Educación básica e igualdad entre los géneros

La campaña para restaurar las escuelas crea núcleos de estabilidad en Iraq

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ05-183X/Kheiber
Estudiantes de una escuela de la gobernación de Babil, Iraq, que UNICEF reconstruyó y abasteció con mobiliario y conjuntos recreativos y pedagógicos en 2005.

Por Rachel Bonham Carter

NUEVA YORK, EEUU, 14 de febrero de 2007 – Las escuelas se están convirtiendo en núcleos de estabilidad en Iraq gracias a un programa de rehabilitación que recibe apoyo de UNICEF y está destinado a poner freno al cierre de escuelas y a reducir la cada vez mayor tasa de abandono escolar.

La inseguridad está destruyendo el derecho de los niños y niñas de Iraq a recibir una educación y obligando a sus familias en algunas zonas a escoger entre la escolarización de sus hijos y su seguridad. Y para aquellos niños y niñas que consiguen ir a la escuela, a menudo no hay maestros cualificados o instalaciones adecuadas.

“Nuestros padres y madres nos dejan en la escuela y nos recogen”, dice Hanan, de 11 años, que acude a una escuela en Baghdad y espera ser farmacéutica. “Temen por nuestra seguridad debido a todo lo que está pasando en las calles, las explosiones”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Una clase de enseñanza primaria en Baghdad utiliza suministros distribuidos por UNICEF

Las escuelas, un elemento central

En 2004, alrededor del 85% de las 14.000 escuelas de Iraq necesitaban rehabilitación. UNICEF y sus aliados han puesto en práctica un programa nacional para asegurar que los alumnos disfruten de aulas confortables, patios de recreo seguros e instalaciones higiénicas de agua y saneamiento.

Estas actividades han situado las escuelas en el centro mismo de un proyecto piloto innovador destinado a restaurar los servicios locales de salud y agua y saneamiento en las comunidades afectadas. Ya hay 110 escuelas en seis gobernaciones que participan en el proyecto hasta la fecha.

Mientras que los niños y niñas de estas escuelas recibirán un examen básico de salud y aprenderán a protegerse contra las enfermedades, los vecindarios en torno a estas escuelas se beneficiarán de la reconstrucción de la infraestructura de agua y saneamiento.

La esperanza del cambio

UNICEF distribuye también materiales educativos y ha capacitado a 50.000 maestros en métodos pedagógicos y gestión de la escuela centrados en la infancia, y organiza programas de educación no tradicionales en el sur de Iraq para ayudar a las personas que nunca terminaron la escuela a aprobar sus exámenes finales.

“Debido a la cooperación con las organizaciones -especialmente UNICEF- hemos conseguido reconstruir las instalaciones de salud y saneamiento para los pupilos y los maestros, y proporcionarles agua potable”, dice Ghada, director de una escuela en Baghdad.

“Quiero que la situación mejore”, explica la joven Hanan. “Quiero visitar a mis parientes a los lugares de recreación. Agradecemos a UNICEF que nos preste atención”.

La continuación de la escolarización es una de las principales preocupaciones del UNICEF en situaciones de emergencia. Durante y después de los conflictos armados, la educación puede ofrecer estabilidad a los niños, niñas y adolescentes. Y en Iraq, como ocurre en todos los países, una educación de calidad para todos los niños y niñas es la principal garantía de un futuro mejor.


 

 

Vídeo (en inglés)

13 febrero 2007:
Rachel Bonham Carter, corresponsal de UNICEF, informa sobre el proyecto apoyado por UNICEF para restaurar las escuelas en Iraq.

 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda