Educación básica e igualdad entre los géneros

La campaña ‘juego limpio para las niñas’ usa el críquet para promover el desarrollo

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2005/ Zaidi
El equipo amarillo batea en el encuentro de “Juego limpio para las niñas” en Lahore, Pakistán.

Por Julia Spry-Leverton

La campaña “Juego limpio para las niñas” se vale del críquet femenino para promover mensajes fundamentales de desarrollo en pro de la educación, la igualdad y al acceso a los deportes y la recreación de las niñas en Pakistán.

LAHORE, Pakistán, 23 de septiembre de 2005 – En un día fresco y gris de septiembre, las voces de miles de muchachas estudiantes llena un atestado estadio deportivo.

La letra de la alegre canción, en idioma urdu, dice lo siguiente:
“Nuestra máxima meta es educarnos y tomar la delantera en los deportes para el desarrollo de la personalidad. ¡La educación y los deportes juntos nos infunden un nuevo espíritu! Todas debemos compartir y alentar el espíritu entusiasta de la educación y los deportes”.

Los cánticos señalaban el comienzo de un partido de críquet que duraría todo el día entre dos equipos femeninos: un evento inaugural en la campaña “Juego limpio para las niñas”, organizado por UNICEF y la Junta de Críquet de Pakistán. El encuentro ilustra el enorme progreso reciente en superar las barreras que han impedido que las niñas de Pakistán jueguen deportes en público.

Ambos equipos en el encuentro inaugural estaban compuestos por aspirantes al equipo nacional de críquet. Su entusiasmo era obvio, ya que jugaron apasionadamente desde el comienzo mismo del partido.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2005/ Zaidi
Entrega de premios en el partido de críquet “Juego limpio para las niñas”: el trofeo de UNICEF se le otorgó al equipo rojo.

Durante un intervalo en el juego, dos equipos de novatas escolares se enfrentaron por un trofeo de UNICEF. Mariam Mamoon, de 16 años, era la capitana de uno de los equipos. “Los varones creen que las chicas no pueden jugar críquet y actúan como si se tratara de un juego exclusivo para ellos”, dijo. “Yo participo para hacerles saber que nosotras también podemos jugar y ganar”.

“Espero llegar a formar parte del equipo internacional femenino de Pakistán en el futuro. ¡Me encantaría lograrlo!”

Un compromiso con las niñas de Pakistán

La actividad celebrada en Pakistán forma parte de una campaña que abarca todo el sur de Asia, auspiciada por el Consejo Asiático de Críquet y UNICEF, que busca usar el juego de críquet como un medio de promover los derechos de las niñas a la educación y al deporte.
El éxito de este empeño en Pakistán se demuestra por el progreso alcanzado en la comprensión de estos dos derechos.

“En un país donde acabamos de empezar a fijarnos en los problemas de género, este encuentro de ‘Juego limpio para las niñas’ es un paso positivo: ¡un gran comienzo!”, dijo Chaudry Parvez Elahi, primer ministro del Punjab, en la ceremonia de entrega de premios.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2005/ Zaidi
En las atestadas bancas del estadio, un público de 12.000 niñas –muchas de ellas con viseras de sol y abanicos que representan a Meena, el personaje de los dibujos animados– manifiesta su entusiasmo por el críquet.

“Celebrar este partido servirá como un cambio de dirección en el terreno de los deportes, ya que el críquet se convertirá ahora en un lugar de primera línea para las mujeres. La consigna de “Juego limpio para las niñas”, vinculado como está al derecho a la educación, se tornará una fuerza que nos oriente en nuestra búsqueda de la igualdad para las mujeres.

“Ya pasó el tiempo en que a la niña se le daba menos importancia que al varón. Desde nuestra perspectiva, la niña y el niño tienen que andar juntos como ciudadanos iguales por la senda del desarrollo y del progreso”

Omar Abdi, representante de UNICEF en Pakistán, también habló en el acto, resaltando la reciente contribución de 4 millones de dólares del gobierno de Noruega para la educación en Pakistán. Abdi elogió la energía y el entusiasmo contagiosos de las 12.000 muchachas que asistieron.

El estadio estaba decorado con estandartes y banderolas que representaban a Meena: un popular personaje de los dibujos animados creado por UNICEF, y símbolo de lo que las niñas pueden lograr si se les da igualdad de oportunidades. “Estoy seguro”, afirmó Abdi, “que todas ustedes hoy aquí se irán acordándose, como dice Meena, de que ‘educar a las niñas las hace triunfar en la vida’ y que ‘una niña que practica deportes se conserva sana y fuerte’”.


 

 

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda