Educación básica e igualdad entre los géneros

La lucha de Ghana por el acceso universal a la educación primaria mediante la abolición de las tasas escolares

Imagen del UNICEF
© UNICEF Ghana/2010/Williams
El director de la escuela, Adams Abdulai Iddrisu, (izq.) posa con los estudiantes de la escuela primaria de Zoozugu en la región de Tamale al norte de Ghana, en el exterior de un jardín de infancia construido por la comunidad.

La cumbre de Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas (ODM) destacó la importancia de alcanzar los ODM con equidad para 2015. A continuación un artículo sobre el tema.

NUEVA YORK, EE.UU., 23 de septiembre de 2010 – La matrícula escolar está ampliamente reconocida como principal barrera para lograr el segundo Objetivo de Desarrollo de Milenio en el acceso universal a la educación primaria. Adams Abdulai Iddrisu es el director de la escuela primaria Zoozugu de la región de Tamale, situada al norte de Ghana, uno de los pocos países que ha abolido la matrícula escolar en años recientes. Habló con Radio UNICEF sobre cómo eliminar costes ha ayudado a la permanencia de muchos estudiantes en la escuela.

AUDIO: escuche

Iddrisu recordó que la escuela primaria era gratuita cuando él crecío en Ghana en los años de la década de 1960, con todo cubierto por el Gobierno, desde libros de texto a bolígrafos y cuadernos. Sin embargo, los ajustes estructurales en el decenio de 1980 condujeron hacia las tasas académicas como alternativa a la financiación a base de impuestos de servicios públicos como la educación. 

Como la matrícula escolar es prohibitiva para muchas de las familias más marginadas, bloquean la inscripción y la asistencia de niños pobres. Muchos progenitores ghaneses no podían permitirse pagar los honorarios, guardaron a sus niños en casa o los pusieron a trabajar.

Para las tasas, oposición mediante abolición

Sin embargo en 2005, el Ministerio de Educación de Ghana abolió los honorarios para la educación básica a escala nacional e introdujo una subvención de capitación para todas las escuelas primarias después de que un programa experimental tuviera éxito el año anterior.

El Gobierno ofrece ahora una comida al día en algunos distritos pobres donde las familias no disponen de bastante dinero para proporcionar a sus niños el desayuno antes de ir a la escuela. Los estudiantes en algunas escuelas pobres también reciben ayuda importante en forma de uniformes escolares.

Iddrisu dijo que ha ido casa por casa para encontrar a los estudiantes en edad escolar y que éstos queden matriculados en su escuela. Cree positivamente que lo logrará con todos los niños de su comunidad.

Todavía faltan muchos, especialmente las niñas

De todos modos, las familias en la zona norte rural de Ghana prefieren a menudo que sus hijas atiendan el ganado más que asistir a la escuela, y fácilmente dejan a una hija al cuidado de otro miembro de familia, como una hermana.

Sobre todo en las zonas rurales, muchos de aquellos en condiciones de asistir a clase todavía quedan excluidos. En algunos casos, las familias no han sido informadas de que la matrícula escolar ahora está abolida.

Si esta situación debe cambiarse, dijo Iddrisu, se necesita educar a los propios progenitores sobre la importancia de la educación para sus hijos, y los profesores necesitan más incentivos para trabajar en zonas rurales donde hay una gran necesidad de educadores cualificados.

Llegar hasta los niños marginados

UNICEF estima que más de 100 millones de niños con edad para asistir a la escuela primaria –el 52% de ellos son niñas– estaban desescolarizados en 2008. Aproximadamente 44 millones de estos niños viven en el África subsahariana. Entre ellos se cuentan algunos de los niños más marginados y vulnerables del mundo, que quizás necesitan más que nadie las oportunidades que lleva consigo una mejor educación.

Aunque la mayoría de los países pobres todavía hacen pagar a los progenitores alguna especie de honorarios por la educación de sus niños, Ghana no es el único país que trata de atraer a más estudiantes a las aulas mediante la reducción de las tasas escolares. Los pasos para eliminar la matrícula escolar en Uganda ayudaron al aumento de la inscripción en la escuela primaria de 2,5 a 6,5 millones entre 1997 y 2000. Tanzania también vio un crecimiento de la inscripción desde 1,4 a 3 millones, tras la promulgación en ese país de medidas similares.


 

 

Audio (en inglés)

4 de agosto de 2010: El director de la escuela Adams Abdulai Iddrisu de la región septentrional de Ghana hablan acerca del efecto de la abolición de las tasas escolares.
AUDIO escuche

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda