Convención sobre los Derechos del Niño

Las preguntas más frecuentes

En estas páginas se puede encontrar una selección amplia de recursos, entre ellos publicaciones de UNICEF, hojas de datos relacionadas con la Convención sobre los Derechos del Niño y sus Protocolos Facultativos, enlaces a otras páginas útiles en Internet, y respuestas a las preguntas más frecuentes sobre la Convención y sus Protocolos Facultativos.

¿Qué es la Convención sobre los Derechos del Niño?
La Convención sobre los Derechos del Niño es un tratado internacional que reconoce los derechos humanos de los niños y las niñas, definidos como personas menores de 18 años. La Convención establece en forma de ley internacional que los Estados Partes deben asegurar que todos los niños y niñas —sin ningún tipo de discriminación— se beneficien de una serie de medidas especiales de protección y asistencia; tengan acceso a servicios como la educación y la atención de la salud; puedan desarrollar plenamente sus personalidades, habilidades y talentos; crezcan en un ambiente de felicidad, amor y comprensión; y reciban información sobre la manera en que pueden alcanzar sus derechos y participar en el proceso de una forma accesible y activa.

¿Cómo se decidió el contenido de la Convención sobre los Derechos del Niño?
Las normas que aparecen en la Convención sobre los Derechos del Niño fueron negociadas durante un periodo de 10 años por gobiernos, organizaciones no gubernamentales, promotores de los derechos humanos, abogados, especialistas de la salud, asistentes sociales, educadores, expertos en el desarrollo del niño y dirigentes religiosos de todo mundo. El resultado es un documento consensuado que tiene en cuenta la importancia de los valores tradicionales y culturales para la protección y el desarrollo armonioso del niño. Refleja los principales sistemas jurídicos del mundo y reconoce las necesidades específicas de los países en desarrollo

¿De qué manera protege la Convención estos derechos?
La Convención constituye un punto de referencia común que sirve para analizar los progresos alcanzados en el cumplimiento de las normas en materia de derechos humanos infantiles y para comparar los resultados. Al haber aceptado el cumplimiento de las normas de la Convención, los gobiernos están obligados a armonizar sus leyes, políticas y prácticas con las normas de la Convención; a convertir estas normas en una realidad para los niños y niñas; y a abstenerse de tomar cualquier medida que pueda impedir o conculcar el disfrute de estos derechos. Los gobiernos están también obligados a presentar informes periódicos ante un comité de expertos independientes sobre los progresos alcanzados en el cumplimiento de todos los derechos.

¿De qué manera la comunidad internacional verifica y apoya los avances en la aplicación de la Convención?
El Comité de los Derechos del Niño, un organismo compuesto por expertos independientes elegidos internacionalmente, con sede en Ginebra, desde donde verifica la aplicación de la Convención,  exige a los gobiernos que han ratificado el tratado a que sometan informes periódicos sobre la situación de los derechos de los niños en sus países. El Comité analiza y comenta estos informes y alienta a los estados a que tomen medidas especiales y establezcan instituciones especiales para la promoción y protección de los derechos de la infancia. Cuando es necesario, el Comité solicita asistencia internacional a otros gobiernos y asistencia técnica a organizaciones como UNICEF. Para obtener más información, véase la página “Aplicación” bajo “Uso de la Convención de la Infancia”.

¿Cuál es la nueva perspectiva de la infancia en la Convención?
La Convención presenta una serie de normas universales a las que todos los países pueden prestar su adhesión. Refleja una nueva perspectiva sobre la infancia. Niños y niñas no son ya ni la propiedad de sus padres ni los beneficiarios indefensos de una obra de caridad. Son seres humanos y los titulares de sus propios derechos. Según la perspectiva que presenta la Convención, el niño es un individuo y un miembro de una familia y una comunidad, con derechos y responsabilidades apropiados para su edad y su madurez. Reconocer los derechos de la infancia de esta forma permite concentrarse en el niño como un ser integral. Si en una época las necesidades de los niños se consideraron un elemento negociable, ahora se han convertido en derechos jurídicamente vinculantes. Debido a que ha dejado de ser el receptor pasivo de una serie de beneficios, el niño se ha convertido en el sujeto o titular de sus derechos.

