Educación básica e igualdad entre los géneros

La historia de Jean: La fe de una adolescente en la educación constituye una esperanza en Haití

La edición del “Estado mundial de la infancia” de 2011 de UNICEF se titula: “La adolescencia: una época de oportunidades”. Con más de 1.000 millones de personas entre los 10 y los 19 años, esta serie de historias, ensayos y documentales de audio y vídeo se centra en el desarrollo y los derechos humanos de los adolescentes, al tiempo que busca acelerar y elevar su lucha contra la pobreza, la desigualdad y la discriminación por razones de género. A continuación uno de los ensayos.

Por Thomas Nybo

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 25 de febrero de 2011. Cuando conocimos aquí a Jean Bernite, justo seis semanas después del terremoto, estaba viviendo bajo una carpa con otros cuatro miembros de la familia. Ya no iba a la escuela pero estaba deseando regresar a las clases.

VÍDEO: El corresponsal de UNICEF Pedro Bujalance Andrés ofrece una información actualizada de la vida y formación de Jean Bernite, de 19 años de edad, quien expresa sus esperanzas y preocupaciones sobre el futuro de Haití después de haber transcurrido más de un año desde el terremoto que asoló el país.  Véalo en RealPlayer

El mes pasado, a punto de cumplirse el primer aniversario del terremoto, fuimos a buscar a Jean para ver si le habían afectado, y de qué manera, los efectos de la recuperación del país. La encontramos en Sainte-Thérèse, el mismo campamento temporal en el barrio de Pétionville en Puerto Príncipe.

“Mi situación se ha estabilizado”, dijo Jean, que ahora tiene 19 años. “Cuando ocurrió el terremoto yo estaba en el instituto pero dejé los estudios para poder trabajar como voluntaria y ayudar a los supervivientes del terremoto. Después de un tiempo, mis amigos me aconsejaron que volviera a la escuela y les hice caso. Regresé a la escuela y ahora estoy terminando mi último año de enseñanza media”.

Hacia una vida mejor

Mientras hablábamos con Jean, ella seguía sin titubeos con su serie habitual de actividades diarias. Sus días son largos y llenos de incertidumbre. Sin embargo, sigue increíblemente feliz y optimista, en parte gracias a su fe en la educación como el principal medio para construir una vida mejor.

“Si tuviera que elegir dos cosas importantes de mi vida que me encantaría cambiar, una sería la posibilidad de ir a la universidad, y no lo digo sólo por mí sino por todos los jóvenes haitianos que han terminado la enseñanza media y no pueden hacerlo”, dijo Jean. “La otra, que después de la universidad, me gustaría encontrar un buen trabajo”.

Imagen del UNICEF
© UNICEFHait/2011/Nybo
UNICEF ha ido siguiendo el progreso de Jean, de 19 años de edad, desde poco tiempo después del terremoto de 2010 en Haití, mientras lograba salir adelante en un campamento de desplazados y continuaba sus estudios.

Le preguntamos a Jean qué era lo que le frustraba más de su actual situación. Nos dijo que su queja principal es que todavía tiene que vivir bajo una carpa. Y Jean no es ni mucho menos la única; más de un millón de haitianos afectados por el terremoto, incluyendo alrededor de 380.000 niñas, niños y adolescentes, continúan viviendo apiñados en campamentos.

El respaldo de UNICEF

UNICEF y sus colaboradores han ayudado a que 720.000 jóvenes como Jean regresen a la escuela. Al fundar nuevas escuela, adquirir tiendas de campaña y materiales educativos, los organismos humanitarios trabajan las 24 horas del día para garantizar que todos los niños haitianos tengan el mismo acceso a una educación de calidad.

Aunque se ha avanzado de manera considerable, todavía persiste el hecho de que la mitad de niñas y niños haitianos no asisten a la escuela. Y lo que es más importante, el ritmo en la construcción de las escuelas se ha ralentizado debido a la limpieza de escombros, y a cuestiones perdurables relacionadas con la propiedad de las tierras.

“El cambio que yo esperaba aún no lo he visto”, dijo Jean refiriéndose al proceso de reconstrucción de Haití. “Pero en lo que concierne a mi vida privada, lo bueno es que siempre quise graduarme de la enseñanza media y ahora que estoy en el último curso voy a ver cumplido mi sueño”.


 

 

Búsqueda