Educación básica e igualdad entre los géneros

La educación primaria gratuita se hace realidad en Swazilandia

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2010/Marinovich
Thulani, de 13 años de edad, junto a su hermano menor en una escuela primaria de Entfubeni, en Swazilandia. Thulani está aprendiendo a leer y escribir desde hace poco.

En vísperas del X aniversario de la Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas y del comienzo de la conferencia mundial “En pro de la potenciación: Educación y paridad de género”, que se celebrará en Dakar, Senegal, del 17 al 20 de mayo, UNICEF presenta una serie de artículos sobre la educación de las niñas y la paridad de género. A continuación, un artículo de esa serie.

Por Shantha Bloemen

ENTFUBENI, Swazilandia, 14 de mayo de 2010 – Al anochecer, Thulani Gama le pide a sus dos hermanos menores, mellizos de 10 años de edad, que busquen leña mientras él muele maíz para la cena. Al amanecer, despierta a los gemelos y les dice que se laven. Sin haber desayunado, los tres niños inician la caminata de una hora hasta la escuela rural de Swazilandia en la que estudian.

Vea el VÍDEO

Thulani, de 13 años de edad, es el cabeza de la pequeña familia. Él y sus hermanos Samkelo y Samkelisiw se cuidan y protegen entre ellos desde que su madre viuda, , se alejó de su hogar para buscar trabajo en Mbabane, la capital de Swazilandia, al igual que muchos otros padres y madres de la región. Gracias a un nuevo programa gubernamental de Swazilandia que cuenta con el apoyo de UNICEF, Thulani y sus hermanos reciben educación primaria.

Niños que crían niños

El padre de Thulani murió de una enfermedad relacionada con el SIDA en 2000, cuando su mujer estaba embarazada con los mellizos. Cuando sus hijos menores cumplieron 10 años, la madre de Thulani se alejó para encontrar empleo y enviar dinero a los niños. Pero debido a que su salario de empleada doméstica es muy bajo, a que el transporte es muy caro y a que sólo disfruta de un día de descanso por mes, las visitas de la madre a sus hijos son muy poco frecuentes.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2010/Marinovich
Niños y niñas de Swazilandia en edad escolar de primaria asisten a clases gracias a un programa de educación escolar gratuita que recibe apoyo de UNICEF.

“La situación está mal desde que se fue mi madre”, comenta Thulani durante una conversación en su hogar, una vivienda de dos habitaciones con las paredes decoradas con retratos de futbolistas y estrellas de cine recortados de revistas y periódicos. Como sucede en muchos hogares de su país, Thulani es un niño que cría otros niños.

Swazilandia es el país con la tasa de prevalencia del VIH más elevada del mundo, ya que la infección afecta a más del 26% de su población adulta. Un 10% de los niños menores de 18 años ha perdido por lo menos un progenitor debido al VIH o al SIDA. Muchos miles de huérfanos y de niños como Thulani y sus hermanos, cuyos padres se han alejado en búsqueda de trabajo, están al frente del hogar. Y uno de cada cinco niños en edad escolar primaria no asiste a clases.

Ante tal crisis, el Gobierno de Swazilandia se propone aumentar el acceso de los niños vulnerables a la educación. En 2005 se aprobó una ley que instituyó la primera fase de la educación escolar primaria gratuita, que abarca los dos primeros grados del ciclo escolar primario. El programa irá incorporando gradualmente un grado por año hasta 2015, cuando cubrirá los siete grados del ciclo escolar primario.

Progreso constante

Pese a los avances logrados por el programa de educación primaria gratuita, los funcionarios de educación afirman que poner en práctica iniciativas de educación requiere tiempo.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2010/Marinovich
Samkelo y su hermana Samkelisiwe frente a su hogar, cerca de Entfubeni, en Swazilandia. Los niños quedaron a cargo del hogar el año pasado cuando su madre, viuda, partió hacia la capital en búsqueda de empleo.

 “Queríamos disponer de tiempo suficiente para construir aulas, poner en práctica un enfoque estructurado y contratar maestros”, afirma Israel Simelane, Director de Educación del Ministerio de Educación y Capacitación de Swazilandia.

Para lograr esos objetivos, se comenzó a emplear materiales de aprendizaje basados en la participación que complementan la capacitación de los docentes y garantizan la educación de buena calidad. Asimismo, se abasteció de libros a las escuelas y, con apoyo financiero de la Unión Europea, el Gobierno de Swazilandia puso en práctica un plan de subvenciones en bloque mediante el cual se asignó a todas las escuelas primarias una suma equivalente a 60 dólares por estudiante para cubrir los gastos de mantenimiento y suministro de electricidad y agua corriente.

Ese apoyo financiero también permite que algunas escuelas ofrezcan diariamente un nutritivo almuerzo a sus alumnos. En la escuela primaria de Entfubeni, donde estudia Thulani, los voluntarios comunitarios sirven a los estudiantes gachas y frijoles, que constituyen la única comida nutritiva diaria de Thulani y sus hermanos.

Alumnos primerizos

“Todos los niños se quejan de que extrañan a sus madres”, explica Simphiwe Simelane, la maestra de Thulani. “A veces vienen a clases con problemas que una debe ayudarles a resolver. A veces llegan tan hambrientos que tengo que ir a mi casa a buscar comida para ellos”.

Al igual que Thulani, alguno de los alumnos y alumnas de la escuela han superado la edad escolar primaria. Estudian en los grados inferiores porque nunca antes habían tenido acceso a la educación. Simelani dice que a pesar de que a los niños de más edad les resulta difícil sentarse en clase con sus compañeros más jóvenes, saben que si no reciben educación primaria tendrán pocas oportunidades en el futuro.

 “Me alegra mucho que se haya implantado la educación gratuita”, termina diciendo la maestra. “Y rezo para que Thulani siga estudiando”.


 

 

Vídeo (en español)

Shantha Bloemen, de UNICEF, informa desde Swazilandia sobre un programa gratuito de educación primaria.
 VÍDEO alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda