Salud

UNICEF y la OMS dan a conocer un plan integral para hacer frente a la principal causa de la mortalidad infantil

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ1999-0620/Pirozzi
Un niño de 18 meses recibe oxígeno de un depósito en Basora, Iraq. La neumonía es la causa principal de mortalidad infantil entre los menores de 5 años en todas las regiones del mundo.

NUEVA YORK, ESTADOS UNIDOS, 2 de noviembre de 2009 – Cada día mueren más niñas y niños de neumonía que de cualquier otra enfermedad. UNICEF y la Organización Mundial de la Salud han dado hoy a conocer un plan integral para salvar a millones de niños y niñas de esta enfermedad mortal.

Vea el VÍDEO

El “Plan de acción mundial para la prevención y el control de la neumonía” (GAPP en sus siglas inglesas) se dio a conocer en la Cumbre mundial sobre la neumonía que se celebra en Nueva York.

Al anunciar el objetivo del plan de acción –la reducción en un 65% la mortalidad por neumonía entre los niños y niñas menores de cinco años antes de 2015– la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, dijo: “Las intervenciones eficaces para reducir la mortalidad infantil debida a la neumonía deben ser más amplias y ser más accesibles para los niños y niñas en peligro de contraer la enfermedad”.

La vinculación a las estrategias de preparación para la gripe

La neumonía es una consecuencia grave y frecuente de la gripe pandémica. Por eso, el plan de acción recomienda a los funcionarios de la salud que incluyan medidas para casos de emergencia por neumonía dentro de sus estrategias de preparación para la gripe. Adelantándose, el plan prevé el reparto coordinado de un conjunto de intervenciones a escala nacional.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-00814/Ramoneda
Una mujer lleva a casa a su hijo de 18 meses desde el hospital infantil gubernamental de Sindh en Karachi, Pakistán. El niño pasó casi un mes en el hospital con tratamiento para la neumonía.

“Los países deberán desarrollar un plan nacional para el control de la neumonía que requerirá la formación de un grupo de coordinación intersectorial”, dijo el Dr. Mark Young, Especialista Superior de Salud de UNICEF..

La ejecución del plan tendrá grandes repercusiones, ya que en los próximos seis años va a salvar la vida de al menos 5 millones de niñas y niños.

Invertir en los sistemas de salud

Sin embargo, la implantación del plan conllevará un costo. Se calcula que se necesitará invertir 39.000 millones de dólares estadounidenses si se quieren mejorar los sistemas sanitarios y aumentar la escala de las competencias de los países más afectados.

No es una casualidad que esos países sean los mismos que tienen que afrontar grandes retos para alcanzar el cuarto Objetivo de Desarrollo del Milenio, consistente en la reducción de la mortalidad infantil. Disminuir la grave incidencia de neumonía puede mejorar la probabilidad de alcanzar el dicho Objetivo en el África subsahariana y en Asia oriental y meridional.

Según el Dr. Young: “Con el fortalecimiento de sistemas de salud que cumplan con las intervenciones necesarias para controlar la neumonía, se logrará mejorar la capacidad para prestar todo tipo de servicios necesarios con el fin de mejorar la supervivencia materna e infantil”,.

No hay soluciones milagrosas

El GAPP hace un llamamiento para aumentar las intervenciones reconocidamente efectivas: el amamantamiento exclusivo, el lavado de manos sistemático y la ingesta de suplementos de zinc.

Además, insta a una ampliación mundial del acceso a vacunas preventivas como la del sarampión y la neumocócica conjugada, y a tratamientos antibióticos para niñas y niños que caen enfermos.

No existen soluciones milagrosas para la neumonía. Como ocurre con otras enfermedades mortales infantiles, es imposible prevenir totalmente una enfermedad que también afecta a niñas y niños de países desarrollados con acceso a servicios médicos excelentes. Por eso, el gasto más grande de la aplicación del plan de acción es el costo estimado para financiar y pagar a los trabajadores de la salud de la comunidad.

Formación de los trabajadores de la salud

En aquellos países con recursos limitados es de suma importancia aumentar a escala la formación de los trabajadores de la salud a escala local con el fin de que puedan evaluar y diagnosticar casos de neumonía.

“Las niñas y niños de zonas rurales y los que viven en hogares muy pobres tienen menos probabilidades de recibir la atención adecuada”, señaló el doctor Young.

“Ésa es una de las razones por las que UNICEF promociona la gestión de los casos con base en la comunidad, proporcionando a los trabajadores comunitarios de la salud los conocimientos, aptitudes y medicinas esenciales para atender casos de neumonía cerca de los hogares, y aumentar el acceso a una atención adecuada”, añadió el doctor Young.

Coalición mundial

El GAPP supone un llamamiento a muchos participantes: una coalición de encargados de elaborar políticas nacionales y mundiales, organismos donantes y la sociedad civil.

Como proveedores de soporte técnico en muchos países donde la puesta en práctica es más necesaria, UNICEF y la OMS pueden ayudar a dirigir los análisis y el desarrollo de planes de acción para la neumonía. Sin embargo, los objetivos del GAPP se lograrán únicamente con los esfuerzos de cooperación de los asociados internacionales y con las autoridades nacionales y regionales.


 

 

Vídeo (en inglés)

30 de octubre de 2009: El Especialista Superior de Salud de UNICEF, Robin Nandy, habla de los componentes principales del “Plan de acción mundial para la prevención y el control de la neumonía”.
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda