Educación básica e igualdad entre los géneros

La niñez consolida el poder de las comunidades de Sudáfrica mediante el Movimiento para la Educación de las Niñas

Imagen del UNICEF
© UNICEF South Africa/2005/Josie
Niñas y niños trabajan juntos durante un taller del Movimiento para la Educación de las Niñas en la Escuela Superior Klass Mothapo en Ga Thoka, Sudáfrica.

Por Neville Josie

GA THOKA, Provincia de Limpopo, Sudáfrica, 20 de diciembre de 2005 – Muchas familias de este poblado gris y polvoriento viven sin acceso a servicios básicos como el agua y saneamiento. No hay electricidad y las instalaciones sanitarias son prácticamente inexistentes. Pero Ga Thoka está a punto de cambiar gracias a algunos de sus ciudadanos más jóvenes.

Por medio del Movimiento para la Educación de las Niñas, que recibe apoyo de UNICEF, sus participantes llaman la atención sobre el sufrimiento de otros niños y niñas huérfanos y vulnerables y contribuyen a establecer un entorno más limpio y saludable. También animan a la niñez a acabar con los estereotipos, planificar actividades para el desarrollo de la comunidad y promover la educación para todos.

Bethuel Mothapo, de 15 años, es un ejemplo de esta generación. “Las niñas y los niños tienen que encontrar juntos las soluciones”, dice en el taller de la Escuela Superior Klass Mothapo. “Por medio del Movimiento hemos podido escuchar por primera vez lo que las niñas piensan y sienten sobre nosotros. Nos ha enseñado a respetar los derechos de todos y a trabajar juntos para conseguir que nuestra comunidad sea un lugar mejor y más seguro para niñas y niños”

Imagen del UNICEF
© UNICEF South Africa/2005/Josie
Millet Nkonyane, una coordinadora veterana del Movimiento a la edad de 17 años.

Los grupos emplean el teatro, la música y las actividades deportivas para difundir sus opiniones, y trabajan con las estaciones locales de radio y aliados como UNICEF para emitir sus mensajes sobre el género y la prevención del VIH. Donde antes solamente existía el silencio, ahora hay un coro de voces que hablan bien alto de temas que eran previamente tabú como la violencia sexual y el SIDA, y un lugar donde los jóvenes pueden expresar sus temores y sus ideas sobre el futuro.

“Siempre estamos hablando sobre este derecho o aquel otro, pero me gustaría saber cómo el conocimiento sobre mis derechos me podría ayudar cuando estoy en una situación peligrosa y como niña no tengo ningún poder”, preguntó Refilwe Malatji, de 17 años, en el taller de la escuela superior de Ga Thoka.

“No queremos que nos violen, y por ello debemos aprender cómo evitar una violación", respondió Millet Nkonyane, que ya es una coordinadora veterana del Movimiento a la edad de 17 años. “Recuerda que tus derechos están protegidos por la ley. Concienciarse sobre los derechos puede contribuir a reducir los crímenes violentos”.

En una comunidad donde el embarazo entre adolescentes y el matrimonio temprano es muy frecuente, una estrategia fundamental ha sido incluir a los varones desde el comienzo. “Cuando empezamos por primera vez, los varones no querían hablar”, dice Albina Kekana, una trabajadora de una ONG denominada South African Girl Child Alliance, que colabora con el Departamento Provincial de Educación para supervisar, capacitar y prestar apoyo al Movimiento. “Solamente después del capacitar a los varones en aptitudes para la vida práctica, y por medio de talleres de sensibilización sobre cuestiones de género y masculinidad, comenzaron a compartir sus historias con sus compañeros, especialmente las niñas”.

En la provincia de Limpopo hay en la actualidad más de 50 clubes del movimiento y la mitad de los participantes son varones. En Ga Thoka, los jóvenes han logrado avanzar considerablemente entre los progenitores y los ancianos de la comunidad, convenciendo incluso a los directores de escuela y los grupos religiosos locales para que apoyen públicamente la iniciativa.

Con el cabello trenzado a la moda, Nkonyane dijo en una reunión reciente que los “grupos del Movimiento no tienen que esperar a que surja el problema. También pueden evitar el problema. Estamos aquí para aprender de todo el mundo, de los adultos y los jóvenes, y muy pronto ustedes estarán aquí en mi lugar, coordinando las reuniones”.


 

 

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda