Educación básica e igualdad entre los géneros

El Comité Permanente entre Organismos (IASC)

© UNICEF/HQ01-0253/Justin Leighton
Dos niños “chocan los cinco” en apoyo de la campaña “Decir sí por la infancia” tras la puesta en marcha de ésta a escala internacional, en la Escuela St. Marylebone, Londres, el Reino Unido.

Las situaciones de emergencia son, por definición, imprevisibles. En consecuencia, un aspecto crucial de la respuesta internacional es la capacidad de los diversos aliados para establecer prioridades y coordinar sus actuaciones con el fin de salvar vidas y mitigar el sufrimiento en situaciones en las que el tiempo es fundamental. 

En el contexto de un esfuerzo más amplio de reforma por parte de las Naciones Unidas encaminado a mejorar la eficacia de la ayuda humanitaria, en 2005 se adoptó un “enfoque de grupos temáticos” con el objeto de mejorar la coordinación en nueve sectores clave: nutrición, salud, agua y saneamiento, viviendas de emergencia, coordinación y gestión de campamentos, protección, recuperación temprana, logística y telecomunicaciones. El Comité Permanente entre Organismos para la ayuda humanitaria designó a organismos concretos que encabezaran cada ámbito temático. Su tarea es clarificar las funciones, las responsabilidades y la obligación de rendir cuentas de todos los aliados –sean o no parte de las Naciones Unidas– que intervienen en situaciones de emergencia concretas y facilitar la comunicación con el gobierno anfitrión.

A comienzos de 2007 el Comité Permanente entre Organismos respaldó la creación de un grupo integrado de educación, encabezado conjuntamente por UNICEF y la alianza Save the Children. Este grupo cuenta con un órgano consultivo de ámbito mundial integrado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el Programa Mundial de Alimentos, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, el Comité Internacional de Rescate, el Christian Children’s Fund y la Red Interinstitucional para la Educación en Situaciones de Emergencia. A escala nacional, los principales aliados de este grupo integrado son la Red Interinstitucional para la Educación en Situaciones de Emergencia y los ministerios de educación de los respectivos países.

Una de las principales actividades del grupo integrado consiste en detectar las deficiencias en recursos humanos, humanitarios y capacidad técnica que afectan a la respuesta mundial a la educación en situaciones de emergencia. Un ejemplo de estas deficiencias es la ausencia de normas en ámbitos que cada vez están adquiriendo más importancia en el contexto de la puesta en marcha de programas de educación en situaciones de emergencia, como son el apoyo psicosocial a los niños y niñas, el análisis de los problemas de género y la reconstrucción  física de las escuelas. Así pues, el grupo integrado de educación asumirá las siguientes funciones:

  • Trazar el mapa de las deficiencias y las capacidades a escala mundial y nacional, lo que servirá de base para mejoras concretas en materia de preparación y respuesta.
  • Formar al personal humanitario y a las autoridades gubernamentales a fin de que puedan planificar y gestionar unos programas de educación de calidad en situaciones de emergencia.
  • Perfeccionar y distribuir conjuntos de herramientas (referidas, por ejemplo, a la planificación de programas de educación en situaciones de emergencia y a la satisfacción de unos niveles mínimos en una amplia variedad de ámbitos).
  • Diseñar y ensayar un conjunto de herramientas para la evaluación rápida de las necesidades educativas en situaciones de emergencia.  
  •  Documentar y evaluar las respuestas en países concretos.

 

 

 

 Imprimir artículo

Búsqueda