Educación básica e igualdad entre los géneros

Potenciar a las niñas combatiendo la tradición del matrimonio adolescente

Imagen del UNICEF: Bangladesh child marriage
© UNICEF/2006/Nettleton
Mosamad Mounjera Khatun sentada junto a su madre. Mosamad afirma que no contraerá matrimonio hasta que no tenga 18 años, por lo menos.

Por Steve Nettleton

CHAPAI NAWABGANJ, Bangladesh, 31 de agosto de 2006 – Hace menos de un año,  Mosamad Mounjera Khatun presenció cómo otros decidían su futuro sin su consentimiento. Aunque Mosamad tenía apenas 14 años de edad, sus padres habían arreglado su matrimonio sin consultarla. Como le sucede a la mayoría de las jóvenes recién casadas, ella también estaría condenada a abandonar sus estudios y trabajar en casa de sus suegros.

“La pena se me reflejaba en el rostro", recordó Mosamad. “Mis amigas me preguntaban por qué estaba tan triste, y yo les decía que quería seguir estudiando pero mis padres querían que me casara. Pero yo no quiero casarme todavía".

El matrimonio adolescente es una práctica que afecta a muchas niñas en Bangladesh, donde la edad mínima legal para casarse es de 18 años para las niñas y 21 para los varones. Sin embargo, casi la mitad de las niñas que llegan a los 15 años ya han contraído matrimonio, y un 60% de ellas ya son madres a los 19. El embarazo y el alumbramiento adolescente suelen causar problemas de salud. Se calcula que un 50% de las adolescentes sufren desnutrición y anemia. En su mayoría, las mujeres no reciben educación adecuada sobre la salud reproductiva y la anticoncepción, y a menudo sufren las consecuencias de la violencia relacionada con las dotes, los secuestros y las violaciones sexuales.

Ahora, un programa que recibe apoyo de UNICEF ayuda a que esas niñas participen en la toma de decisiones que afecten su futuro.

Travesía adolescente

El proyecto Kishori Abhijan tiene como objetivo potenciar a los adolescentes, y en especial las niñas adolescentes, para que puedan participar en el proceso de decisión sobre aspectos que afecten sus vidas y convertirse en ejemplos para otros jóvenes. Uno de los propósitos de Kishori Abhijan, que en bangla significa "travesía adolescente", es la creación de un ambiente de apoyo a las niñas, tanto en sus familias como en sus comunidades.

El proyecto imparte aptitudes de liderazgo y de utilidad para la vida activa a las niñas solteras, en relación con cuestiones tales como el matrimonio adolescente, la salud reproductiva y el VIH/SIDA. También ofrece capacitación laboral en actividades tales como la costura y la fotografía, además de orientación sobre cómo iniciar una operación comercial.

Imagen del UNICEF: Bangladesh child marriage
© UNICEF/2006/Nettleton
Mosamad Mounjera Khatun junto a Mosamad Rina Akhter y otra amiga que participa en el proyecto Kishori Abhijan. Gracias a esa iniciativa, la niña no se vio obligada a contraer matrimonio a los 14 años.

Se espera que las niñas adquieran autoestima y confianza en ellas mismas para poder hacerse cargo de sus vidas.

“Creemos que si los adolescentes, tanto varones como niñas, pueden hacerse cargo de ellos mismos, eso representa un avance, al menos para ellos", señaló Rosy Parvin, que está cargo del proyecto Kishori Abhijan en Chapai Nawabganj, una localidad cercana a la ciudad de Rajshahi, en la región occidental de Bangladesh. “En el pasado, las niñas aldeanas no tenían derecho a expresar sus opiniones o deseos acerca de su futuro. Hoy en día, pueden conversar y resolver sus diferencias con sus padres y madres, a quienes les puede decir que están cometiendo un error".

Un futuro mejor para toda la familia

Con la ayuda de sus amigas que participan en el proyecto, Mosamad se liberó del matrimonio al que parecía condenada. Mosamad Rina Akhter, que lleva a cabo funciones de orientación en el proyecto, así como otras niñas que participan en el mismo, solicitaron a los padres de Mosamad que cancelaran el compromiso.

Al principio, los padres ofrecieron resistencia, porque creían que si esperaban, más adelante resultaría difícil arreglar otro matrimonio para su hija.

“Pero les dijimos que si dejaban que su hija estudiara y obtuviera una educación, ella podría conseguir empleo", dijo la orientadora. “De esa manera, Mosamad podría tener un futuro mejor y, al mismo tiempo, mejorar su futuro".

Gracias a la intervención de sus compañeras, Mosamad continúa soltera y no ha debido interrumpir sus estudios. Afirma que será ella misma quien decida qué carrera seguirá y que esperará para casarse todo el tiempo que crea conveniente.

Rosy Parvin, del proyecto Kishori Abhijan, comentó que un caso exitoso puede abrir el camino para muchos más.

“Si logramos poner fin al sistema de la dote y el matrimonio adolescente, las niñas se potenciarán automáticamente", señaló la Sra. Parvin. “Todas sabrán que nadie puede obligarles a contraer matrimonio antes de que cumplen 18 años".


 

 

Vídeo (en inglés)

25 de agosto de 2006:
Steve Nettleton, corresponsal de UNICEF, informa sobre un nuevo proyecto que alienta a las niñas de Bangladesh a estudiar antes de contraer matrimonio.

 VÍDEO alta | baja

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda