Educación básica e igualdad entre los géneros

Casi 6.000 personas completan una carrera de recaudación de fondos para promover la educación para todos en Argentina

Imagen del UNICEF
© UNICEF Argentina/2011
Los estudiantes dieron comienzo a la "Carrera por la educación" en Buenos Aires, Argentina.

BUENOS AIRES, Argentina, 31 de marzo de 2011. Casi 6.000 personas participaron en la cuarta edición anual de la "Carrera por la educación" a principios de mes, logrando así un nuevo record de asistencia para mostrar su apoyo a la educación de calidad destinada a todos los niños y niñas de Argentina.

La carrera, organizada por UNICEF, tiene por objetivo crear conciencia sobre los derechos del niño a la educación y movilizar a las familias para obtener apoyo. En la actualidad, el 20% de la infancia en las zonas de bajos ingresos no cursa estudios y el 16% de los niños en edad escolar abandona las clases.

El derecho a aprender

“Queremos garantizar que los niños no sólo van a la escuela sino que también acaben sus estudios", afirmó Andrés Franco, Representante de UNICEF en Argentina. "Lo más importante es que aprendan".

 

Imagen del UNICEF
© UNICEF Argentina/2011
María O'Donnell y Marcelo Zlotogwiazda, reputados periodistas, participan en la "Carrera por la educación" celebrada a principios de marzo en Buenos Aires, Argentina. O'Donnell ha corrido en las cuatro ediciones anuales de la carrera junto con sus hijos.

Con la carrera casi se recaudaron 120.000 dólares estadounidenses que se emplearán en beneficio de más de 500 escuelas en zonas rurales del país. Los fondos se destinarán a financiar un proyecto en el que los estudiantes, las familias y el profesorado trabajarán juntos para autoevaluar la calidad de la educación y establecer un plan para mejorarla.

Experiencias anteriores muestran que este proyecto es eficiente a la hora de crear en las escuelas una cultura de democracia y evaluación.

Los Bosques de Palermo, un inmenso parque de Buenos Aires, se llenaron de corredores de todas las edades la mañana de la carrera, luciendo camisetas naranjas y entre los que se contaban periodistas, funcionarios gubernamentales y celebridades.

El Embajador Nacional de UNICEF, Julián Weich, presentó el acto y rogó a los corredores que hicieran "de esta carrera la mejor carrera del año". Antes de que la competición iniciase, habló asimismo acerca de la meta final de UNICEF por garantizar que todos los niños asistan a la escuela y completen sus estudios.

Unos participantes entusiastas

El comienzo de la carrera dio su pistoletazo de salida con los estudiantes que cubrieron los primeros 50 metros del recorrido llenos de entusiasmo y entre los aplausos y vítores de los espectadores.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Argentina/2011
Una gran muchedumbre acudió a la "Carrera por la educación" en Buenos Aires, Argentina.

“Fue buenísimo", comentó la corredora de 11 años Victoria Tapia. "Esta carrera es genial porque la educación es importante para conseguir un buen trabajo en el futuro".

Los participantes podían elegir entre correr tres o siete kilómetros y a lo largo del recorrido completaban simbólicamente el ciclo educativo desde el primer curso hasta la línea de meta que representaba la graduación.

Mery Adriázola, partícipó a sus 71 años en la carrera de siete kilómetros. Manifestó que era un modo estupendo de mantenerse en forma y contribuir al mismo tiempo a una cuestión importante. "He sido corredora durante 22 años y poder participar por una buena causa como la educación es una oportunidad para ayudar a la gente", dijo Adriázola.

Numerosas familias también participaron, incluidos Valentín Jiménez, de 9 años de edad, y su padre, Ricky Jiménez. Para ellos, correr juntos ha sido un modo de trabajar en pos de un objetivo personal y colectivo. "Nemos entrenado mucho juntos y esta es la primera vez que él va a correr siete kilómetros", comentó Ricky antes de la carrera.

Su entrenamiento intensivo dio resultados pues ambos, padre e hijo, completaron la "Carrera por la educación" en 40 minutos.


 

 

Búsqueda