Supervivencia y desarrollo infantil

Un nuevo informe de UNICEF destaca los avances logrados en materia de reducción de la carencia de yodo

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ05-1805/ Pirozzi
La Dra. Nataliya Fedoseeva examina a Zhenya, de ocho años de edad, en el Centro Especializado en Medicina Genética de Kharkiv, en Ucrania. Zhenya sufre trastornos causados por carencia de yodo, que de no ser tratados podrían causarle discapacidad física y mental.

Por Chris Niles

NUEVA YORK, Estados Unidos, 26 de junio de 2008 – Un nuevo informe de UNICEF indica que en las últimas dos décadas se han producido en todo el mundo avances enormes con respecto a la protección de los niños, niñas y madres de los efectos debilitantes de los trastornos causados por la carencia de yodo.

Hace 20 años, apenas un 20% de las familias del mundo consumía niveles suficientes de yodo. En aquella época, los trastornos causados por la carencia de yodo representaban un problema de salud pública que afectaba a unos 2.000 millones de personas.

Pero gracias a una campaña mundial de UNICEF y sus aliados, un 70% de las familias del mundo obtiene hoy cantidades adecuadas de ese micronutrimento debido a que tienen acceso a la sal yodada, y 34 naciones del mundo han conquistado la meta de la yodación universal de la sal.

Un triunfo en materia de salud pública

Los resultados exitosos de esa campaña aparecen detallados en el informe “Eliminación sostenible de la carencia de yodo”, que dio a conocer hoy UNICEF.

“No se debe subestimar la importancia de esos avances. Se trata de uno de los mayores triunfos en materia de salud publica de las últimas décadas”, afirmó Werner Schultink, Director Adjunto de Nutrición de UNICEF.

El yodo, que regula el funcionamiento de la glándula tiroides, es fundamental para el desarrollo normal del organismo. La carencia de ese micronutrimento puede ser causa de bocio (inflamación del cuello), mortalidad fetal tardía y discapacidad mental.

Imagen del UNICEF
En compañía de otros funcionarios, la Dra. Sohaila Siddiqi, Ministra de Salud Publica del Afganistán (segunda de la izq.), examina la sal producida en una planta de yodación recientemente inaugurada en las afueras de Kabul.

Avances y alianzas
Uno de los factores fundamentales de los avances logrados en la lucha contra los trastornos causados por la carencia de yodo ha sido la exitosa labor de varias alianzas, como la que mantienen el Consejo Internacional de Lucha contra los Trastornos Causados por la Carencia de Yodo y la organización Kiwanis International.

UNICEF también ha colaborado estrechamente con las industrias locales y ha puesto de relieve ante los gobiernos la importancia que reviste la yodación de la sal. El programa ha tenido éxito hasta en países que confrontan numerosos desafíos en materia de desarrollo, como Bangladesh. También ha servido de ejemplo para que otros países comprendan los beneficios de otras formas de enriquecimiento de los alimentos, como el agregado de hierro y ácido fólico a la harina.

En varios países, como Haití y el Sudán, no se han registrado avances significativos en la lucha contra la deficiencia de yodo, de manera que en los próximos años las labores en pro del acceso universal a ese micronutrimento se concentrarán en ellos.

La próxima meta

“Si pudiéramos dominar la situación en unos 13 a 15 países, podríamos incrementar por encima del 80% la tasa de cobertura mundial de la sal yodada”, explicó el Sr. Schultink.

“Todos los años nacen en el mundo unos 38 millones de niños y niñas que corren peligro de sufrir lesiones cerebrales debido a la deficiencia de yodo, de manera que no podemos flaquear en nuestros esfuerzos por combatir ese problema”.

UNICEF colabora con la Alianza Mundial para mejorar la nutrición y con la Fundación Bill y Melinda Gates para conquistar esa meta.

“Esperamos que en los próximos tres a cinco años podamos dar otro paso importante hacia el logro de una tasa de cobertura aún más elevada”, terminó diciendo el Sr. Schultink.


 

 

Vídeo (en inglés)

13 de junio de 2008:
Werner Schultink, Director Adjunto de Nutrición de UNICEF, se refiere al éxito de la campaña mundial de yodación de la sal.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda