Educación básica e igualdad entre los géneros

UNICEF y sus aliados locales promueven en Rwanda el modelo de escuela acogedora y adaptada a las necesidades de los niños y las niñas

Imagen del UNICEF
© UNICEF Rwanda/2007
Un grupo de niños y niñas asisten a clase en la Escuela Primaria Rubingo, ubicada en las afueras de Kigali, Rwanda.

Por Cyriaque Ngoboka

KIGALI, Rwanda, 3 de julio de 2007 – La Escuela Primaria Rubingo, ubicada en el Distrito Gasabo, aproximadamente a 20 kilómetros de la Ciudad de Kigali, tiene todas las características de los centros de enseñanza adaptados a las necesidades de las niñas y los niños.

En esta escuela se construyeron recientemente seis aulas nuevas, que fueron equipadas con material de enseñanza para los niños y las niñas huérfanos y vulnerables. La escuela también ha organizado cursos de capacitación para los maestros. UNICEF suministró un tanque de agua donde los estudiantes pueden lavarse las manos y todas las aulas disponen de agua apta para el consumo. La escuela cuenta, así mismo, con letrinas separadas para las niñas y los niños.

Un comité de padres codirige la escuela con gran dedicación y colabora para garantizar la protección de todos los alumnos.

Reconocimiento al desempeño

La Escuela Primaria Rubingo es reconocida por su excelente desempeño. Actualmente hay 616 niñas y 610 niños matriculados. Se calcula que la tasa de deserción para este año lectivo es del 1%. La tasa de transición de la escuela primaria a la secundaria subió del 56% en 2004 al 69% en 2006.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Rwanda/2007
Varias niñas juegan al voleibol mientras algunos niños practican el baloncesto en la Escuela Primaria Rubingo.
Calificada como la número uno del Distrito Gasabo en 2003-2004, a la Escuela Rubingo pertenecen las dos estudiantes más destacadas del distrito durante el año 2004. Las dos niñas recibieron el Premio Primera Dama al rendimiento académico.

Los buenos resultados de la escuela se pueden atribuir, en gran parte, a la participación de los padres y madres y la comunidad, al compromiso de los maestros y al impulso permanente en favor de la causa de la educación de las niñas.

Una visión integral

El modelo de escuela acogedora y adaptada a las necesidades de los niños y las niñas que adoptó la Escuela Primaria Rubingo corresponde al concepto de UNICEF sobre la promoción de la educación de calidad para toda la infancia –especialmente entre las poblaciones más vulnerables y de difícil acceso– no solo en la vida diaria sino también en las situaciones de emergencia. Los educadores que siguen este modelo se centran en las necesidades del niño –o la niña– “como un todo” (lo cual incluye su salud, su nutrición y, en general, su bienestar), y se preocupan por lo que ocurre a los pequeños en sus familias y comunidades antes de ingresar a la escuela y después de dejarla.

“Este modelo de escuela no solo constituye un ambiente escolar propicio para la reconciliación, la curación y la esperanza, sino que también ayuda a aumentar las tasas de matriculación y permanencia en la escuela”, dijo el doctor Joseph Foumbi, Representante de UNICEF en Rwanda. “Los alumnos, pero en especial las niñas, se sienten más motivados para permanecer en la escuela”.

Durante la evaluación educativa conjunta que se realiza anualmente en el marco del programa Enfoque Sectorial en Rwanda, funcionarios y aliados de UNICEF visitaron la Escuela Rubingo para observar la evolución del modelo sobre el terreno y compartir las experiencias de la escuela.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Rwanda/2007
Niños y niñas mostrando el emblema del Club “¡Opina!”.
Trabajo con los aliados

UNICEF y la organización no gubernamental Foro para Docentes Africanas están trabajando hombro a hombro para apoyar los clubes infantiles e incentivar la participación de los alumnos de Rubingo y otros establecimientos educativos. Los grupos de apoyo entre iguales incluyen clubes de lucha contra el SIDA y clubes “Tuseme” (¡Opina!), organizados por maestros y maestras entregados a su labor.

En la Escuela Primaria Rubingo se creó recientemente un club con el propósito, entre otros, de establecer el paradero de los alumnos de sexto grado que han abandonado la escuela e informar a las autoridades correspondientes si se encuentran desescolarizados.

La ONG internacional Derecho del Niño a Jugar promueve los deportes para el desarrollo –un aspecto central del modelo de escuela acogedora para la infancia– en las escuelas, como parte de su responsabilidad de brindar apoyo psicosocial. Se alienta tanto a los niños como a las niñas a participar en actividades deportivas, y los padres y madres de los estudiantes están adaptando y reconstruyendo los patios de recreo.

Una campaña escolar con un gran futuro

Por otra parte, la Primera Dama de Rwanda inició en marzo pasado una campaña de cinco años de duración que aspira a mejorar el rendimiento escolar de las niñas y a aumentar sus tasas de permanencia en el sistema educativo. En los distritos se están realizando campañas para motivar a las comunidades y a la sociedad civil a interesarse en este esfuerzo y a respaldarlo.

La campaña también apoya un modelo de escuela que, aparte de ser acogedora y estar adaptada a las necesidades de los niños y las niñas, proporcione un ambiente sano, seguro y protector, de modo que contribuya al bienestar emocional, psicológico y físico de los estudiantes y, en especial de las niñas, en primaria y en secundaria.


 

 

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda