Educación básica e igualdad entre los géneros

En Senegal, la Embajadora de Buena Voluntad Angélique Kidjo aborda la violencia en las escuelas

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-/Look
La Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, Angélique Kidjo, toma asiento en la parte delantera de la clase en la escuela primaria Liberté VI en Dakar, Senegal.

Por Rouxanna Lokhat and Anne Look

DAKAR, Senegal, 20 de diciembre de 2010. La Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, Angélique Kidjo, conocida en toda África occidental y en todo el mundo por su voz sensacional, instó a los estudiantes de una escuela primaria de Dakar a que denuncien lo que suele ser un delito silencioso: la violencia en las escuelas.

“Mantenerse en silencio los convierte en víctimas dobles. Las niñas y los niños deben hablar”, dijo a una clase de estudiantes de sexto grado.

Desde 2006, es la tercera visita que Kidjo realiza a esta escuela ubicada en el barrio pobre de Liberté VI de Dakar. “¡Oh, cómo han crecido los niños!”, dijo, mientras los estudiantes le daban la bienvenida a las puertas del patio de la escuela. La dinámica cantante de Benin ha viajado por todo el mundo con UNICEF para abogar por la educación de las niñas.

La violencia sigue siendo una realidad

Aunque hoy en día más de la mitad de los estudiantes de la escuela Liberté VI son niñas, Kidjo dijo que todavía queda más trabajo por hacer. La violencia en la escuela sigue siendo una realidad para muchos niños senegaleses, especialmente para las niñas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-/Look
En Dakar (Senegal), la artista ganadora del Grammy y Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, Angélique Kidjo, baila con los estudiantes en el patio de la escuela primaria Liberté VI.

La estudiante Aida Yacine Sy, de 8 años, dijo que las niñas deben tener cuidado. “Mi mamá me dijo que no use ropa corta. No debo entrar en una habitación a solas con un profesor o un grupo de muchachos. No es una actitud inteligente”, dijo mientras sus amigas asentían con la cabeza.

Otros estudiantes de la escuela dijeron que la violencia podía significar cualquier cosa, desde la intimidación a la violación. Sentada junto a los estudiantes en un pequeño escritorio de madera, Kidjo escuchó sus historias. La violencia, les dijo, no es nunca la respuesta.

“Cuando yo era joven, los niños me intimidaban porque era muy bajita. Mi papá me dijo que mi cerebro es mi mejor arma”, dijo. “Ustedes deben tener una estrategia. Deben hablar con sus maestros y con sus padres y madres”.

Un entorno seguro para el aprendizaje

Kidjo instó a las autoridades escolares a que respondan a la violencia, algo que puede resultar difícil en Senegal, donde no existen procedimientos oficiales para que los maestros denuncien los abusos.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-/Look
La Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, Angélique Kidjo, juega al baloncesto con los estudiantes en la escuela primaria Liberté VI.

“Los niños confían en los adultos para que les protejan”, dijo. “Ese trauma dura toda la vida”.

Un ambiente de aprendizaje seguro es esencial para mantener a las niñas en la escuela. En Senegal, la violencia en la escuela, el matrimonio precoz, el abuso sexual, la discriminación por motivos de género y la pobreza pueden menoscabar la capacidad de las niñas para aprender.

Mejorar la igualdad entre los géneros

En África occidental se registran las tasas de igualdad en materia de género y de matriculación de las niñas en la escuela primaria más bajas del mundo. En Senegal, menos de 1 de cada 5 niñas pueden ir a la escuela secundaria, y más adelante en la vida sólo hay 6 mujeres adultas alfabetizadas por cada 10 varones alfabetizados.

“Tengo algo que decirle a los muchachos”, dijo Kidjo en el patio de la escuela. “Les animo a ser la próxima generación de hombres fuertes senegaleses, para luchar contra prácticas como la mutilación genital femenina y el matrimonio precoz. Quiero que recuerden que las mujeres no son objetos”.

Durante su visita por la mañana, la artista ganadora del Grammy bailó, utilizó los escritorios como si fuesen tambores y cantó con los estudiantes. Les asignó una tarea, la de defender sus derechos. Los estudiantes dijeron que Kidjo se ha convertido en una madrina de la escuela y saben que regresará.


 

 

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda