Panorama: Sierra Leona

Sierra Leona anuncia un servicio de atención gratuita de la salud para madres y niños

Imagen del UNICEF
© UNICEF Sierra Leone/2010/Asselin
A bordo de una motoambulancia, Seybatu Koroma se encamina a un hospital en Bonthe, Sierra Leona. El vehículo fue adquirido con apoyo de UNICEF.

Por Issa Davies

DISTRITO DE BONTHE, Sierra Leona, 27 de abril de 2010 - Sabatu Koroma, de 28 años, gime de dolor sobre la camilla de una motoambulancia. La mujer acaba de llegar al hospital Hermanos Unidos en Cristo de Mattru Jong, una aldea pesquera del distrito de Bonthe (en Sierra Leona) adonde fue transportada de emergencia debido a complicaciones del embarazo.

Koroma dio a luz a una criatura muerta en su hogar, debido a que tras más de 10 horas de trabajo de parto no logró expulsar la placenta del útero.

Un largo viaje y costos elevados

Koroma tardó dos horas en recorrer los 25 kilómetros de distancia hasta el hospital. En primer lugar, la mujer debió ser transportada en una hamaca por sus vecinos hasta el camino que lleva a Mattru Jong. Posteriormente tuvo que viajar río abajo en una destartalada balsa de troncos hasta un punto en el que pudo la recogió la motoambulancia que la transportó por un camino de piedra hasta el hospital.

Cuando Koroma llegó al hospital, un equipo de enfermeras y personal médico auxiliar la llevó rápidamente a la sala de operaciones. Debido a que en esa localidad no existe ningún banco de sangre, la paciente recibió sangre que donó su hermana. La atención que recibió en el hospital le salvó la vida.

Dos días después de su ingreso de urgencia fue dada de alta y se le entregó una factura 50 dólares estadounidenses, lo que representa una respetable suma de dinero para una madre de cuatro hijos que reside en una de las zonas más pobres de Sierra Leona.

La abolición de pagos por servicios médicos

Imagen del UNICEF
© UNICEFSierra Leone/2010/Asselin
El marido de Seybatu Koroma la recibe al regresar del hospital a su aldea, en la región occidental de Sierra Leona.

De los ocho hijos que había dado a luz anteriormente Koroma, cuatro habían muerto antes de cumplir los cinco años. Sin embargo, éste fue el primer hijo de la mujer que nació muerto. Koroma se vio obligada a dar a luz en su hogar porque carecía de medios para recibir atención médica adecuada. Debido a los costos relativamente altos, tampoco había podido hacerse los exámenes médicos prenatales recomendados.

Su caso no es raro en Sierra Leona, cuyas tasas de mortalidad maternoinfantil figuran entre las más elevadas del mundo. Según los datos más recientes de los que dispone UNICEF, en este país africano cada mujer tiene a lo largo de su vida un 12,5% de probabilidades de morir durante el embarazo o el alumbramiento. Y casi uno de cada cinco niños muere antes de cumplir los cinco años de vida.

El Presidente de Sierra Leona, Ernest Bai Koroma, anunció recientemente una política de atención gratuita de la salud de las mujeres embarazadas, las madres lactantes y los niños y niñas menores de cinco años. Esa política conllevará la eliminación de los cargos por servicios médicos e instituirá el suministro gratuito de tratamiento y medicamentos en todos los centros de salud pública del país. Se calcula que solamente en este año la nueva política beneficiará a 1,2 millones de madres y niños.

Apoyo práctico

UNICEF brinda apoyo a la eliminación de los pagos por los servicios médicos mediante el continuado suministro de medicamentos esenciales en todo el país. Los productos que suministra UNICEF se emplean para combatir el paludismo, la diarrea, las enfermedades prevenibles mediante la vacunación y la desnutrición en la población menor de cinco años. UNICEF también colabora con la atención de la salud materna proveyendo medicamentos para la atención prenatal y posnatal.

Asimismo, el organismo internacional ha donado a varios hospitales motocicletas adaptadas para su uso como ambulancias como la que transportó a Koroma hasta el hospital de Mattru Jong.

 “Esa ambulancia”, dice la mujer, “me salvó la vida”.


 

 

Búsqueda