Educación básica e igualdad entre los géneros

Las puertas de las escuelas se abren para las niñas y los niños en situación de desventaja en Bangladesh

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2006/Nettleton
Una clase de segundo grado en la escuela primaria gubernamental de Kamargaon, que tiene una tasa extraordinariamente elevada de matriculación de niñas.

Por Steve Nettleton

NARSHINGDI, Bangladesh, 16 de agosto de 2006 – Morzina Begum y sus padres viven en una casucha de un solo ambiente que forma parte de un suburbio de viviendas precarias construidas con planchas de acero corrugado y techos de paja. La familia debe compartir una cocina y una letrina con varias más.

En este suburbio empobrecido de la ciudad de Narshingdi, las oportunidades no abundan. Al igual que la mayoría de sus vecinos, los integrantes de la familia de Morzina deben luchar para poder subsistir. La madre permanece en el hogar mientras el padre busca infructuosamente trabajo.

En Bangladesh, muchas familias viven en difíciles circunstancias económicas similares, que a menudo llevan a los padres a entregar en matrimonio a sus hijas en la primera adolescencia, obligándolas así a abandonar sus estudios. Las tasas de matriculación escolar de los vecindarios más pobres del país son inferiores en un 20% al promedio nacional.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2006/Nettleton
Una alumna de segundo grado en la escuela primaria gubernamental de Kamargaon espera a que le inspeccionen sus tareas escolares.

Progreso y desafíos

A pesar de las difíciles circunstancias que vive, Morzina está decidida a no dejar de estudiar. "Quiero conseguir un trabajo", responde cuando se le pregunta qué hará si logra terminar sus estudios. "Quiero ayudar a mis padres".

Morzina cursa el quinto grado en la escuela primaria gubernamental de Kamargaon, un establecimiento que representa un éxito en materia de matriculación escolar de las niñas. El alumnado de esa escuela cuenta con más niñas que niños.

Se trata de una tendencia que se repite a nivel nacional. Bangladesh conquistó el año pasado la meta de la paridad de género en materia de educación escolar primaria, ya que la tasa de matriculación de las niñas es del 86%, mientras que la de los niños es del 82%.

Sin embargo, se trata de un progreso que no todos comparten. En Bangladesh hay más de tres millones de niños y niñas que no van a la escuela, especialmente los niños y niñas discapacitados y los que pertenecen a los sectores minoritarios de la población, además de los que residen en tugurios urbanos. Una tercera parte de los alumnos primarios abandona la escuela antes del quinto grado y sólo la mitad de los que terminan el ciclo de instrucción primaria logran los niveles mínimos nacionales de preparación académica.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2006/Nettleton
En la clase de quinto grado de la escuela primaria gubernamental de Kamargaon, a la que asiste Morzina, hay más niñas que niños, lo que constituye un ejemplo del avance logrado en Bangladesh en materia de paridad de género en la educación.

“Se merecen esa oportunidad"

UNICEF colabora con el gobierno a fin de mejorar la calidad de la educación, poner en práctica nuevos métodos docentes y fomentar iniciativas que atraigan y mantengan en la escuela a más niños y niñas en situación de desventaja. También realiza campañas de concientización sobre la educación de buena calidad y la paridad de género mediante la realización de actividades públicas y la difusión en los medios de comunicación de mensajes alusivos, como la serie de dibujos animados protagonizada por la pequeña heroína Meena.

Al mismo tiempo, UNICEF ha respaldado la realización de un estudio sin precedentes para analizar la situación en materia de educación de los niños y niñas en situación de desventaja. El estudio sentará las bases de la futura asistencia técnica a los programas destinados a mejorar el nivel de acceso a la educación escolar, así como la paridad de género y la calidad de la misma.

Para el padre de Morzina, la educación de buena calidad constituye un medio para eludir la pobreza.

“Quiero que tengan una educación mejor que la que yo recibí", dice refiriéndose a sus hijos. "Quiero que estudien el doble de lo que yo estudié. Son niños, se merecen esa oportunidad. Dejemos que ellos mismos construyan su futuro".


 

 

Vídeo (en inglés)

11 de agosto de 2006:
Steve Nettleton, corresponsal de UNICEF, informa sobre diversas iniciativas de educación que favorecen a las niñas y a los niños y niñas en situación de desventaja en Bangladesh.

 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda