Panorama: Gambia

En Gambia, una clínica integral ayuda a que las madres mantengan a sus hijos saludables

Imagen del UNICEF: Gambia: Mothers clinic
© UNICEF video
Septiembre de 2006: Una joven madre y su hijo reciben atención médica en una clínica integral de salud en Fajikunda, Gambia.

Por Thomas Nybo

FAJIKUNDA, Gambia, 11 de enero de 2007 – En septiembre pasado, Sarata Hydara dio a luz a un niño saludable en la clínica de salud de esta localidad. Dos semanas después, las enfermeras que pesaron al niño informaron a la madre que su hijo había aumentado casi medio kilogramo.

La clínica de Fajikunda, en actividad desde hace 10 años, presta un servicio integral de atención de la salud. Debido a que las mujeres y sus hijos e hijas frecuentemente deben trasladarse a pie desde las aldeas de la región hasta la clínica, resulta sumamente importante que en el establecimiento se les presten todos los servicios posibles en una sola visita. De otra manera, es poco probable que regresen.

Lo primero que hacen las mujeres cuando llegan a la clínica es inscribirse. Posteriormente el personal médico pesa a los niños mientras las madres informan al personal sobre el estado general de salud de sus hijos. El paso siguiente consiste en inmunizar a los niños y suministrar a las madres de suplementos de vitamina A, que ellas pasarán a sus hijos recién nacidos al amamantarlos.

Cuando las madres o los niños necesitan servicios especializados debido, por ejemplo, a que están heridos o lesionados, o a que tienen alguna enfermedad, el personal de la clínica se encarga de atenderlos en el día.

Un registro del bienestar de los lactantes

Fatou Camara es una enfermera provisionalmente a cargo de la clínica, sobre la que informa que presta servicios a nueve comunidades con una población total de más de 20.000 personas. Cientos de madres llegan diariamente a la clínica solicitando diversos servicios.

"Los servicios que ofrecemos aquí son de enorme importancia para los niños y niñas, porque su supervivencia y desarrollo dependen de los mismos. Se trata de servicios como los de inmunización y pesaje, o los servicios que les prestamos si están enfermos y tenemos que hacerles un examen médico", dice la Sra. Camara. "La supervivencia y el desarrollo de esos niños y niñas dependen de los servicios que les brindamos durante el lapso que permanecen en la clínica".

Uno de los avances más importantes es un sistema de vigilancia mediante el cual se mantiene un registro de la salud de los lactantes en una tarjeta azul de bienestar infantil. UNICEF ha gastado unos 10.000 dólares en la adquisición de nuevas tarjetas, garantizando así que todos los niños y niñas cuenten con ellas. También se han realizado esfuerzos considerables para educar a las mujeres con respecto al VIH y las maneras en que pueden protegerse a ellas mismas y proteger a sus hijos. En la clínica se ofrece la prueba del VIH, además de orientación y medicamentos, en caso necesario.

Muertes infantiles prevenibles

La Sra. Hydara dice que saber que existe esta clínica que ofrece servicios integrados de atención de la salud le da mucha tranquilidad.
"Lo más importante es saber que mi salud y la de mis hijos está protegida, y que si nos enfermamos, recibiremos tratamiento", explica. "Porque no hay ningún otro sitio al que podamos acudir".

Teniendo en cuenta que en el mundo en desarrollo mueren anualmente más de 10 millones de niños y niñas, en su mayoría de enfermedades prevenibles como la diarrea y el paludismo, las clínicas como la de Fajikunda ofrecen la posibilidad de salvar vidas de manera conveniente y muy eficaz.


 

 

Vídeo (en inglés)

Thomas Nybo, corresponsal de UNICEF, informa sobre las clínicas integrales de Gambia, que ayudan a las madres a mantener saludables a sus recién nacidos

 VIDEO alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda