Uzbekistán

En Uzbekistán, los niños aprenden a lavarse correctamente las manos para evitar los parásitos y otras enfermedades

Por Nigina Baykabulova

VALLE DE FERGANA, Uzbekistán, 5 de junio de 2012. Unos 900.000 niños y niñas con edades comprendidas entre los 6 y los 11 años recibieron pastillas antiparasitarias durante la Semana de promoción de la higiene y la eliminación de parásitos, una actividad celebrada en las provincias de Andijan, Fergana y Namangan, en la zona oriental del valle de Fergana.

VÍDEO (en inglés): Chris Niles, corresponsal de UNICEF, informa sobre un programa que vela por que los estudiantes de Uzbekistán aprendan a protegerse contra la infección y la enfermedad.  Véalo en RealPlayer

 

Las actividades de promoción de la salud se llevaron a cabo en 3.000 escuelas, donde los niños volvieron a aprender a lavarse las manos correctamente con agua y jabón. Estas actividades hicieron hincapié en la relación que existe entre un lavado de manos adecuado y la prevención de los parásitos y de otras enfermedades.

Juegos y lecciones sobre el lavado de manos

El punto culminante de la campaña sobre el lavado de manos fue Masqaraboz Tozavoy, o Sr. Limpio, un payaso que acudió a la Escuela secundaria N.º 2 en el distrito de Oltiarik, en la provincia de Fergana. El payaso entretuvo a los niños y niñas con sus travesuras y participó también en una actividad colectiva de lavado de manos. Juntos, cantaron y se lavaron las manos entonando el siguiente refrán: “Maaza, maaza, Kandai soza”, que en uzbeco significa “¡Que divertido, que divertido, lavarse las manos hasta que estén limpias!” 

Masqaraboz Tozayoy dijo a su público que podían verle en la televisión cantando la misma canción, y que también lo encontrarían en los carteles colocados en sus escuelas. Les pidió que difundieran estos mensajes a sus familias, sus amigos y sus vecinos. “Me gustaría que ustedes fueran los héroes del lavado de manos en su escuelas y en su casa”, les dijo.

Su juego sobre el lavado de manos produjo sus efectos: “Debemos lavarnos las manos después de ir al baño, antes de comer, después de tocar a nuestras mascotas y a los animales de la granja y después de jugar”, dijo Dilshod Abdurakhiov(6 años) para explicar lo que había aprendido.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Uzbekistan/2012/Khakimov
El payaso Masqaraboz Tozavoy enseña a los niños de la escuela secundaria N.º 2 cómo lavarse las manos correctamente en la provincia de Fergana (Uzbekistán).

La lucha contra los parásitos

Era la segunda fase de la campaña iniciada por el Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación Pública, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF en noviembre, centrada en proteger a los niños y niñas del valle de Fergana contra los parásitos.

En la campaña, los niños recibieron una dosis de mebendazol, una de las medicinas antiparasitarias más eficaces. “Como dice el refrán uzbeco ‘en un cuerpo sano vive una mente sana’. Esta campaña será muy útil para los niños y para los profesores”, dijo el director de la escuela Mukhabbatkhon Sobirova.

Un estudio realizado en 2011 conjuntamente por UNICEF y la OMS en el valle de Fergana reveló que hasta un 75% de los niños que viven en la región tenían parásitos. UNICEF realizó una campaña de promoción con las autoridades nacionales de salud y educación para tomar medidas contra la infestación de parásitos, que puede amenazar gravemente el crecimiento y el desarrollo de los niños, causar carencias de micronutrientes y obstaculizar el desarrollo cognoscitivo y la capacidad de aprendizaje. El Ministerio de Salud tomó la decisión inmediata de organizar la campaña de promoción de la higiene y la eliminación de parásitos, con asistencia de UNICEF, y diseñó conjuntamente una estrategia de agua, saneamiento y promoción de la higiene a largo plazo para obtener resultados sostenibles en materia de salud e higiene.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Uzbekistan/2012/Khakimov
Un niño recibe una pastilla antiparasitaria en la escuela secundaria Nº. 13 en la provincia de Fergana (Uzbekistán).

Lograr que los niños sean felices y estén sanos

“Esperamos que esta campaña no dure solamente una semana. Nos gustaría que el lavado correcto de las manos se convierta en un hábito. También es importante garantizar que las escuelas tengan agua y jabón para que los niños se laven las manos. Por ello, hacemos un llamamiento a las autoridades regionales y de los distritos y otras partes interesadas para que consigan que estos tres elementos, agua potable, saneamiento y lavado de manos, sean una prioridad para obtener resultados a largo plazo positivos para los niños y niñas de Uzbekistán”, dijo Savita Varde-Naqvi, la jefa de Comunicación para el desarrollo de UNICEF.

El apoyo de UNICEF a la intensa campaña de una semana de duración incluye la adquisición de un millón de pastillas de mebendazol, así como materiales de promoción de higiene para las escuelas. Diversos anuncios de servicio público fueron difundidos por las emisoras locales de radio y televisión para promover el lavado de manos apropiado.

“Me siento orgulloso de formar parte de este noble esfuerzo y me gusta mucho el enfoque basado en el entretenimiento y la educación para promover las buenas prácticas de higiene entre los niños”, dijo Masqaraboz Tozavoy. “Mi trabajo ha sido siempre hacer feliz a la gente. Pero ahora puedo lograr que los niños y las niñas sean felices y estén sanos, inspirándoles para que se laven las manos con jabón, algo que todos damos por hecho, pero que no siempre practicamos”.


 

 

Búsqueda