Educación básica e igualdad entre los géneros

Los programas que rehabilitación y capacitación ofrecen a las niñas en Guinea-Bissau la posibilidad de recibir una educación mejor

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Gracias a los programas que reciben apoyo de UNICEF, Mariama (de pie) se ha convertido rápidamente en una de las mejores alumnas de su aldea.

Por Thomas Nybo

CASSACA, Guinea-Bissau, 3 de marzo de 2008 – Al igual que otras muchas niñas de Guinea-Bissau, Mariama Sambu, de 10 años de edad, está constantemente ocupada. Todos los días se levanta a las seis de la mañana para ayudar con las tareas domésticas, lo que no es nada fácil, ya que comparte su pequeña vivienda con 18 personas más. La familia de

Mariama vive en una de las viviendas de ladrillos de adobe, piso de tierra y techo de metal corrugado, tan comunes en este país, que es uno de los cinco más pobres del mundo.

La casa carece de electricidad y agua corriente, de manera que todas las mañanas Mariama debe recoger agua de un pozo cerca de su hogar, que se instaló con ayuda de UNICEF. Cuando aún no existía ese pozo, la niña debía recorrer dos kilómetros para obtener agua, lo que le dejaba muy poco tiempo para sus tareas escolares.

Ahora, en cambio, Mariama llega a la escuela bien preparada y ansiosa por estudiar. Mariama se ha convertido rápidamente en una de las mejores alumnas de la aldea, y es muy posible que cuando termine el ciclo primario continúe sus estudios.

“Quiero ser maestra y ayudar a mi madre y a mi padre”, dice Mariama. “De esa manera, nuestra vida sería más fácil”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Cuando aún no tenía acceso al pozo de agua que se instaló en su aldea gracias a la ayuda de UNICEF, Mariama tenía que caminar dos kilómetros diarios en busca de ese líquido vital, lo que le dejaba muy poco tiempo para estudiar.

La capacitación docente enriquece vidas

UNICEF ayuda a que las niñas como Mariama tengan un desempeño escolar destacado mediante la capacitación de los docentes. Históricamente, un número muy reducido de maestros y maestras han recibido capacitación estructurada en Guinea-Bissau. La mayor parte de la población de esta zona rural depende de la agricultura y la pesca para su subsistencia.

Mossa Kieta, el director de la escuela de Mariama, dice que los maestros confrontan cotidianamente obstáculos extremadamente difíciles.

"El principal obstáculo es el lenguaje, porque los estudiantes hablan idiomas diferentes. En la escuela deben aprender portugués, ya que ése es nuestro idioma oficial”, explica el Sr. Kieta, quien trabaja en la escuela desde hace 14 años. “Es una situación compleja, pero con la capacitación que están recibiendo, los maestros han comenzado a resolver el problema”.

Una diferencia visible

El Sr. Kieta agrega que desde que UNICEF comenzó a brindar capacitación a los maestros en 2006, él ha notado una enorme diferencia.

“Ahora los alumnos aprenden de manera más eficiente”, explica con una sonrisa. “Lo que me hace sentir más orgulloso es que nuestros estudiantes comprenden completamente los materiales de estudio y pueden aplicar lo que aprendieron en sus vidas”.

Desde hace aproximadamente un año, UNICEF brinda apoyo a las labores de rehabilitación de 55 escuelas rurales a las que asisten unos 12.000 alumnos. Parte de la ayuda consiste en el suministro de materiales escolares, pupitres e instalaciones sanitarias.

UNICEF ayuda a que la comunidad comprenda que la educación básica es un derecho de todos los niños en edad escolar, especialmente las niñas. El fruto de esos esfuerzos es que las niñas como Mariama puedan disfrutar de una vida mejor y una experiencia más plena y rica en la edad adulta.


 

 

Vídeo (en inglés)

3 de marzo de 2008:
Thomas Nybo, corresponsal de UNICEF, informa sobre la manera en que los programas que apoya UNICEF facilitan los estudios escolares de las niñas.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda