UNICEF en situaciones de emergencia

Después de las inundaciones, UNICEF apoya las escuelas provisionales para los niños y niñas de Punjab (Pakistán)

La crisis de las inundaciones en Pakistán un año después

Los niños y las familias siguen tratando de superar la situación y de rehacer sus vidas un año después de las catastróficas inundaciones monzónicas que golpearon Pakistán. Este texto forma parte de una serie de artículos sobre su situación, un año después.

Por A. Sami Malik

PUNJAB, Pakistán, 3 de agosto de 2011. “Antes de las inundaciones, este pueblo tenía una escuela Masjid [mezquita] de una sola aula. La mayoría de los niños se sentaban bajo un árbol. Ahora tenemos esta hermosa escuela, y a los niños les encanta”, dice Mukhtar Ahmad, director de la escuela primaria estatal del poblado de  Mullanwala, situada en el distrito de Muzaffargarh, en la provincia de Punjab en Pakistán.

VÍDEO (en inglés): UNICEF informa sobre las escuelas provisionales que están cambiando la vida de los niños en varias zonas de la provincia de Punjab afectadas por las grandes inundaciones monzónicas que se produjeron en Pakistán en 2010.  Véalo en RealPlayer

 

“El agua de las inundaciones nos dejó sin nada, pero dio a nuestros niños la oportunidad de recibir una mejor educación”, añade.

Las inundaciones sin precedentes del año pasado en Pakistán obligaron a la mayoría de la población de Mullanwala a trasladarse a zonas más seguras. Cuando las aguas se retiraron y las personas regresaron, descubrieron que no había una sola estructura en el pueblo que se mantuviera en pie, ni siquiera la única aula de la escuela Masjid.

A medida que los residentes de Mullanwala comenzaron la reconstrucción, UNICEF y su aliado en la ejecución, la Sociedad Jahandad para el desarrollo comunitario (JSCD por sus siglas en inglés), establecieron en la aldea un centro temporal de aprendizaje en una tienda de campaña. El Departamento de Educación de Punjab concedió al centro el estatuto de escuela primaria estatal y la matriculación pronto superó los 200 alumnos.

El enfoque “acogedor para la infancia”

Ahora, un año después de las inundaciones, el centro se ha convertido en una escuela provisional ubicada en edificios semipermanentes. Como parte de su iniciativa para mejorar rápidamente los servicios de educación dirigidos a los niños afectados por las inundaciones en Pakistán, UNICEF se propone construir 500 escuelas provisionales de este tipo en Punjab para diciembre de 2011. De hecho, el proceso ya está en marcha.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2011/Sami
Shahbaz, de 11 años, resuelve una ecuación matemática mientras el director Mukhtar Ahmed le observa en la escuela provisional de la aldea de Mullanwala, situada en el distrito de Muzaffargarh, una zona afectada por las inundaciones de la provincia de Punjab (Pakistán).

La escuela de transición de Mullanwala tiene todos los elementos esenciales, incluidos agua potable y saneamiento, material escolar y material didáctico. Sus profesores utilizan un enfoque de la enseñanza “acogedor para la infancia”, que tiene en cuenta las necesidades del niño en su totalidad, incluidas las cuestiones relacionadas con la protección, la recreación, el agua potable y el saneamiento, y mucho más.

Promovido por UNICEF y el Gobierno de Punjab, este enfoque ha generado un aumento sustancial de la matriculación. La escuela primaria estatal de Mullanwala cuenta con más de 360 estudiantes, muchos de los cuales nunca habían estado en una escuela apropiada antes de las inundaciones.

“Agradecemos a UNICEF”

Shahbaz,  estudiante de 11 años en el tercer grado, es uno de ellos. Después de haber recibido una educación no oficial en la escuela Masjid, recibió por primera vez una enseñanza oficial en el centro respaldado por UNICEF en Mullanwala.  

“Antes de las inundaciones, solía ir a una escuela que tenía una sola aula”, recuerda Shahbaz. “Cuando vinieron los torrentes, nos trasladamos a un terreno alto en Muzaffargarh. Cuando regresamos después de las inundaciones, la escuela había quedado destruida. Luego estuvimos en una escuela en una tienda de campaña, y recibimos libros, carteras y todo lo demás. Más tarde, construyeron este edificio de la escuela”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2011/Sami
Shahbaz, estudiante de tercer grado, lee un libro de texto en la escuela primaria estatal de Mullanwala, que recibe apoyo de UNICEF en la provincia de Punjab (Pakistán).

Shahbaz añade: “Estamos recibiendo una buena educación y estamos muy contentos. Agradecemos a UNICEF todo esto”.

“El centro del aprendizaje”

Hina Farooq, coordinadora del proyecto JSCD, ha estado involucrada en el proyecto de las escuelas provisionales desde septiembre de 2010. Está orgullosa de lo que se ha logrado.

“La escuela primaria estatal de Mullanwala es más que una escuela primaria. Es el centro mismo del aprendizaje. Con el apoyo de UNICEF, se ha introducido el concepto de ‘escolarización acogedora para la infancia’ entre los estudiantes, los profesores y los miembros de la comunidad”, expone Farooq.

“La enseñanza sin el castigo corporal es algo nuevo en este entorno”, señala. “Ya que los niños no reciben palizas en la escuela, los padres también están aprendiendo que el castigo físico es perjudicial para la educación del niño”.

Prototipo del éxito

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2011/Sami
Shahbaz bebe agua de una bomba de mano instalada por UNICEF en su escuela, en uno de los distritos afectados por las inundaciones de la provincia de Punjab (Pakistán). El abastecimiento de agua potable segura y de saneamiento adecuado forma parte del planteamiento de las “escuelas acogedoras para la infancia”.

Farooq explica que la educación preescolar en la escuela provisional de Mullanwala prepara a los niños de tres a cinco años de edad para una educación oficial. Grupos de jóvenes integrados por niños y niñas adolescentes ayudan con la gestión escolar y animan a los progenitores de Mullanwala y de los pueblos de los alrededores a que envíen a la escuela a sus hijos en edad escolar primaria.

El Oficial de Educación de UNICEF, Yasir Arafat, considera que la escuela de Mullanwala es un verdadero prototipo.

“Esta escuela es un gran ejemplo para repetirlo en otras zonas afectadas por las inundaciones”, dice. “Ha motivado a toda la comunidad en favor de la educación. El aumento en la matriculación nos ha convencido que debemos construir dos nuevas aulas aquí. Los trabajos comenzarán en breve”.

Arafat dice que el Departamento Provincial de Educación también ha nombrado a otro maestro para trabajar en la escuela provisional de Mullanwala.


 

 

Búsqueda