Educación básica e igualdad entre los géneros

Ayuda a las escuelas de las regiones más apartadas de Myanmar afectadas por el ciclón

Imagen del UNICEF: UNICEF Story Photo
© UNICEF/Myanmar/2008/Myo Thame
Alumnos de cuarto grado de una escuela primaria estatal de la localidad de Hlaing Thar Yar en su primer día de clases tras la interrupción que impuso a sus estudios el ciclón Nargis. Antes de su reapertura, la escuela sirvió de albergue para personas desplazadas.

Por Joseph Lobosco

NUEVA YORK, Estados Unidos, 17 de julio de 2008 – El paso del ciclón Nargis por Myanmar dejó un saldo de casi un millón de personas desplazadas de sus hogares y aldeas. En los últimos dos meses, en ese país se han realizado enormes esfuerzos para reparar los daños causados por el desastre natural, especialmente en la región del delta del Irrawaddy, donde el ciclón se hizo sentir con más violencia.

Uno de los objetivos de esos esfuerzos ha sido la reanudación de las clases en los establecimientos escolares que resultaron destruidos o sufrieron daños debido el ciclón. A tal efecto, UNICEF ha suministrado “escuelas en una caja” –que contienen pizarrones, libros de texto, pupitres y otros elementos escolares– a unos 1.400 establecimientos de enseñanza. En las zonas donde la tormenta provocó el derrumbe de edificios escolares, UNICEF ha suministrado tiendas de campaña en las que los niños y niñas pueden adquirir conocimientos y aptitudes fundamentales en un ámbito protector.

El regreso de los niños a clases les ayuda a restablecer su ritmo de vida normal y constituye el impulso inicial de su recuperación.

UNICEF colabora también para garantizar que los maestros puedan regresar a su trabajo. “Hemos estado analizando las necesidades de los maestros y maestras que sufrieron las consecuencias de ciclón, como los que perdieron sus hogares”, explicó  Niki Abrishamian, Jefa de la Sección de Educación de la Oficina de UNICEF en Myanmar.

Imagen del UNICEF: UNICEF Story Photo
© UNICEF/ HQ08-0561/Win Naing
Maestras de una escuela primaria estatal de Hlaing Thar Yar, una población de la División de Yangon, en la región meridional de Myanmar, examinan los materiales de recreación que distribuyó UNICEF.

Una pesadilla logística

Uno de los desafíos más graves que aún no han sido superados es la prestación de servicios en las regiones apartadas de Myanmar, que todavía no han recibido ayuda adecuada. La Sra. Abrishamian afirmó que el proceso es “una pesadilla logística”. Sin embargo, añadió que haber logrado “transportar en lancha a las aldeas más distantes las tiendas de campaña que se usarán como aulas escolares, y cuyo peso total se acerca a una tonelada, ha sido una experiencia fantástica”.

El proceso de reconstrucción se lleva a cabo de manera gradual en toda la región del delta del Irrawaddy. Las dificultades económicas que sufren muchas familias afectadas por el desastre ponen en peligro la educación de los niños. En muchos hogares, los padres se ven obligados a tomar la difícil decisión de retirar a sus hijos e hijas de la escuela para que trabajen y colaboren con el mantenimiento del hogar.

Según la Sra. Abrishamian, la consiguiente reducción de la asistencia escolar pone de relieve la necesidad de brindar apoyo a las familias con niños y niñas.

La funcionaria agregó que para UNICEF y sus aliados es importante trabajar en el terreno, de manera que los sobrevivientes del ciclón comprendan que “hay personas que piensan en ellos y que no les han abandonado”.

Imagen del UNICEF: UNICEF Story Photo
© UNICEF/Myanmar/2008/Myo Thame
Una lancha cargada de conjuntos de elementos esenciales para las familias suministrados por UNICEF navega hacia la aldea de Thingan Gyi, en la localidad de Laputta, que forma parte de la División de Ayeyarwaddy, en Myanmar.

Yangon retorna a la normalidad

Entretanto, en Yangon, la antigua capital de Myanmar, la vida va retornando a la normalidad. No sólo se ha reparado el tendido eléctrico y el sistema telefónico de la ciudad sino que han desaparecido de las calles los escombros que dejó a su paso el desastre natural.

El ciclón Nargis continúa acaparando la atención de los medios de comunicación de Myanmar, pero esa cobertura interminable ha tenido algunas consecuencias saludables.

“Hasta las caricaturas de las revistas se refieren al ciclón. Todo se refiere al ciclón”, comentó Myo Min Aye Win, un habitante de Yangon de 18 años de edad. “En los programas de televisión se exhorta a la población a efectuar donaciones y a prestar ayuda a los residentes de la región del delta”.


 

 

Audio (en inglés)

Julio de 2008: Joseph Lobosco, de Radio UNICEF, entrevista a Niki Abrishamian,  Jefa de la Sección de Educación de la Oficina de UNICEF en Myanmar, quien se refiere a la reanudación de las clases en las regiones más afectadas por el ciclón Nargis.
AUDIO escuchar

Julio de 2008: Joseph Lobosco, de Radio UNICEF, conversa con Myo Min Aye Win, de 18 años de edad, sobre la recuperación de Yangon de los efectos del reciente ciclón.
AUDIO escuchar
Búsqueda