Namibia

Los trabajadores comunitarios de Namibia llevan la atención médica hasta los poblados más remotos

En septiembre de 2012, UNICEF publicó 2012 Progress Report on Committing to Child Survival: A Promise Renewed (Informe de progresos de 2012 sobre Compromiso con la supervivencia infantil: Una promesa renovada). El informe muestra que el número de niños que mueren antes de cumplir cinco años ha descendido sorprendentemente en las dos últimas décadas.

Esta serie de artículos visita diferentes países para explorar estos datos sobre el terreno.

Haga clic aquí para obtener más información sobre "Una promesa renovada".

Por Judy Matjila

OPUWO, Namibia, 18 de octubre de 2012. En su afán por asegurar que ningún niño muera a causa de enfermedades prevenibles, el Ministerio de Salud y servicios sociales de Namibia, con el apoyo de UNICEF y de otros aliados para el desarrollo, ha desplegado a 34 promotores de salud en calidad de empleados públicos para llevar los servicios de salud y de bienestar social de los centros de salud hasta la comunidad.

VÍDEO (en inglés): UNICEF informa sobre el despliegue de un grupo de promotores de salud en una zona remota de Namibia.  Véalo en RealPlayer

 

Esta iniciativa tiene como objetivo acercar los servicios a la comunidad y garantizar la distribución equitativa de los servicios de salud centrados en la comunidad y en el hogar.

El acceso a la salud es un desafío

En Namibia, la mortalidad infantil se redujo de 74 por cada 1.000 nacidos vivos en 2000 a 42 por cada 1.000 nacidos vivos en 2011, pero la mayoría de estos niños mueren porque no reciben servicios a tiempo.

La expansión de los servicios acusa problemas de escasez de personal cualificado y falta de transporte.

La inaccesibilidad geográfica es también una de las principales causas subyacentes de la situación, ya que la mayoría de los habitantes de las zonas rurales viven por lo menos a 10 km de las instalaciones de salud más cercanas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF VIDEO
Recientemente, el promotor de salud Vemupomambo Tjivinda examina a Uateuondjara, el bebé de dos meses de Uandjenguaije Tjiuharo. Tjiuharo pertenece a la comunidad nómada ovahimba, en una región remota de Namibia. Los trabajadores de la salud pueden servir como un enlace vital entre los servicios de salud y la comunidad.

Llevar la salud a la comunidad

Opuwo es la capital de la región de Kunene, escasamente poblada. Presenta uno de los terrenos más accidentados y por ello resulta difícil llegar a los hogares con intervenciones que salven las vidas de los niños.

El despliegue de este grupo de trabajadores comunitarios en Kunene es un paso importante para abordar la situación. El programa demuestra la voluntad política y el compromiso del Gobierno de alcanzar incluso a las personas más aisladas.

Los promotores de salud han completado seis meses de capacitación sobre temas relacionados con la salud. Recientemente recibieron sus certificados en una ceremonia oficial en Opuwo.

En  su intervención durante la ceremonia, el ministro de Salud y Servicios Sociales, el Dr. Richard Kamwi, dijo: “El establecimiento de la iniciativa de promotores de la salud en Kunene servirá para acelerar la promoción de la concienciación sobre la salud y fortalecer la capacidad de las comunidades locales, con el fin de tener un mayor acceso y participación en las intervenciones de atención primaria de salud”. El ministro apuntó que los trabajadores de la comunidad sirven de enlace entre los centros de salud y las comunidades, y su presencia servirá también para aumentar el número de trabajadores de salud cualificados en la comunidad.

El Dr. Kamwi hizo hincapié en que Namibia se ha comprometido a alcanzar los objetivos de salud acordados internacionalmente, incluidos los Objetivos de Desarrollo del Milenio, para el año 2015.

Imagen del UNICEF
© UNICEF VIDEO
Tjivinda da consejos médicos y proporciona medicamentos gratuitos, tales como gotas contra la poliomielitis o píldoras de vitaminas.

“Esta es la manera más rentable de impedir la muerte de muchos niños pequeños y de mujeres por causas que se pueden evitar en todas las zonas de Namibia”, dijo Micaela Marques De Sousa, representante de UNICEF en Namibia.

El apoyo a la intervención

La iniciativa de los promotores de salud ha sido posible gracias al liderazgo del Ministerio de Salud y servicios sociales, con la contribución técnica y financiera de USAID, el proyecto FHI 360 C-Change, el sector privado (Teck Namibia Limited), UNICEF, la OMS y otras organizaciones de las Naciones Unidas.

La directora de la Oficina de salud de USAID, Melissa Jones, manifestó: “USAID se enorgullece de formar parte de esta intervención innovadora que ayudará a salvar vidas en la región de Kunene y que sirve de ejemplo de los esfuerzos del Gobierno de los Estados Unidos en la actualización de la estrategia de la Iniciativa de Salud Mundial en Namibia, que consiste en mejorar el acceso para las poblaciones marginadas y vulnerables”.


 

 

Redes sociales

Búsqueda