Colombia

Un proyecto educacional ayuda a que niños y niñas colombianos víctimas de los conflictos armados regresen a la escuela

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Gracias al proyecto “La Escuela busca al niño”, que recibe apoyo de UNICEF, Johana Agudelo Norena (izq.), que se había visto obligada a abandonar sus estudios, ha podido regresar a la escuela.

Por  Marisol Quintero

MEDELLÍN, Colombia, 16 de junio de 2006 – Todos los días, al regresar de la escuela, Johana Agudelo Norena debe ascender los 300 escalones que llevan a su hogar, en la parte más elevada de Las Mirlas, un tugurio de la ciudad de Medellín. Johana ya está acostumbrada a volver a su casa cansada y cubierta de lodo, pero feliz porque ha podido reanudar sus estudios.

Johana, de 11 años de edad, vive con sus cinco hermanos y hermanas, además de su madre y abuela, en una abarrotada y precaria construcción de dos ambientes con cuatro camas y una letrina exterior. Como muchos de sus vecinos, Johana y sus parientes debieron huir de la pequeña parcela de tierra que ocupaban debido a la guerra civil que sacude a Colombia.

Los enfrentamientos entre las guerrillas de izquierda, las agrupaciones paramilitares de derecha y las fuerzas del gobierno asolan al país desde hace más de 40 años y han causado el desplazamiento de más de 3,5 millones de personas, de las cuales la mitad son niños y niñas. Los desplazamientos de tal envergadura han agravado los problemas en ciudades como Medellín, donde el 43% de los habitantes se encuentra por debajo del nivel de por pobreza y donde se registran anualmente unos 800 asesinatos.

Millones de desplazados por los conflictos

Desde 2004, cuando la familia de Johana se instaló en Las Mirlas, su madre, Alba Lucía, trabaja de empleada doméstica pero apenas si gana lo suficiente para pagar el alquiler y alimentar a sus hijos. Aunque a veces puede comprarles una nueva prenda de vestir o un par de zapatos, durante muchos meses los niños no pudieron ir al escuela porque no contaban con los medios necesarios para cubrir el costo de los exámenes, los uniformes y los libros.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Para Johana Agudelo Norena, que había quedado traumatizada debido a la violencia que sufrió, volver a clase representó un importante paso adelante.

La situación cambió cuando el personal del proyecto “La Escuela busca al niño” visitó la vivienda de la familia de Johana a principios del año pasado.

Ese proyecto, que recibe respaldo de UNICEF, tiene como objetivo lograr que los niños y niñas que abandonaron sus estudios regresen a las aulas. Johana; su hermana Gisela, de 12 años, y su hermano Duban, de 10, pudieron asistir durante varios meses a las clases preparatorias que se dictan como parte del propio proyecto. Posteriormente, los trabajadores sociales hicieron los trámites necesarios para que los niños pudieran estudiar en un colegio localizado al otro lado del Valle sobre el que se extiende Las Mirlas. El proyecto cubre todos los gastos escolares de los niños.

Para Johana, que había quedado traumatizada a consecuencia de la violencia que sufrió cuando vivía en el campo, volver a la escuela representó un importante paso adelante. Cuando los trabajadores del proyecto “La Escuela busca al niño” entrevistaron por primera vez, la niña prácticamente no hablaba.

"Sí, hablaba poco”, recuerda Johana. “Ahora, en la escuela, hablo sin parar”.

Un importante paso adelante

El coordinador del proyecto, Jaime Saldarriaga, de la Corporación Regional de Medellín, afirma que la reintegración escolar de los niños y niñas que habían abandonado sus estudios es imprescindible para poner fin a la historia de violencia de esa ciudad.

"Medellín tiene una historia sangrienta, y los niños han crecido en ese clima de violencia”, explica. “Tenemos que hacer algo, porque si no hacemos nada los niños y niñas continuarán repitiendo ese ciclo de violencia como forma de vida”.

Desde 2004, cuando se puso en marcha, el proyecto ha matriculado a 375 niños que no podían estudiar debido a su pobreza o a que sufrían los efectos de la violencia. De esos, 310 fueron reintegrados en el sistema escolar. Johana forma parte del grupo de 500 niños y niñas que se sumaron al proyecto el año pasado. Saldarriaga señala que desea que el gobierno se haga cargo del proyecto, a fin de que se amplíe y pase a formar parte permanente de la estructura educacional de Medellín.

Johana dice que su ambición es ser doctora, un sueño que comparte con muchos otros niños y niñas. Pero ahora que Johana ha vuelto a la escuela, su sueño podría hacerse realidad.


 

 

Vídeo

7 de junio de 2006:
Carolina Ramirez, corresponsal de UNICEF, informa sobre una iniciativa educacional para los niños y niñas que no van a la escuela por haber sufrido las consecuencias de los conflictos armados en Colombia.
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Enlaces

La violencia en Colombia produce el desplazamiento de familias indígenas [incluye vídeo]

El gobierno colombiano examina su compromiso con la niñez y la juventud

Educación para la paz

Búsqueda