Primera infancia

Situaciones de emergencia

_blank
© UNICEF/ HQ96-1400/ Pirozzi
Varios niños sentados en un banco contra una pared beben de tazones marrones en la Guardería Infantil de Kibera, que recibe apoyo de UNICEF y funciona en la localidad del mismo nombre, que es el tugurio más grande de Nairobi, la capital de Kenya.

Los niños y niñas de corta edad son especialmente vulnerables en las situaciones de crisis, inestabilidad y violencia. Los años formativos de los niños, desde el nacimiento hasta los seis años, y en especial los primeros dos años de vida, tienen una importancia fundamental para la formación de la inteligencia, la personalidad y el comportamiento social. Para los niños y niñas de corta edad, el principal riesgo consiste en crecer en un ambiente represivo que limite la creatividad y no ofrezca las condiciones adecuadas para el desarrollo físico y mental saludable. Los desastres naturales y los conflictos armados pueden tener graves consecuencias para el desarrollo físico, mental y emocional de los niños y niñas de corta edad.

En la etapa inicial de una situación de emergencia, UNICEF evalúa la situación de los niños y niñas de corta edad y recaba información que le permite establecer cuáles son las necesidades más urgentes. El restablecimiento de los servicios de atención primaria de la salud, y de los servicios de nutrición y atención maternoinfantil, así como del acceso al agua potable y a un entorno higiénico, forman parte de una respuesta integrada a los problemas de desarrollo del niño en la primera infancia en la situaciones de emergencia. Para garantizar la estabilidad de los niños y niñas de corta edad en las situaciones de emergencia resulta imprescindible respaldar y colaborar con los padres y otras personas a cargo de los niños.

Los espacios acogedores para los niños les brindan servicios esenciales de atención de la salud en situaciones de emergencia. Igualmente importante resulta que les ofrezcan estabilidad en el medio de una situación caótica y que les permita seguir recibiendo educación escolar, apoyo psicosocial y la posibilidad de jugar con otros niños. El aspecto fundamental de estos espacios es la concentración en el desarrollo de los niños de corta edad. Por ejemplo, en Liberia, UNICEF colaboró con diversos aliados y comités en pro de los espacios acogedores para los niños a fin de brindar atención a los niños de corta edad, fomentar su crecimiento y ofrecer a los niños en edad escolar orientación sobre el aprendizaje y oportunidades de recreación. En ese contexto, se fomentó la sensibilidad del personal que atendía a los niños y niñas en materia de atención y crianza de los menores.

El Conjunto integrado para el desarrollo en la primera infancia es un componente fundamental de la respuesta de UNICEF a la situación de los niños y niñas en situaciones de emergencia. Ese conjunto de materiales se concentra en las necesidades de los niños de hasta seis años de edad en situaciones de emergencia o de transición y puede emplearse también en los programas ordinarios de desarrollo. El Conjunto integrado para el desarrollo en la primera infancia se complementa con una guía de actividades y unos formularios de actividades de fácil empleo (en inglés) que incluyen sugerencias sobre el uso de cada material en función de la edad y los intereses de los niños. Contienen información básica acerca de las necesidades psicosociales de los niños y niñas en situaciones de inestabilidad, propone actividades de recreación que se pueden llevar a cabo con el contenido del Conjunto integrado y sugiere ideas sobre la elaboración de juguetes con materiales locales.


 

 

 

 Imprimir artículo

Búsqueda