Educación básica e igualdad entre los géneros

Ole Gunnar Solskjær, estrella del fútbol y Embajador de UNICEF, visita varias escuelas de Angola

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2008/ Paulino
Varios niños que esperan ansiosos la construcción de nuevas aulas de clase en Luanda, Angola, dan una calurosa bienvenida al Embajador de UNICEF Ole Gunnar Solskjær, de Noruega.

LUANDA, Angola, 29 de abril de 2008 – La superestrella del fútbol y Embajador de Buena Voluntad de UNICEF Ole Gunnar Solskjær, de Noruega, visitó recientemente Angola para conocer las necesidades en materia de infraestructura educativa que aún tiene este país, devastado por una guerra civil que terminó hace casi seis años.

La matriculación universal en la escuela primaria, la construcción y rehabilitación de escuelas y la capacitación de los maestros son factores decisivos para el futuro de Angola. Y la campaña Escuelas para África –una alianza entre UNICEF, la Fundación Nelson Mandela y la Sociedad Hamburg– está colaborando para que estas metas lleguen a ser realidad.

Como descubrió Ole Gunnar Solskjær, las necesidades son gigantescas, pero hay esperanzas para el futuro.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2008/ Paulino
Un grupo de niños prestan atención durante una clase en Angola, país cuyas escuelas no tienen espacio suficiente para albergar a toda la población en edad de recibir educación primaria.

Las dificultades que afrontan las escuelas rurales

En su primer día de visita, los alumnos de la escuela de Mabubas, en la provincia septentrional de Bengo, recibieron a Solskjær con cautela, pero también con curiosidad. Ubicada en una región conocida por sus graves dificultades en materia de abastecimiento de agua, la escuela carecía de sistema de saneamiento, aun cuando hay planes para solucionar este serio problema.

Durante su diálogo con Solskjær en el aula, los niños se mostraron bastante tímidos; no obstante, una vez afuera –y después de que el astro les donara un par de balones de fútbol–, todas las inhibiciones se esfumaron. La emoción de los niños al poder compartir un rato con el famoso jugador era evidente.

Más tarde ese día, Solskjær viajó a la escuela de Kixiquela, cerca de Caxito, la capital de la provincia. La escuela tenía menos edificaciones y alumnos que la de Mabubas. A pesar de que UNICEF ya contrató la construcción de un sistema para abastecerla de agua, todavía falta mucho por hacer.

Durante el cambio de clases de la tarde, estudiantes y maestros esperaban con impaciencia a que les tomaran fotografías con Solskjær.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2008/ Paulino
Adolescentes de Luanda admiran el talento futbolístico de Ole Gunnar Solskjær, Embajador de UNICEF de Noruega.

De visita en las escuelas de Luanda

El segundo día de su viaje, Solskjær viajó a Luanda, la bulliciosa capital de Angola, para conocer algunas escuelas urbanas, incluida la Escuela No. 513, en el municipio de Rangel. Una puerta separa el establecimiento de la congestionada ciudad, lo que brinda seguridad y crea un entorno que facilita el aprendizaje.

“Son muy disciplinados”, dijo Solskjær. “Me gustaría que los niños y las niñas de Noruega se comportaran más como estos chiquillos. En mi país, imponer orden en las aulas puede tomar hasta 15 minutos”.

La escuela de Rangel tenía agua corriente y letrinas separadas tanto para los estudiantes y los maestros, como para los niños y las niñas. En la pared había una cartelera que instaba a lavarse las manos después de utilizar el baño, una medida sencilla que salva vidas porque previene las enfermedades transmitidas por el agua.

Solskjær elogió las condiciones sanitarias e insistió en que el saneamiento es “crucial para la salud y el bienestar de los niños”.

Disciplina y corazón

En el poblado de Cacuaco, Solskjær visitó la Escuela No. 861, dirigida por monjas católicas. Tiene 1.500 alumnos y por las noches ofrece clases de lectura y escritura para los adultos.

Mientras que algunos estudiantes se preparaban para dar una serenata al astro del fútbol, otros habían organizado dos equipos para jugar con él, que aceptó gustoso la invitación, aclarando que se turnaría para poder jugar con todos.

Solskjær terminó su visita a la escuela diciendo a los niños que la disciplina y el corazón constituyen la clave para lograr sus metas.


 

 

Escuelas para Africa (en inglés)

Búsqueda