Educación básica e igualdad entre los géneros

Lograr la igualdad por medio del desarrollo en la primera infancia

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2011/South Africa/Eisenstein
Thandeka Sqoko walks her 2 children to a local early childhood development centre, in Mdantsane, South Africa.

Por James Elder

MDANTSANE, Sudáfrica, 23 de septiembre de 2011. Thandeka Sqoko, que con apenas 19 años ya es madre de dos hijos, vive en la casa de dos habitaciones de su novio, con sus padres y cuatro hermanos. Su propia madre la echó de casa cuando se quedó embarazada. La jornada de Thandeka termina a las 11 de la noche, tras 18 horas  de trabajo. Mucho antes de la salida del sol arregla a sus dos bebés, prepara el desayuno y limpia la casa. De camino a la escuela, deja a su hija de un mes, Ithandile, y al de dos años, Lethokuhle, en una guardería.

Durante todo el día, los empleados de la guardería estimulan, alimentan, enseñan y cuidan a Ithandile y Lethokuhle. Además, el centro ofrece a las madres jóvenes como Thandeka información esencial sobre nutrición y atención de la salud de sus bebés. “Sin este lugar, mi vida se acabaría”, dijo Thandeka.

Invertir en igualdad

No es sólo Thandeka desde East London (Sudáfrica) quien asegura todo esto. La revista médica más conocida del mundo (The Lancet) en Londres (Reino Unido) dice lo mismo: la primera infancia es el momento más efectivo y rentable en el que intervenir para corregir las desigualdades y romper el ciclo intergeneracional de la pobreza.

En 2007, The Lancet informó que más de 200 millones de niños menores de 5 años no alcanzaban su potencial de desarrollo debido a una serie de riesgos que se podían evitar, entre ellos la pobreza, la desnutrición y la falta de estímulo intelectual.

Este nuevo informe, publicado el 23 de septiembre por el Grupo de desarrollo infantil con el apoyo de UNICEF, analiza nuevas pruebas sobre las causas de la desigualdad en el desarrollo del niño, evalúa la eficacia de las intervenciones actuales sobre el desarrollo en la primera infancia y calcula el costo que significaría no invertir en el potencial de desarrollo de los niños y niñas desfavorecidos. La cifra es de cientos de miles de millones de dólares. El rostro humano de este análisis de los costes es aún más desolador.

VÍDEO: En la última década han salido a la luz pruebas convincentes sobre la importancia y las repercusiones de los primeros años en el futuro del niño.

Los niños pobres están especialmente amenazados debido a que los riesgos suelen ocurrir juntos y tienen un efecto acumulativo. “Las desigualdades en los países de bajos y medianos ingresos se establecen en la infancia y contribuyen a una desigualdad para toda la vida”, concluyeron los investigadores. Solamente uno de una serie de riesgos podría perjudicar gravemente a un niño, pero cuando se producen en combinación y se acumulan en el tiempo a partir de la primera infancia –o incluso antes del nacimiento–son capaces sin ninguna duda de afectar gravemente las posibilidades futuras de los niños afectados.

Comenzar pronto

Sin embargo, el nuevo informe también ofrece respuestas de alta repercusión y al mismo tiempo rentables. Según el informe, la mejor época, y la más eficaz con respecto a sus costos para evitar las desigualdades, es la etapa prenatal y los primeros años de vida.

“Los programas para la primera infancia en los centros de educación y los programas de tipos diferentes para la crianza de los hijos, tales como las sesiones de grupo o las visitas a los hogares, han demostrado ser muy eficaces”, subrayó el Dr. Nurper Ulkuer, jefe de Desarrollo de la primera infancia de UNICEF,. “Y los mejores programas de crianza de los hijos deben estar vinculados con un sistema de salud, un programa de nutrición, o un proyecto de desarrollo de la comunidad”.

Los estudios demostraron de manera uniforme la relación entre la lactancia materna y unas mejores calificaciones escolares y un mayor coeficiente intelectual, mientras que los esquemas de transferencia condicional de dinero en efectivo y los medios educativos son también herramientas importantes en la lucha por el desarrollo infantil.

VÍDEO: ¿Cuáles son las experiencias del niño en sus primeros cinco años que configuran de manera esencial su infancia, su juventud y su vida adulta? A continuación, un breve anticipo de algunos de los datos concretos que justifican por qué tenemos que actuar ahora para salvaguardar el futuro de los niños.

“Tenemos una oportunidad fantástica”, explicó Dr. Richard Horton, editor en jefe de The Lancet,. “Tenemos la ciencia y la evidencia para demostrar que podemos marcar una diferencia. Tenemos que trabajar en todos los sectores para poder integrar los servicios en lo referente al aprendizaje precoz , salud, nutrición, reducción de la pobreza”.

Es hora de actuar

A pesar de la actual situación de incertidumbre financiera mundial, el informe es claro: los gobiernos y los donantes no pueden permitirse el lujo de no invertir en la primera infancia y en los padres y madres de todo el mundo en desarrollo. El informe concluye que el beneficio económico del desarrollo en la primera infancia puede dar un rendimiento 17 veces mayor a la inversión si en el país se incrementa la matriculación en la primera infancia en un 50%.

Puede que Thandeka no tenga esos datos delante pero tiene la experiencia de ver crecer y aprender a sus hijos. Los mensajes son los mismos. El momento de actuar es ahora.


 

 

Búsqueda