Educación básica e igualdad entre los géneros

En Gambella, una conflictiva región de Etiopía, se abre paso un plan básico para reincorporar a los niños a la escuela

Imagen del UNICEF
© UNICEF Ethiopia/2006/Heavens
Rima Salah, Directora Ejecutiva Adjunta de UNICEF, visita la escuela primaria de la aldea de Elia, a tres horas por carretera de la ciudad de Gambella, la capital de la remota y conflictiva región de Gambella, en Etiopía.

Por Andrew Heavens

GAMBELLA, Etiopía, 17 de mayo de 2006 – Durante una visita al occidente de Gambella, Rima Salah, Directora Ejecutiva Adjunta de UNICEF, presentó un plan básico para que más niños y niñas regresen a la escuela en una de las regiones más convulsionadas de Etiopía.

Salah dijo que UNICEF está listo a ayudar al gobierno a crear zonas humanitarias seguras en los lugares donde están ubicadas las escuelas, a fin de que los niños no teman asistir a clases. La idea de establecer “zonas de paz” en los alrededores de las escuelas de Gambella surgió durante una reunión con el presidente regional, Omot Obang Olom.

“De acuerdo con lo que conversamos el presidente y yo, el problema de Gambella es, ante todo, de seguridad” dijo Salah después de la reunión. “UNICEF tiene mucha experiencia en la creación de zonas de paz para vacunar a los niños, promover la asistencia a las escuelas y otras actividades. Las zonas de paz son importantes porque acercan a la gente”.

Salah viajó a Gambella después de pronunciar el discurso de apertura de la Segunda Conferencia Internacional sobre Políticas para la Niñez Africana, en el marco del Foro sobre Política Infantil de África. La reunión se llevó a cabo en el Centro de Conferencias de las Naciones Unidas en Addis Abeba, la capital de Etiopía, los días 11 y 12 de mayo.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Ethiopia/2006/Heavens
Niños de Etiopía dan la bienvenida a Rima Salah, Directora Ejecutiva de UNICEF, a la escuela primaria de Elia.

Las zonas de paz

Gambella tiene una larga historia de conflictos étnicos entre los grupos indígenas, los pueblos etíopes de montaña y la gente que cruza la frontera desde el Sudán meridional. Según dicen, ladrones de ganado del Sudán asesinaron el mes pasado a un gran número de personas de Etiopía.

La tensión provocada por todos esos hechos ha afectado la educación de los niños y las niñas de Gambella, dijo el Representante de UNICEF en Etiopía, Bjorn Ljungqvist, que acompañó a Salah durante su viaje.

“Las escuelas son las primeras instituciones en sufrir a causa de las emergencias, particularmente en las zonas de conflicto”, dijo. “La educación se interrumpe inmediatamente porque los maestros se sienten inseguros y a los niños les da miedo caminar desde y hacia sus escuelas”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Ethiopia/2006/Heavens
Residentes de la ciudad de Gambella se bañan en el río Baro, que cruza el pueblo y está infestado de cocodrilos.

Los dos representantes de UNICEF dijeron que el presidente regional se había mostrado entusiasmado con la idea de crear zonas de paz en Gambella. El equipo educativo de UNICEF en Etiopía y su oficina regional en la ciudad de Gambella comenzarán a desarrollar la idea, para lo cual organizarán, sobre el terreno, reuniones con organismos gubernamentales y grupos indígenas.

Un camino hacia la reconciliación

Si el plan obtiene el visto bueno oficial, a las comunidades locales se les pedirá que contribuyan con sugerencias para salvaguardar la movilización de los niños y las niñas desde y hacia la escuela. Salah manifestó que reunir a los miembros de las distintas comunidades para trabajar en el tema de las zonas de paz en los alrededores de las escuelas a menudo propicia la reconciliación entre grupos beligerantes.

“En Liberia, hace tres años pusimos en marcha la campaña ‘De regreso a la escuela’, luego de 10 años de guerra”, recuerda Salah.

“Vimos niños que, de camino a la escuela, llevaban libros, en lugar de armas. Nosotros consideramos que la educación está trayendo paz, y que los niños y las niñas son sus mensajeros”.

Ljungqvist dijo que abriga la esperanza de que en Gambella ocurra lo mismo.

“Aquí en Gambella, las comunidades han sufrido y se han sentido amenazadas e inseguras durante demasiado tiempo”, dijo. “La mejor manera de transformar la actitud de la gente es comenzar por los niños”.

“Hoy fue un buen comienzo. Ambos estamos muy complacidos de que esta idea haya sido bien recibida por el presidente y esperamos ponerla en marcha muy pronto, pues el nuevo año escolar comienza en septiembre”.

 

 

Búsqueda