Sudán

La Directora Ejecutiva de UNICEF siente optimismo al finalizar su primera visita al Sudán

Imagen del UNICEF
© UNICEF Sudan/2007/Cranston
Durante una visita a un centro acogedor para los niños y niñas que recibe ayuda de UNICEF, la Directora Ejecutiva de ese organismo, Ann M. Veneman, conversa con niños y niñas que viven en el campamento de desplazados de Abu Shouk, en Darfur Septentrional.

Por Edward Carwardine

JARTUM, Sudán, 5 de noviembre de 2007 – La Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, puso fin ayer a su primera visita al Sudán manifestando su optimismo ante los avances logrados con respecto a la situación de las mujeres y los niños y niñas. También señaló la necesidad de que se redoblen los esfuerzos en varias esferas, especialmente las labores destinadas a reducir las elevadas tasas de mortalidad materna y de niños y niñas.

La Sra. Veneman quedó particularmente impresionada por el elevado número de niños y niñas que han vuelto a clases en el Sudán Meridional. En la localidad de Malakal, la Directora Ejecutiva de UNICEF visitó las instalaciones de una escuela que recibe apoyo del organismo internacional a fin de comprobar personalmente el aumento de la matriculación escolar que se produjo en los últimos dos años tras la firma del Acuerdo General de Paz, que puso fin a la guerra civil sudanesa.

El número de niños y niñas que cursan estudios primarios en el Sudán Meridional, que durante los años de guerra fue de unos 340.000 por año, llega hoy a 1,2 millones.

Campaña por la supervivencia de los niños y niñas

Durante la ceremonia de inauguración de una campaña de vacunación contra el sarampión que formó parte de la nueva Iniciativa Acelerada de la Supervivencia Infantil, la Sra.Veneman recalcó que los conjuntos de actividades integradas de atención de la salud como esa iniciativa deberían combatir las enfermedades prevenibles que cobran anualmente miles de vidas en el Sudán.

La Encuesta Domiciliaria de Salud de 2006 estableció que el 28% de los niños y niñas menores de cinco años del Sudán sufren enfermedades diarreicas, y que una quinta parte de ese sector de la población tiene paludismo.

“Para que podamos conquistar los Objetivos de Desarrollo del Milenio es necesario que compartamos un sentimiento colectivo de urgencia”, dijo la Sra. Veneman. “Es necesario que el gobierno, en todos sus niveles, se concentre en este tema. Mediante la inversión constante en la educación y la salud será posible avanzar hacia la conquista de esos objetivos, y UNICEF colaborará con el gobierno para lograrlo”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Sudan/2007/Cranston
Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF, junto a una madre y su hijo enfermo en el centro de alimentación terapéutica del campamento de desplazados de Abu Shouk, en Darfur Septentrional.

Acceso a las escuelas

Durante su visita a Darfur Septentrional, la Sra. Veneman comprobó los efectos que ha tenido el conflicto en las mujeres y los niños y niñas al reunirse en el campamento de desplazados de Abu Shouk con un grupo de madres e hijos que asisten a un establecimiento preescolar y participan en un programa de alimentación terapéutica.

“Me impresionó mucho que muchos de esos niños y niñas hayan nacido en estos campamentos y que vean al mundo desde esa perspectiva. Por eso resulta tan importante que tengan acceso a centros y escuelas acogedoras que les inspiren cierto sentido de normalidad”, agregó la Directora Ejecutiva de UNICEF. “Es obvio, sin embargo, que sería mejor que regresaran a sus hogares y pudieran vivir allí una existencia segura”.

La Sra. Veneman pudo comprobar también que algunas comunidades se han puesto a la cabeza en materia de restablecimiento de la educación, los servicios de atención de la salud y los proyectos de generación de ingresos orientados a las mujeres. Durante una visita a una aldea rural de Darfur Septentrional, la funcionaria hizo hincapié en la importancia de que las comunidades desempeñen una función de liderazgo en toda estrategia de desarrollo a largo plazo.

Bien encaminados

La última actividad de la visita de la Sra. Veneman se llevó a cabo en la nueva Unidad de protección de la familia y la niñez de Jartum. Esa dependencia fue creada por el Gobierno y la Policía Nacional del Sudán para prestar asistencia a las víctimas de la violencia y los malos tratos. La Directora Ejecutiva de UNICEF afirmó que esa dependencia constituye un modelo potencial para el resto de África porque no sólo crea conciencia acerca de la situación de las personas afectadas por la violencia por razones de género sino que también les presta apoyo y ayuda.

“Termino esta visita al Sudán con una sensación de optimismo acerca de los avances logrados en muchas partes del país”, manifestó la Sra. Veneman.

“Y pese a que queda mucho por hacer y muchos problemas por resolver, especialmente en Darfur”, terminó diciendo la Sra. Veneman, “creo que el país en general está bien encaminado con respecto al progreso de las mujeres, los niños y las niñas”.


 

 

Vídeo (en inglés)

6 de noviembre de 2007:
Edward Carwardine de UNICEF informa sobre la visita al Sudán de la Directora Ejecutiva de UNICEF Ann M. Veneman.

 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda