Educación básica e igualdad entre los géneros

UNICEF y sus aliados ayudan a que los niños de la República Democrática del Congo desplazados por el conflicto armado reciban educación

Por Vivian Siu

WALIKALE, República Democrática del Congo, 20 de diciembre de 2010. Hace dos años, Ujumbe Kiwabantu y su familia fueron desplazados por el conflicto armado en la República Democrática del Congo, ya que debieron huir de su hogar e instalarse con parientes lejanos en Walikale, una apartada región boscosa del país.

VÍDEO (en inglés): 9 de diciembre de 2010. Vivian Siu, corresponsal de UNICEF, informa sobre una iniciativa orientada a mejorar la educación de los niños y niñas desplazados por el conflicto armado en la República Democrática del Congo.  Véalo en RealPlayer

“Nos refugiamos aquí porque las fuerzas militares invadían constantemente nuestra aldea y la saqueaban”, explica Ujumbe, de 12 años de edad.

“Huimos de donde estábamos porque allí vivíamos en un permanente estado de guerra”, agrega su madre, Bawli Apoline.

Estado de incertidumbre

La República Democrática del Congo, un vasto país con una superficie similar a la de Europa occidental, sufre los efectos de la guerra y la inestabilidad política desde hace varias décadas. Desde 1999, las Naciones Unidas despliegan allí su mayor contingente de fuerzas de mantenimiento de la paz. Asimismo se trata del segundo país más pobre del mundo, donde el 59% de la población vive por debajo del umbral internacional de pobreza, con ingresos inferiores a 1,25 dólares estadounidenses por día.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Ujumbe Kiwabantu, de 12 años (que aparece sosteniendo un cuaderno) reanudó sus estudios en la localidad de Walikale, en la República Democrática del Congo, dos años después de que ella y su familia fueran desplazadas por la violencia.

Las familias congoleñas viven en una situación impredecible y en un estado de constante ansiedad. Sus vidas pueden volver a sufrir graves alteraciones en cualquier momento. Como resultado de todo ello, la calidad de la educación de los niños y niñas ha resultado enormemente perjudicada.

“Es muy difícil enseñar en una situación de inseguridad como la que vivimos en Walikale”, explica Bernard Zirhumana Muzirhu, uno de los maestros de Ujumbe. “En cualquier momento puede aparecer un grupo armado, lo que nos obliga a interrumpir la clase y huir con los niños”.

Un ambiente protector

El porcentaje bruto de matriculación escolar primaria de la República Democrática del Congo (la proporción de niños y niñas de todas las edades que cursan educación primaria) disminuyó de casi un 100% hace 30 años al 64% en 2005. El porcentaje bruto de matriculación escolar de las niñas es de apenas 58%. El porcentaje neto de matriculación, que mide la proporción de niños y niñas en edad escolar primaria que están matriculados en ese ciclo escolar, es aún más baja. Y el número de niñas que asisten a clases es mucho menor que el de los alumnos varones.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
AVSI, una organización no gubernamental italiana aliada de UNICEF, ofrece capacitación psicosocial al personal docente de la localidad de Walikale, en la República Democrática del Congo, con el fin de que esté mejor preparado para educar a los niños y niñas desplazados por el conflicto armado.

Con apoyo del Gobierno de los Países Bajos, UNICEF y la organización no gubernamental italiana AVSI colaboran en la ejecución de un programa de educación en situaciones de emergencia mediante el cual se ayuda a los niños y niñas de la República Democrática del Congo a continuar sus estudios, además de brindarles una sensación de normalidad en esta época de inestabilidad en sus vidas.

El programa forma parte de una iniciativa cuyo objetivo consiste en apoyar la educación en los países en situación de emergencia o en el proceso de transición posterior a una crisis para que avancen hacia el objetivo de brindar educación escolar de buena calidad a todos sus niños.

“La escuela ofrece un ambiente protector”, comenta Elena Locatelli, Especialista en Educación de la oficina de UNICEF en Goma, quien agrega que cuando los niños pasan varias horas en clase por día “se mantienen ocupados con actividades que alejan los recuerdos de lo que sufrieron en el pasado”.

Cambio en la filosofía de la enseñanza

Los niños que participan en actividades de grupo pueden expresarse y canalizar sus traumas por medio de canciones, poesías y danzas. A tal efecto, AVSI brinda capacitación a los maestros para que cuidar a los niños y niñas desplazados y vulnerables. Esos cursos de preparación han dado lugar a importantes cambios en la filosofía y la práctica de la enseñanza en Walikale.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Ujumbe Kiwabantu (centro) y su familia frente a su hogar transitorio en Walikale, una localidad de la República Democrática del Congo.

“En el pasado, a veces azotábamos a los niños”, comenta Zirhumana Muzirhu. “Pero tras recibir capacitación psicosocial, los maestros son ahora amigos de los alumnos, de manera que ya no recurrimos a los azotes”.

El programa de educación en situaciones de emergencia también rehabilita escuelas y suministra materiales escolares y de recreación, para que los alumnos puedan participar en actividades de importancia fundamental para su desarrollo físico, mental, psicológico y social. Además de ello, en los últimos años el programa ha distribuido conjuntos de materiales de educación a más de 130.000 niños y niñas de la Provincia de Kivu del Norte, que sufre los devastadores efectos del conflicto armado.

Esperanzas de estabilidad

Ujumbe, sin embargo, continúa preocupada por su futuro. Teme que su familia deba volver a desplazarse debido a la violencia. “Me gusta ir a la escuela y espero poder terminar mis estudios”, explica, “aunque no sé si estallará otra guerra y tendremos que volver a instalarnos en otro lugar”.

“Mi mayor temor”, agrega su madre, “es no saber si mis hijos podrán terminar algún día sus estudios”.

Ujumbe y su familia guardan esperanzas de que algún día puedan regresar a su aldea y recuperar su hogar, además de la posibilidad de un futuro mejor. “Me gustaría que mi país fuera una nación en paz”, dice Ujumbe, “donde todos pudieran regresar a sus hogares y vivir bien”.


 

 

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda