UNICEF en situaciones de emergencia

"Acción Humanitaria para la Infancia de 2012" insta a conceder una atención continua para el Cuerno de África

El informe hace un llamamiento por 1.280 millones de dólares para responder a las necesidades de los niños más vulnerables

Por Chris Niles

NUEVA YORK, 26 de enero de 2012. La crisis imperante en el Cuerno de África constituirá todavía una parte significativa de la respuesta humanitaria mundial de UNICEF el año que viene, según se desprende del informe Acción Humanitaria para la Infancia de 2012, cuyo lanzamiento será mañana.

VÍDEO: 19 de enero de 2012. Director de Programas de emergencia de UNICEF, Louis-Georges Arsenault, comenta el llamamiento anual de UNICEF para la financiación de emergencia.  Véalo en RealPlayer

 

En el informe, UNICEF solicita 1.280 millones de dólares estadounidenses para cubrir las necesidades de los niños más vulnerables y sus familias en 25 países y territorios. Esta cifra representa un descenso del 9% con respecto al llamamiento del año anterior.

Una crisis continua en el Cuerno de África

La crisis en Somalia y en otros países del Cuerno de África representa una tercera parte de la cantidad total.

La solicitud de financiación de UNICEF refleja una preocupación grave pues en la región todavía pesa sobre las vidas de cientos de miles de niños la amenaza de no tener suficientes alimentos: casi la mitad de todos los fondos solicitados para Djibouti, Etiopía, Kenya y Somalia se destinarán a la adquisición de alimentos y suministros de nutrición.

“En 2012 la atención seguirá puesta en el Cuerno de África, sólo que con más énfasis este año en Somalia y la situación de los refugiados en Dadaab, al este de Kenya”, afirmó  Louis-Georges Arsenault, Director de Programas de emergencia de UNICEF.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2011-1121/Holt
El Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, visita el distrito de Turkana (Kenya), afectado por la sequía. La crisis en el Cuerno de África es la mayor de todas las prolongadas situaciones de emergencia que supuso un desafío a los derechos y el bienestar de la infancia en 2011.

Satisfacer las necesidades urgentes y de largo plazo

El informe también destaca las necesidades de los niños y las familias desplazadas por la violencia en Côte d’Ivoire y en Sudán del Sur, el segundo año de inundaciones en Pakistán y la operación en curso para la reconstrucción de Haití tras el terremoto de 2010.

“Hemos obtenido muchos resultados positivos en los escenarios de emergencia durante 2011, pero las necesidades urgentes y de largo plazo de millones de niños y de sus familias continuarán en 2012. UNICEF solicita financiación suficiente para cumplir sus compromisos con la infancia, que no sólo representa el futuro sino que es la más vulnerable y se merece un apoyo generoso y consecuente de la comunidad de donantes”, expuso Rima Salah, Directora Ejecutiva Adjunta de UNICEF.

El llamamiento de financiación también aborda las así llamadas emergencias “silenciosas”, tales como las sucedidas en la República Democrática del Congo, donde en junio de 2011 hubo más de 1,5 millones de desplazados cuya mitad eran niños y niñas, por causa de la violencia étnica. Muchos millones más fueron víctimas de agresiones sexuales y la desescolarización.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2011-1379/Page
Unas mujeres usan una bomba al borde de las crecientes inundaciones en el segundo año de inundaciones extremas que ha vivido Pakistán. Los desastres vinculados al clima exponen a los niños a ciclos recurrentes de crisis.

Una respuesta rápida y flexible

“En el Sahel afrontamos una crisis de una magnitud superior a la habitual. La situación en la República Democrática del Congo, Chad y la República Centroafricana, por mencionar algunas, son todas ellas situaciones de emergencia que necesitan fondos para que sobrevivan las mujeres, los niños y las personas más vulnerables”, manifestó Salah.

El informe pone de relieve la necesidad crítica de una financiación previsible y flexible para responder tanto a las principales emergencias como a las “silenciosas”.

“Una de las razones principales es ser capaz de responder en los lugares que no llaman la atención y disponer de la flexibilidad para llegar muy rápidamente allí donde se desencadena repentinamente una emergencia, de tal manera que no tengamos que esperar a la financiación”, expuso Arsenault.

Esta capacidad de respuesta posibilitará a UNICEF la realización de sus compromisos para, como expone el informe, “la máxima materialización de los derechos de todos los niños en todas las situaciones de emergencia”.


 

 

Acción Humanitaria para la Infancia de 2012

Búsqueda