Educación básica e igualdad entre los géneros

Los integrantes de la Filarmónica de Berlín defienden los derechos de los niños con discapacidad en Azerbaiyán

Por Rob McBride

BAKÚ, Azerbaiyán, 23 de septiembre de 2011. En su primer viaje sobre el terreno hasta la fecha como Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, la Orquesta Filarmónica de Berlín visitó las orillas del mar Caspio en Bakú (Azerbaiyán) para defender los derechos de los niños con discapacidad.

VÍDEO (en inglés): Rob McBride, corresponsal de UNICEF, informa sobre la buena voluntad musical exhibida por los integrantes de la Filarmónica de Berlín hacia los niños con discapacidad en Azerbaiyán.  Véalo en RealPlayer

La banda, integrada por Mor Biron (contrabajo), Phillipp Bohnen (violinista), Christoph Hartmann (oboe) and Clemens Weigel (violonchelo), toca a menudo en conjunto y agrada habitualmente a públicos internacionales. Actualmente, la música dulce de sus tensadas cuerdas ayuda a los niños más marginados y estigmatizados.

La desigualdad de la discapacidad

La visita de los músicos se programó para coincidir con la inauguración de una conferencia internacional centrada en las necesidades de los niños con discapacidad. La sesión de una jornada reunió a 200 participantes de 12 países y fue organizada por UNICEF, el Gobierno azerí y la fundación Heydar Aliyev, con el objetivo de alentar la detección precoz y la prestación de educación integradora, atención médica y servicios sociales a millones de niños con discapacidad.

“En esta parte del mundo en particular, existe una tradición consistente en dejar al niño en manos en una institución estatal cuando hay cualquier problema", afirmó Mark Hereward, Representante de UNICEF en Azerbaiyán, "en vez de permitir que los servicios de la comunidad ayuden a la familia a tener el niño en casa".

En su aportación al debate, la Asesora Superior de UNICEF para los niños con discapacidad, Rosangela Berman-Bieler, señaló la desigualdad de la discapacidad en su discurso durante el encuentro.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2011/Azerbijan/Pirozzi
El director de la Orquesta Sinfónica del Estado de Azerbaiyán, Rauf Abdullayev, durante un concierto benéfico celebrado en Bakú el 20 de septiembre de 2011, con los invitados especiales: Clemens Weigel (chelo), Mor Biron (contrabajo) y Christoph Hartmann (oboe).

“La discapacidad es una relación entre la minusvalía que alguien padece y la sociedad que no se adapta a las necesidades de todos", expuso. "Si no (tienes una rampa de acceso), te quedas segregado en casa y sin derechos, sin participar en absoluto".

"Un derecho, no un lujo"

Durante la sesión, los delegados escucharon un discurso televisado del mundialmente afamado director de la Filarmónica de Berlín, Sir Simon Rattle. "Nosotros, naturalmente, queremos llegar hasta todas las personas del mundo con nuestra música", comentó Sir Simon. "Creemos que es un derecho, no un lujo".

La Filarmónica de Berlín es Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF desde 2007 y brinda activamente su apoyo a UNICEF, de manera más notable cuando dio un concierto de ayuda por el terremoto ocurrido en 2010 en Haití y el maremoto en Japón a principios de este año.

Este viaje, en cambio, fue la primera ocasión en que se envió a un pequeño grupo de músicos sobre el terreno para brindar apoyo a UNICEF en su labor. La velada de la conferencia fue testigo de la actuación del cuarteto compuesto por la Orquesta Sinfónica Nacional de Azerbaiyán, celebrada en la sala de música de cámara y órgano, situada en una antigua iglesia restaurada de la capital azerbaiyana. El concierto, en el que se interpretaron obras de Mozart y Haydn, fue claramente un éxito marcado por la ovación en pie del público.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2011/Azerbijan/Pirozzi
Christoph Hartmann (oboist) plays an impromptu duet with Soltan Samadov, 15, on the traditional Azeri guitar while Mor Biron (holding the bassoon and microphone) smiles.

“Es fantástico llevar nuestra música a Azerbaiyán", afirmó Christoph Hartmann (oboe). "Quizás nuestra música pueda contribuir a concienciar acerca de los niños con discapacidad y si podemos aportar un granito con nuestra música, sería genial".

Todas las personas tienen habilidades

Durante la visita, la banda conoció numerosas instituciones que atienden las necesidades de los niños con discapacidad de Azerbaiyán, incluida la escuela para niños con necesidades especiales, que se ocupa principalemente de alumnos internos, la mayoría de los cuales son invidentes parciales o totales. La escuela pone gran énfasis en el poder de la música y los músicos de la Filarmónica participaron en un concierto espontáneo con los virtuosos de la escuela.

Un momento destacado de la visita fue la cita en uno de los centros de día Mushviq. Nombrado en honor del hijo de su fundador -Valida Abbasova- que nació con incapacidad para caminar, el centro brinda una cantidad impresionante de apoyo físico, mental y emocional a los niños con discapacidad y a sus familias. Actualmetne existen tres centros: los únicos lugares de esas características en el país donde los niños pueden recibir atención de calidad durante todo el día y regresar posteriormente con sus familias.

Mark Hereward resumió la repercusión de esta visita en un comentario sobre la igualdad que decía: "Ud. puede ser la famosa Filarmónica de Berlín, puede ser un niño con discapacidad en una institución, pero todas las personas nacen iguales, todas tienen habilidades que no conocen límite".

 


 

 

Búsqueda