Malasia

Ayuda a los niños indígenas en edad preescolar de las regiones apartadas de Malasia

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Un grupo de niños y niñas indígenas en una guardería de la aldea de Kampung Peta, que forma parte de Malasia Peninsular. Los pobladores de la aldea son de origen orang aslis.

Por Steve Nettleton

KAMPUNG PETA, Malasia, 2 de julio de 2008 – Los bosques del Parque Nacional Endau-Rompin, que se encuentran en lo más profundo de Malasia Peninsular, albergan raras especies de aves, mariposas y rinocerontes, así como una rica flora. También constituyen el hábitat natural de la población indígena malasia que se llama a sí misma “orang asli”, o gente aborigen.

La aldea de Kampung Peta es el asentamiento más recóndito de la población orang asli en el estado meridional de Johor. Sus habitantes, en su mayoría pertenecientes a la minoría étnica jakun, no viven existencias completamente aisladas, sin embargo. La aldea recibe periódicamente visitas de turistas y el gobierno ha dotado a sus pobladores de un centro comunitario, una escuela primaria y una biblioteca.

Interés por aprender

Tinah binti Jala, que creció en Peta, trabaja de maestra en la única guardería de la aldea. La docente explica que muchos niños y niñas jakun no van a la escuela debido a la distancia, tanto físico como cultural, que separara a la población de los establecimientos de educación.

“Yo creo que eso se debe a que viven en un medio ambiente aislado y a que carecen de personas que les den ejemplos en materia de educación”, explica Tinah. “Por eso, los niños y niñas sólo quieren jugar, y no quieren ir al escuela. Sin embargo, el estado de la educación es muy distinto a lo que solía ser antes. Ahora, los pobladores tienen más interés en recibir educación”.

Pese a que en los últimos 15 años las tasas de deserción escolar de los niños y niñas orang asli han disminuido notablemente, un 80% de la niñez indígena no termina la escuela secundaria. Muchos de los niños comienzan estudiar malasio e inglés en la escuela primaria, pero pronto quedan rezagados con respecto a otros estudiantes de su misma edad.

Más oportunidades

En colaboración con UNICEF e ING, un aliado del mundo empresarial, el Ministerio de Desarrollo Rural y Regional de Malasia se esfuerza por mejorar las oportunidades de los niños de este país en materia de educación, comenzando por la educación preescolar.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Tinah binti Jalah enseña en la única guardería de la aldea de Kampung Peta. La maestra emplea el programa “Reach Out and Read” para alfabetizar a sus alumnos.
El programa “Reach Out and Read” tiene como objetivo ayudar a los niños y niñas a dominar cuatro componentes principales del aprendizaje: el lenguaje y la comunicación; el desarrollo cognoscitivo; la moral y la espiritualidad, y el desarrollo socioemocional y la creatividad. El programa hace especial hincapié en las aptitudes lingüísticas, ya que el dominio del lenguaje posibilita que los niños y niñas aumenten su capacidad de pensar, imaginar y comprender conceptos, y de comunicarse de manera eficaz.

En la actualidad, el programa “Reach Out and Read” presta servicios a unos 2.400 niños y niñas con problemas de aprendizaje que habitan las regiones rurales y las partes menos accesible de Malasia, y brinda capacitación especial a unos 300 docentes de jardín de infantes.


 

 

Vídeo (en inglés)

Steve Nettleton, corresponsal de UNICEF, informa sobre los esfuerzos que se realizan en Malasia para brindar a los niños y niñas indígenas más oportunidades en materia de educación.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda