amarga a las afueras de Puerto Príncipe, donde los empleos escasean y el acceso a los servicios básicos como la enseñanza es difícil y a menudo no está disponible. Este es el motivo por el que la mayoría de los fondos asignados por el Gobierno para el pago de las tasas escolares comenzará inicialmente allí.

No obstante, los niños de Puerto Príncipe como Lucien se benefician de una enseñanza gratuita.

Brindar esperanza a la niñez

A diferencia de cursos anteriores, ninguno de los niños de la escuela nacional de Tabarre tiene que pagar tasas escolares. Nai Ka tiene 11 años y es compañera de clase de Lucien. Al igual que él, no ha asistido a clase en dos años.

“Mis padres están muy orgullosos de que regrese a clase", dijo entusiasmada. "También estoy muy contenta de recibir alimentos todos los días. En casa, a veces pasan dos días antes de poder comer algo".

El Programa Mundial de Alimentos brinda apoyo al programa del Gobierno de Haití con raciones diarias para el almuerzo de los niños.

“Ir a la escuela les devuelve la esperanza a los niños", explicó Jean Francois Lucien, director de la escuela de Tabarre. "Les ayuda a olvidar su díficil y frecuente situación en el hogar y a centrarse en algo completamente distinto y estimulante".


 

 

Búsqueda