Las campañas de educación de las niñas

Introducción

© UNICEF/HQ98-1087/ Giacomo Pirozzi
Tres niñas comparten un pupitre y reciben ayuda de su profesora en Ibadan, Nigeria

Todos los niños y las niñas tienen derecho a recibir una educación, ya que este servicio les proporciona el conocimiento y las aptitudes que necesitan para alcanzar su potencial y protegerse contra el peligro. Y la mejor calidad de vida que brinda la educación se traduce en enormes beneficios para toda la sociedad. Por ello, la educación es esencial en el desarrollo de todos los países. Sin embargo, a las niñas se les excluye con mucha frecuencia de este proceso. Si esto sigue así, nunca se lograrán estos progresos.

El UNICEF inició la campaña de educación de las niñas “25 para 2005” con el fin de acelerar las actividades en marcha destinadas a cumplir con el compromiso mundial de educar a todos los niños y las niñas. La campaña tiene como meta principal escolarizar a las niñas en 25 países donde se necesitan actividades suplementarias para lograr el Objetivo de Desarrollo para el Milenio de 2005, que trata de conseguir la paridad de género en la educación. La campaña “25 para 2005” se centra en aliados como los gobiernos y los donantes para tomar algunas de las decisiones de política y de recursos fundamentales en la esfera de la educación de las niñas.

¡Vamos niñas! Educación para toda la infancia, una campaña del UNICEF, trata de concienciar a la opinión pública, obtener su apoyo y movilizar recursos destinados a “25 para 2005”. Trabajamos con una amplia gama de aliados –desde los niños, las niñas y los maestros hasta las autoridades religiosas– y utilizamos deportes populares como el fútbol y el cricket para llegar a estas personas.

Si conseguimos lograr el objetivo de 2005, el futuro de toda una generación de niñas y de sus comunidades será mucho más brillante. Los niños se beneficiarán también: debido a que las niñas confrontan por lo general mayores obstáculos a la educación, eliminarlos es la mejor manera de asegurar que aumente la matriculación tanto para los niños como para las niñas. Y debido a que los beneficios que depara la educación se transmiten de una generación a la siguiente, el futuro de las próximas generaciones será también mucho más brillante.

Para obtener más información sobre todas estas cuestiones y las medidas del UNICEF, pulse aquí. pulse aquí.


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Búsqueda