Convención sobre los Derechos del Niño

¿Qué pueden hacer los parlamentarios?

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ01-0239/Hossain
Un amplio grupo de niñas estudiantes de Bangladesh se reúnen cerca del edificio del Parlamento nacional para celebrar el inicio de la campaña "Decir sí por la infancia" en 2001.

Los parlamentarios pueden y deben ser de los principales defensores de los derechos de la infancia. Pueden legislar, supervisar las actividades gubernamentales, asignar recursos financieros y, como dirigentes de sus naciones y comunidades, concienciar sobre los temas y participar en labores de promoción.

Los parlamentos son la principal institución representativa de un Estado. Son responsables de representar los intereses de todos los sectores de la sociedad, articulando estos intereses en políticas pertinentes y asegurando que estas políticas se ponen en práctica de manera eficaz. Los parlamentos tienen la capacidad no solamente de influir en las decisiones y las medidas del gobierno, sino también de contactar con las comunidades y sus electores para influir en las opiniones y en las acciones.

Entre las medidas más importantes que pueden tomar los parlamentarios para promover y proteger los derechos de la infancia se encuentran las siguientes:

  • Adoptar una legislación nacional que se corresponda con los instrumentos jurídicos internacionales firmados por el Estado;
  • Asegurar una revisión de la legislación existente —por parte de los servicios competentes del Gobierno, un comité parlamentario especial u otro organismo oficial— para establecer si sus disposiciones están en línea con la Convención sobre los Derechos del Niño;
  • asegurar que la legislación nacional se acompaña de las reglas y medidas administrativas correspondientes para asegurar una adecuada aplicación;
  • supervisar las medidas y políticas del gobierno para asegurar que defienden el interés superior del niño y evaluar sus repercusiones sobre la infancia;
  • por medio del proceso presupuestario, asignar recursos financieros suficientes en el presupuesto nacional para la puesta en vigor de la Convención y supervisar el gasto gubernamental; y
  • no dudar en ponerse en contacto, consultar y cooperar con los grupos de la sociedad civil que trabajan en cuestiones de protección de la infancia cuando preparan leyes nacionales, a fin de disponer de un amplio acceso a datos y experiencias. Los niños, las niñas y los jóvenes deben participar también en este proceso.

Para obtener más información sobre lo que deben hacer los parlamentarios para promover y proteger los derechos de la infancia, sírvase dirigirse a la oficina local de UNICEF o el Comité nacional de su país. Para obtener enlaces que contengan recursos destinados a los parlamentarios, véase la sección "Recursos" a la izquierda.


 

 

Documentos (en inglés)

Manual para la puesta en práctica de la Convención [pdf]

Definición de términos importantes [pdf]

Reportajes fotográficos (en inglés)

Búsqueda