China

Los músicos de la Filarmónica de Berlín actúan para los niños migrantes de Beijing

Imagen del UNICEF
© UNICEF China/2011/Liu
El intérprete de viola Micha Afkham (centro) y el violinista Krzysztof Polonek (derecha), ambos integrantes de la Filarmónica de Berlín, se preparan para actuar en la escuela primaria Shangzhuang Zhongxin, el 9 de noviembre de 2011.

Por Liang Ruoqiao

BEIJING, China, 15 de noviembre de 2011. Para Chunchun  (12 años, un hijo de trabajadores migrantes, conocer al mundialmente famoso intérprete de viola Micha Afkham fue un una experiencia que le dio inspiración y motivación. Después de haber tocado la armónica desde el primer grado en la escuela primaria Zhongwu, a Chunchun nada le gustaría más que músico profesional algún día.

Micha se reunió con el aspirante a músico en Beijing durante una gira con la Filarmónica de Berlín, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF. A principios de este mes, la Filarmónica de Berlín visitó la escuela primaria Shangzhuang Zhongxin, donde el 80% de la población estudiantil se compone de niños y niñas migrantes. La visita fue la primera que la Filarmónica de Berlín ha hecho nunca sobre el terreno con UNICEF durante una gira de conciertos.

“Sé que esto no es una sala de conciertos y que estamos tocando para 200 niños, por lo que yo esperaba que habría mucho ruido, pero, sorprendentemente, estaban tranquilos y atentos”, dijo Micha. “Estoy muy conmovido.”

Los derechos de los migrantes

Aunque la educación básica es obligatoria para todos los niños y niñas en China, muchos centros urbanos tienen dificultades para proporcionar acceso a una educación de calidad para todos los niños migrantes. Los servicios sociales básicos en China se prestan en el lugar del nacimiento.

Chunchun, por ejemplo, emigró a Beijing con sus padres hace cinco años y su acceso a servicios esenciales como la atención básica de salud, la educación y la asistencia social no está asegurado. Debido a la falta de un hukou local, documento oficial que acredita la residencia legal en una localidad, muchos niños inmigrantes pasan desapercibidos en las ciudades que ellos mismos llaman su hogar.

Imagen del UNICEF
© UNICEF China/2011/Liu
Un grupo de músicos de la Filarmónica de Berlín se reúnen con los niños migrantes en Beijing.

“A pesar de los grandes avances alcanzados en China para ofrecer acceso a la escuela a 27 millones de niños migrantes, muchos municipios tienen dificultades para proporcionar incluso una educación básica para estos niños en tránsito, que son altamente vulnerables”, explicó Gillian Mellsop, Representante de UNICEF en China. “Es muy importante recordar que todos los niños tienen derecho a una educación de calidad, con acceso a actividades extraescolares enriquecedoras como las artes y la música. Así que estamos encantados de que nuestros colegas de la Filarmónica de Berlín, Embajadora de Buena Voluntad, puedan compartir su música con estas escuelas de alumnos predominantemente migrantes”.

Micha Afkham y sus colegas, Christophe Horak y Polonek Krzysztof, tocaron el trío para cuerda de Antonín Dvořák, durante el cual los más de 200 niños reunidos apenas se movieron de sus asientos. Los artistas escucharon luego el coro infantil y la banda de armónica interpretó su música. Como broche de oro, y sin un ensayo previo, los artistas de la Filarmónica de Berlín se unieron a los niños músicos para tocar tres canciones infantiles famosas de China que llenaron el salón de la escuela con alegres melodías.

Crear oportunidades

Desde 2001, UNICEF ha trabajado con el Comité Nacional de la Mujer y el Niño para ayudar a las autoridades municipales a establecer un sistema de inscripción mejorado para los niños migrantes, como base para que los gobiernos locales asignen recursos destinados a satisfacer las necesidades del cada vez mayor número de niños migrantes.

Con la mejora de la inscripción, UNICEF ha prestado asistencia una serie de intervenciones de salud, educación y protección de la infancia. UNICEF brinda apoyo a los los planificadores urbanos para que tengan presentes a los niños migrantes, mediante el fortalecimiento de los sistemas de información e inscripción de los niños migrantes y la demostración de las buenas prácticas en la prestación de servicios básicos para la población urbana marginada.

Los sistemas bajo la dirección del Comité nacional de la mujer y el niño ayudan a mejorar la prestación de servicios básicos para los niños migrantes en numerosos centros urbanos de China con el apoyo de UNICEF.

“Al enriquecer las oportunidades de los niños para la expresión artística y creativa en la escuela de una manera tan memorable, a pesar de que sea sólo por un día, estamos ofreciéndoles la oportunidad de aprender sobre música y arte de una forma profunda”, dijo Mellsop. “Esto bien podría ser una oportunidad única en la vida de los niños participantes”.


 

 

Búsqueda