Haití

La lucha contra la desnutrición y la creación de capacidad para la salud infantil en la capital de Haití

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2011/Dormino
Cherline Noël tiene 18 meses y es pesada en una tienda de campaña para bebés del campamento de Caradeux de Puerto Príncipe, Haití. UNASCAD administra la tienda y es un aliado de UNICEF que promueve una dieta sana para niños desnutridos en los campamentos para desplazados.

Por Benjamin Steinlechner

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 13 de abril de 2011. Gracias a UNICEF y sus aliados, muchas madres de Puerto Príncipe son más conscientes ahora de los peligros que hasta la desnutrición leve supone para el bienestar y desarrollo físico y mental de sus niños en la primera infancia.

En Haití, la desnutrición es la principal amenaza para la salud infantil. No menos de 300.000 niños haitianos padecen desnutrición crónica y la mitad de las muertes infantiles en el país está provocada por la desnutrición.

La organización no gubernamental UNASCAD (Unión de los amigos socioculturales para la acción en desarrollo) se dedica a sensibilizar a la comunidad sobre estas cuestiones. El grupo es uno de los aliados locales más exitosos de UNICEF en la promoción de una dieta sana para algunas de las familias más vulnerables de Haití, que todavía viven en campamentos como consecuencia del terremoto de enero de 2010.

Refugios seguros para madres y niños

“Hace tan sólo medio año no sabíamos casi nada sobre la desnutrición”, dice Joseph Severo, representante de UNASCAD. “Hoy, educamos y ayudamos alrededor de 2.000 mujeres en nuestras cinco tiendas de campaña para bebés de Puerto Príncipe”.

Las tiendas de campaña para bebés son refugios seguros para las mujeres de los campamentos: lugares donde encuentran a otras madres o mujeres embarazadas, intercambian experiencias y consiguen el consejo profesional de las enfermeras. En la tienda de campaña del UNASCAD en el campamento para desplazados de Caradeux, cerca del aeropuerto de Puerto Príncipe, hay mucho ajetreo con mujeres embarazadas, madres jóvenes y niños, que forman parte de la enorme población del campamento.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2011/Dormino
Yfolene Louis, de 30 años de edad y con tres hijos, sostiene a su hijo de tres años en el interior de su tienda a la espera de una sesión de capacitación sobre nutrición en una tienda de campaña para bebés del campamento de Caradeux en Puerto Príncipe, Haití.

“Vengo aquí al menos dos veces por semana”, comenta Yfolene Louis, una madre de 30 años que tiene tres hijos. “Asistí a sesiones de formación donde me dijeron qué comer durante el embarazo. También aprendí que es necesario amamantar exclusivamente a mi niño hasta los seis meses de edad, con el fin de prevenir enfermedades. Yo no sabía esto cuando mis otros hijos eran bebés”.

La promoción de la salud y la igualdad

La creación de capacidad de las ONG locales y las instituciones gubernamentales centra las actividades de UNICEF en Haití para 2011. Representa el instrumento más poderoso para crear acceso equitativo a los servicios de asistencia médica y un cambio sostenible.

“La creación de capacidad es un proceso largo pero es alentador ver mejoras del programa como resultado de nuestro apoyo y colaboración” expresa Leslie Koo, Especialista de Nutrición de UNICEF.

Koo añade que una de las labores más importantes de UNICEF es ayudar a que sus aliados se conviertan en expertos técnicos. “Tenemos que asegurarnos de que las madres y futuras madres tengan contacto con la información adecuada durante las sesiones de formación, y que esta información se difunda a tantas personas como sea posible”, expone Koo.

Tras haber colaborado estrechamente con UNICEF mediante las diferentes etapas de su formación, UNASCAD es ahora casi completamente autosuficiente.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2011/Dormino
Leslie Koo, oficial de nutrición de UNICEF, habla con madres en una tienda de campaña para bebés en el campamento de Caradeux de Puerto Príncipe para desplazados por el terremoto de 2010.

“Nuestra organización no gubernamental también estaba implicada antes del terremoto aunque sobre todo con el VIH/SIDA. No creo que nunca hayamos logrado tanto en tan poco tiempo”, comenta Joseph. “UNICEF no nos da sólo el dinero, también nos apoyan con consejos sobre gestión”.

Alimentación terapéutica

Mientras que se ha corrido la voz en el campamento de Caradeux acerca de la tienda de campaña para bebés y los servicios prestados, todavía hay algunas madres con niños gravemente desnutridos que ignoran la relación directa que existe entre el debilitado estado de sus niños y las prácticas de nutrición deficientes.

Cherline Noël con sus dieciocho meses de edad, sus piernas débiles y ojos hundidos es un duro ejemplo de los efectos de la desnutrición grave.

“Acabamos por encontrarnos a Roslande Noël, la madre de Cherline, fuera, durante una visita a otra madre en su tienda de campaña”, recuerda Joseph. “Tenemos la suficiente experiencia ahora para reconocer inmediatamente a niños gravemente desnutridos y Cherline definitivamente es uno de ellos”.

Cherline será remitida a un centro de tratamiento de desnutrición aguda donde seguirá recibiendo la alimentación terapéutica.

“Nuestro trabajo no se detiene en esta tienda de campaña”, manifiesta Joseph “todos los días, recibimos a mujeres que han oído sobre nosotros a través de sus amigos o vecinos. Quieren saber si atienden a sus niños correctamente y de qué manera pueden hacerlo mejor”.


 

 

Búsqueda