¿Por qué es especial la Convención?
La Convención:

  • Se aplica en prácticamente toda la comunidad de naciones, con lo que ofrece un marco ético y jurídico común que permite formular un programa dedicado los niños. Al mismo tiempo, constituye un punto de referencia común según el cual es posible valorar los progresos alcanzados.
  • Representa la primera vez en que se realizó un compromiso formal para asegurar el cumplimiento de los derechos humanos y verificar los progresos alcanzados en favor de la infancia.
  • Indica que los derechos de los niños y niñas son derechos humanos. No son derechos especiales, sino más bien los derechos fundamentales integrales a la dignidad humana de toda las personas, incluidos los niños y niñas. Los derechos de la infancia no pueden considerarse por más tiempo como una mera opción, como si fuera un favor o una gentileza dedicada a los niños, o una obra de caridad. Los derechos generan obligaciones y responsabilidades que todos debemos cumplir y respetar.
  • Fue aceptada incluso por entidades no estatales. El Ejército Popular de Liberación del Sudán, un movimiento rebelde en el sur del Sudán, es un ejemplo.
  • Es un elemento de referencia para muchas organizaciones que trabajan con los niños o en favor de ellos, incluidas las ONG y las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas.
  • Reafirma que todos los derechos son importantes y esenciales para el desarrollo pleno del niño y la importancia de dirigirse a todos y cada uno de los niños y niñas.
  • Reafirma la noción de que el Estado es responsable por el cumplimiento de los derechos humanos, y los valores de transparencia y escrutinio público asociados con ella.
  • Promueve un sistema internacional de solidaridad diseñado para alcanzar el cumplimiento de los derechos de la infancia. Utilizando como punto de referencia el proceso de presentación de informes que establece la Convención, se exhorta a los países donantes a que ofrezcan su asistencia en aquellas esferas en que se han definido necesidades concretas; asimismo, los países beneficiarios tienen que encauzar hacia estas esferas la asistencia al desarrollo que reciben del exterior.
  • Subraya y defiende la función de la familia en las vidas de los niños y niñas.

¿De qué manera define la Convención a los niños y las niñas?
La Convención define como "niño" o "niña" a toda persona menor de 18 años, a menos que las leyes pertinentes reconozcan antes la mayoría de edad. En algunos casos, los Estados tienen que mantener una coherencia a la hora de definir las edades de referencia, como la edad para trabajar y la edad para terminar la educación obligatoria; pero en otros casos, la Convención no deja equívocos cuando se trata de establecer los límites, como ocurre en el caso de la prohibición de condenar a la pena capital o la pena de muerte a una persona menor de 18 años.

¿Cuántos países han ratificado la Convención?
Ha habido más países que han ratificado la Convención que cualquier otro tratado de derechos humanos en la historia: hasta el mes de noviembre de 2005, un total de 192 países se habían convertido en Estados Partes de la Convención.

¿Quién no ha ratificado y por qué no?
La Convención sobre los Derechos del Niño es el tratado de derechos humanos más amplia y rápidamente ratificado de toda la historia. Solamente dos países, los Estados Unidos y Somalia, no han ratificado este celebrado acuerdo. En la actualidad, Somalia no puede avanzar hacia la ratificación debido a que carece de un gobierno reconocido. Al firmar la Convención, los Estados Unidos han indicado su intención de ratificarla, pero todavía no lo han hecho.

Como ocurre con otras muchas naciones, los Estados Unidos llevan a cabo un examen y un escrutinio exhaustivos de los tratados antes de ratificarlos. Este examen, que incluye una evaluación sobre el grado de armonización entre el tratado y las leyes y prácticas vigentes en el país en los ámbitos estatal y federal, puede durar varios años, o incluso más tiempo si se considera que el tratado es controvertido o si el proceso de análisis se politiza. Por ejemplo, los Estados Unidos tardaron más de 30 años en ratificar la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, y la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, que fue firmada por los Estados Unidos hace 17 años, todavía no ha sido ratificada. Además, por lo general el gobierno de los Estados Unidos solamente considera un tratado de derechos humanos al mismo tiempo. Actualmente, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer se considera como la prioridad principal de la nación entre todos los tratados de derechos humanos.

¿De qué manera utiliza UNICEF la Convención?
El Secretario General de las Naciones Unidas ha solicitado la incorporación de todas las cuestiones relativas a los derechos humanos en todas las esferas de las operaciones de las Naciones Unidas; por ejemplo, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (OACNUR) en su mandato relativo a los niños y niñas refugiados, o la Organización Internacional del Trabajo en su compromiso para eliminar el trabajo infantil. En el caso de UNICEF, la Convención se ha convertido en algo más que un punto de referencia, y ha pasado a ser una directriz sistemática de las labores de la organización. Tal como se expresa en la Declaración de la Misión, UNICEF tiene la misión de "promover la protección de los derechos del niño" y "se esfuerza por conseguir que esos derechos se conviertan en principios éticos perdurables y normas internacionales de conducta hacia los niños." UNICEF promueve los principios y las disposiciones de la Convención y la incorporación de los derechos de la infancia de una forma sistemática en sus tareas de promoción, programación, verificación y evaluación.

La Convención sobre los Derechos del Niño sirve a UNICEF de guía sobre las esferas que tiene que valorar y abordar y es un instrumento que permite a UNICEF analizar los progresos que se alcancen en estas esferas. Integrar un enfoque basado en los derechos humanos en todas las actividades de UNICEF es un proceso de aprendizaje en marcha que incluye una ampliación del marco del programa de desarrollo de UNICEF. Además de concentrarse en la supervivencia y el desarrollo de la niñez, UNICEF debe considerar la situación de todos los niños y niñas, analizar mejor el entorno económico y social, establecer alianzas para fortalecer la respuesta (incluida la participación de los propios niños y niñas), apoyar intervenciones sobre la base de la no discriminación y actuar considerando siempre el interés superior del niño.

¿Qué medidas tienen que tomar los gobiernos por indicación de la Convención sobre los Derechos del Niño y el Comité de los Derechos del Niño?
Por medio del análisis de los informes de los países, el Comité exhorta a todos los sectores del gobierno a que utilicen la Convención como un punto de referencia en la elaboración y aplicación de políticas para:

  • Formular un amplio programa nacional para la infancia.
  • Establecer organismos o mecanismos permanentes para promover la coordinación, la verificación y la evaluación de las actividades de todos los sectores gubernamentales.
  • Velar por que todas las leyes sean plenamente compatibles con la Convención.
  • Aumentar la presencia de los niños y niñas en los procesos de formulación de políticas de todos los sectores del gobierno mediante la introducción de una evaluación de los efectos de las medidas sobre la niñez.
  • Realizar un análisis presupuestario adecuado para establecer la proporción de fondos públicos que se emplean en la infancia y asegurar que estos recursos se utilicen de una forma efectiva.
  • Asegurar que se recopila una cantidad suficiente de datos y se utilizan para mejorar la situación de todos los niños y niñas en todas las jurisdicciones.
  • Incrementar la toma de conciencia y difundir información sobre la Convención mediante programas de formación destinados a todas las personas que participan en la formulación de políticas gubernamentales y que trabajan con niños o para ellos.
  • nvolucrar a la sociedad civil —incluidos los propios niños y niñas— en el proceso de aplicación y en la concienciación de la opinión pública sobre los derechos de la infancia.
  • Establecer por ley oficinas independientes —defensores del pueblo, comisiones u otras instituciones— para promover y proteger los derechos de la infancia. 

Además de apoyar los programas de país, ¿de qué manera asiste UNICEF a los gobiernos en la promoción de los derechos de la infancia?
Las labores de UNICEF incluyen tareas de promoción, cooperación y asistencia técnica.

  • UNICEF realiza actividades de promoción —mediante publicaciones, campañas de concienciación y la participación en las principales conferencias internacionales y declaraciones públicas— y colabora con las personas responsables de la formulación y la aplicación de leyes y políticas públicas.
  • UNICEF coopera con los gobiernos donantes y los gobiernos del mundo en desarrollo. Los programas que reciben asistencia de UNICEF procuran garantizar los derechos sociales y económicos de la infancia mediante la prestación de servicios esenciales como la salud y la educación y la mejora del acceso a una buena nutrición y a la atención. UNICEF también concentra sus esfuerzos en el presupuesto del gasto público, que alienta a los gobiernos a asignar un 20% de sus presupuestos a los servicios básicos. Además, UNICEF apoya todos los esfuerzos destinados a corregir las prácticas desiguales y la discriminación, que son las causas directas e indirectas de la privación que padecen los niños y las mujeres.
  • UNICEF coopera con otras organizaciones internacionales —sobre todo con las que integran el sistema de las Naciones Unidas, tal como lo ilustra el proceso del Marco de Asistencia para el Desarrollo de las Naciones Unidas— y las instituciones financieras internacionales.
  • UNICEF trabaja para establecer alianzas con las organizaciones de la sociedad civil, en las que participen niños, familias y otros miembros de las comunidades.
  • UNICEF ofrece apoyo y asistencia técnica al Comité de los Derechos del Niño.
  • UNICEF se concentra en los recursos sostenibles y alienta la verificación y la evaluación constantes de los programas.

¿Cuáles son las esferas en que la Convención sobre los Derechos del Niño ha sido más eficaz?
La Convención ha inspirado en todas las regiones del mundo un proceso de aplicación nacional de sus normas y de cambio social, mediante:

  • La incorporación de los principios de los derechos humanos en la legislación;
  • El establecimiento de organismos interdepartamentales y multidisciplinarios;
  • La creación de programas nacionales para la infancia;
  • La ampliación de las alianzas en favor de la niñez;
  • La promoción de defensores o comisionados encargados de los derechos de los niños y niñas.
  • El análisis de las consecuencias de las medidas sobre la niñez;
  • La reestructuración de las asignaciones presupuestarias;
  • El enfoque en la supervivencia y el desarrollo de la infancia;
  • La aplicación del principio de la no discriminación;
  • La voluntad de escuchar las opiniones de los niños y niñas; y
  • El establecimiento de sistemas de justicia para la niñez y la juventud.

Estos ejemplos son una mera muestra y no son exhaustivos. Para obtener más información y ejemplos concretos de los países, véase la hoja de datos “Aplicación a nivel nacional” en Recursos.


 

 

Documento (en inglés)

Definición de términos importantes [pdf]

Reportajes fotográficos (en inglés)

Búsqueda